Expolicía, que mató a dos ladrones en atraco a un restaurante en Bogotá, asegura que se arrepiente de haberles disparado: “No soy un asesino”

El hombre que estaba en el lugar durante el atraco en el sur de la capital, y usó su arma para frenar la situación, salió a defenderse y limpiar su imagen

Compartir
Compartir articulo
Expolicía que mató a dos ladrones en Bogotá se arrepintió de lo que hizo - crédito Colprensa
Expolicía que mató a dos ladrones en Bogotá se arrepintió de lo que hizo - crédito Colprensa

El pasado 20 de febrero la ciudadanía del barrio Santander, ubicado en la localidad de Antonio Nariño, vivió momentos de pánico cuando dos delincuentes armados entraron a un restaurante a despojar de sus pertenencias a quienes estaban comiendo en el lugar.

Sin embargo, y para lástima de los ladrones, en el lugar se encontraba un expolicía que forcejeó con uno de ellos y luego de caer al suelo tomó la decisión de accionar su arma para detener el atraco.

“A un restaurante ingresa un sujeto, esgrime (sic) un arma de fuego, allí perfila a dos ciudadanos que estaban tomando los alimentos, en el forcejeo uno de los comensales que estaban allí se genera un intercambio de disparos, el presunto delincuente sale hacia la vía pública donde cae y posteriormente fallece”, indicó el comandante de la Policía, en declaraciones a medios de comunicación.

El hombre que abatió a los dos ladrones después de que salieron del asadero fue entrevistado por Noticias Caracol Ahora y aprovechó la oportunidad no solo para dar más detalles de lo que sucedió al interior del lugar, sino también para defenderse de quienes lo han tildado de asesino, incluso, expresó que se arrepiente de haberles quitado la vida.

Delincuentes fueron abatidos por un expolicía en Bogotá - crédito @angeloschiavena / X

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

“Me arrepiento de haberles disparado. Yo no soy asesino, yo no soy ladrón, no tengo antecedentes. Yo no salgo a la calle a matar a nadie, yo cargo el arma por mi defensa, pues está complicado el tema de los hurtos”, expresó el uniformado, que prefirió no identificarse por su seguridad.

La situación se pudo conocer a través de las cámaras de seguridad que hay en la zona, los videos evidencian cuando llegan los señalados delincuentes al asadero y con arma en mano roban a las personas que están ahí, luego el expolicía responde con su arma abatiendo a ambos hombres.

Fue por esto que se abrió toda una polémica frente al tema de la legítima defensa, ya que unos aplauden la acción y otros la critican por los derechos humanos, pero lo cierto es que la acción sí le implicó al responsable de la muerte de esas dos personas un proceso judicial al que sigue vinculado actualmente.

“Están haciendo del debido proceso, lo que está pertinente para el caso, igual manera ya me dieron la libertad, pero sigo vinculado en el proceso. Esperando que todo salga bien con la ayuda de Dios, porque también hay hartos parámetros a favor mío y que lo importante es que estoy vivo, gracias a Dios”, indicó el exuniformado.

Durante la conversación, los periodistas le preguntaron al hombre sobre si dudó en accionar el arma o cuál fue la razón por la que lo hizo y este aseguró que su primera reacción no fue acabar con la vida de los ladrones, sino que quiso quitarle el arma que estaba apuntándole a él y sus amigos, pero terminó disparando por defenderse.

“Yo salgo a la calle porque el señor que estaba apuntándome con el arma gritaba y le decía al señor que estaba en la moto afuera que me disparara que yo estaba armado. Entonces el de la moto le gritaba a él que se subiera a la moto. Por esa razón fue que yo salí tan prevenido porque ya el mismo asaltante que me estaba disparando, como veía que no le disparó el arma en unas ocasiones, entonces gritaba que me dispararan. La integridad mía estaba desde el principio corriendo peligro”, relató el expolicía.

Video del momento exacto en que fueron abatidos dos presuntos delincuentes en Bogotá - crédito Redes sociales

Pero a este caso se juntó que el hombre ya no hace parte de la institución policial, por lo que hay dudas sobre por qué carga el arma y si tiene permisos correspondientes para hacerlo.

“Yo tengo mi permiso, el salvoconducto, tengo la pistola con todo al día. Como saben, yo trabajé en la Policía y tengo todo en regla para poder portarla y poder estar en la vía con ella. [...] Desde los 18 años cargo armas”, explicó.

No obstante, el hombre quiso aclarar que no es una mala persona, por lo que no es una acción que tenga en mente o que quisiera hacer, de hecho, no dejó pasar la oportunidad y se arrepintió por haberles quitado la vida.

“Yo me arrepiento de dispararles porque yo no soy asesino, yo no soy ladrón. Yo soy una persona de bien, no tengo antecedentes. Yo no salgo a la calle a matar a nadie, yo cargo el arma por mi defensa, pues está complicado el tema de los hurtos en Colombia”, puntualizó el expolicía explicando lo que hizo y lo que siente al respecto.