Colombia recuperó más de 70 piezas prehispánicas: estos son los valioso objetos que llegaron desde Alemania

Como parte de la estrategia para salvaguardar el patrimonio cultural y arqueológico, el Gobierno nacional gestionó la repatriación de las piezas

Compartir
Compartir articulo
Piezas prehispánicas repatriadas desde Alemania - crédito Ministerio de Relaciones Exteriores
Piezas prehispánicas repatriadas desde Alemania - crédito Ministerio de Relaciones Exteriores

Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores celebraron la repatriación de más de setenta piezas prehispánicas desde Alemania.

Este hecho fue resaltado en el marco de la estrategia que busca salvaguardar el patrimonio cultural y arqueológico de Colombia y su vinculación a la memoria colectiva e histórica de los pueblos originarios.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Luego de que las 77 piezas prehispánicas llegaran a Bogotá en el avión presidencial, expertos del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh) evaluaron el material para establecer sus características.

De acuerdo con un comunicado emitido desde el Ministerio, el equipo de Icanh “conceptuó que estas piezas presentan características visibles relacionadas con estilos de manufactura de piezas prehispánicas en cerámica y metales”.

Las 77 piezas prehispánicas eran propiedad de una familia alemana - crédito Ministerio de Relaciones Exteriores
Las 77 piezas prehispánicas eran propiedad de una familia alemana - crédito Ministerio de Relaciones Exteriores

Así mismo, lograron establecer que el las piezas que fueron repatriadas desde Alemania son procedentes de las regiones arqueológicas Tairona, San Agustín, Guane, Calima y Quimbaya.

Juan Pablo Ospina, coordinador de arqueología del Icanh, indicó que por las formas, el estilo, el desgaste que se observa en varias de las piezas, los elementos se podrían asociar al corpus de patrimonio arqueológico de la nación.

“La importancia tiene que ver con una manera adecuada de nosotros tener control sobre el patrimonio arqueológico de la nación”, indicó el experto. Además, explicó que estos objetos sirven como apropiación social del pasado y del patrimonio y aportan a la consolidación de la memoria social y la identidad de una nación.

Desde el Ministerio resaltaron el significado de esta repatriación

A través de un comunicado que emitieron desde el Ministro de Relaciones Exteriores resaltaron la importancia de este hecho que se da en el marco del plan de repatriación y recuperación de la memoria social de Colombia, un compromiso que adquirió el Gobierno nacional, en cabeza del presidente Gustavo Petro.

Según la información que emitieron, los elementos fueron entregados al Consulado de Colombia en Frankfurt a través de la firma de abogados Martini-Mogg-Vogt.

Las piezas prehispánicas eran parte de la herencia de una familia alemana. De acuerdo con lo que declararon en su momento, el conjunto de elementos fue adquirido en Colombia, en 1974.

La entrega se dio por medio de la firma de abogados teniendo en cuenta que son los administradores de la mencionada herencia.

La directora de asuntos culturales de la Cancillería, Catalina Ceballos Carriazo, explicó que el proceso de repatriación de piezas “inicia con un diálogo diplomático y de investigación e indagación acerca del paradero de las piezas donde, la mayoría de las veces, son las embajadoras y los embajadores quienes ubican en casas de subastas y reciben manifestaciones de personas anunciando su interés en retornarlas”.

Posteriormente, de acuerdo con Ceballos, inician las conversaciones con el Icanh, a través de la Cancillería, para realizar el respectivo peritaje con el que se establece la autenticidad del material.

El conjunto de elementos fue recibido en la sede del Consulado de Colombia en Frankfurt, Alemania - crédito Cancillería
El conjunto de elementos fue recibido en la sede del Consulado de Colombia en Frankfurt, Alemania - crédito Cancillería

La directora de asuntos culturales del Ministerio aseguró que ese proceso es complejo al hacerlo vía foto o video con otros países.

“El peritaje consiste en ver las características específicas del material, de las figuras, y en ese sentido entonces ya se hace también vía la embajada o vía el consulado, como es este caso, el envío de las piezas gracias al servicio que nos presta el avión del señor presidente y en otras ocasiones el Buque Gloria”, explicó.

Así mismo, la directora enfatizó en que la importancia de repatriaciones como estas radica en que “hoy en día estamos entrando a unas nuevas narrativas sobre cómo se enfrenta a la memoria. La memoria generalmente ha sido desde proceso de civilización o de colonia”.

“El proceso de civilización descubre las piezas y es ese proceso el que se la lleva. Hoy en día podemos hablar de una descolonización porque no solamente se trata de una memoria, se trata también de nuevas narrativas sobre cómo los museos resguardan las piezas”, añadió.