El canciller encargado, Luis Gilberto Murillo, se reunió con la esposa del colombiano secuestrado por Hamás

Geraldyn Gonzáles comparte su dolor y esperanza mientras lidera una campaña emocional para reunir a su familia una vez más

Compartir
Compartir articulo
En un esfuerzo diplomático por devolver a Elkana Bohbot a su familia, Colombia muestra su compromiso con la protección de sus ciudadanos - crédito @LuisGMurillo / X
En un esfuerzo diplomático por devolver a Elkana Bohbot a su familia, Colombia muestra su compromiso con la protección de sus ciudadanos - crédito @LuisGMurillo / X

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, en boca de su canciller interino, Luis Gilberto Murillo, sostuvo un encuentro con Geraldyn Gonzáles, la esposa del secuestrado Elkana Bohbot, de doble nacionalidad colombo-israelí, actualmente retenido por el grupo Hamás en Gaza.

Durante la reunión, Murillo expresó que el gobierno colombiano, liderado por el presidente Gustavo Petro, está empeñado en gestiones para lograr la liberación de Bohbot. Esta declaración llega después de que el presidente anunciara anteriormente su intención de trabajar por la liberación del ciudadano.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Sostuvimos un encuentro con Geraldyn Gonzáles, esposa del ciudadano colombiano/israelí, Elkana Bohbot. Dialogamos sobre el compromiso de Colombia, en cabeza del presidente @petrogustavo, de realizar las gestiones a nuestro alcance para lograr su liberación. Seguiremos trabajando para alcanzar ese objetivo”, sostuvo Luis Gilberto Murillo en su cuenta.

Las autoridades colombianas se han movilizado en respuesta a la petición de ayuda de Gonzáles, quien ha manifestado gran preocupación por la falta de noticias sobre el estado de su esposo, capturado durante un festival de música en la ciudad de Reim, cerca de la frontera con Gaza.

Esto dijo Luis Gilberto Murillo - Crédito X
Esto dijo Luis Gilberto Murillo - Crédito X

A pesar de la incertidumbre, Gonzáles ha mantenido la esperanza y ha llevado a cabo una campaña emocional, compartiendo a través de una carta pública el dolor y la angustia por la ausencia de su marido, y la manera en que esta situación ha paralizado su vida y la de su hijo.

La historia de Bohbot, un hombre arrebatado de un ambiente festivo y lanzado al centro de un conflicto geopolítico complejo ha conmovido a muchos. Su esposa, en su esfuerzo por mantener viva la esperanza, ha destacado la importancia de permanecer fuerte, especialmente por su hijo, con quien comparte recuerdos y promesas de un reencuentro futuro.

Debates en el Congreso sobre apertura de embajadas y gastos en Cancillería

En menos de dos semanas desde su nombramiento como Canciller interino de Colombia, Luis Gilberto Murillo se enfrenta a múltiples citaciones para debates de control político en el Congreso. Estos cuestionamientos giran en torno a presuntas irregularidades en la gestión del Ministerio de Relaciones Exteriores y la decisión de abrir nuevas embajadas, lo que ha generado inquietudes sobre el impacto financiero en los fondos del Estado colombiano.

La primera de estas citaciones, impulsada por Juana Carolina Londoño, miembro del Partido Conservador, investiga acusaciones de acoso laboral en la embajada de México, así como el uso indebido de las instalaciones de la entidad. Por otro lado, Alexánder Guarín Silva, representante en el Congreso y vicepresidente de la Comisión Segunda de Relaciones Internacionales, ha exigido explicaciones sobre la apertura de diez nuevas embajadas, previamente aprobadas por el exministro Álvaro Leyva a través del decreto 1882 de 2023. Este proyecto inicia la creación de 160 puestos de trabajo con un coste anual para el país de más de 51.000 millones de pesos.

Fotografía de archivo fechada el 26 septiembre de 2016 de Luis Gilberto Murillo en Cartagena (Colombia). EFE/ Ricardo Maldonado Rozo
Fotografía de archivo fechada el 26 septiembre de 2016 de Luis Gilberto Murillo en Cartagena (Colombia). EFE/ Ricardo Maldonado Rozo

“La Cancillería debe responder por sus intenciones de abrir diez embajadas y 160 nuevos cargos que recaerán en el bolsillo de los colombianos. Citamos a debate de control político al Canciller encargado (...) Citamos a la Cancillería para que responda por el dinero de los colombianos. En tiempos de austeridad, cada peso debe ser justificado”, publicó en su cuenta de X el congresista.

El pedido de Guarín Silva al ministro Murillo, quien no participó en la decisión original, es un detallado desglose de los motivos y costes asociados a estas nuevas sedes diplomáticas, dentro del contexto de la política de austeridad nacional. Además, se cuestiona cómo se conformarán estas vacantes, en un momento en que el Gobierno solicitó una adición presupuestal significativa.

La controversia se amplifica con un derecho de petición interpuesto por el periodista Melquisedec Torres, solicitando información precisa sobre las ubicaciones y el mantenimiento financiero de las futuras embajadas. La Cancillería ha proporcionado detalles, excluyendo ciertas representaciones como la ante la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), entregada a Armando Bendetti.