Oficiales del Ejército fueron condenados por robarse más de $200 millones de una recompensa

Con la intención de quedarse con el dinero, los uniformados inventaron la presencia de otros dos testimonios sobre el mismo caso

Compartir
Compartir articulo
Los uniformados amenazaron a la víctima con entregarla a la guerrilla - crédito Ejército Nacional
Los uniformados amenazaron a la víctima con entregarla a la guerrilla - crédito Ejército Nacional

En Colombia, una de las críticas más grandes que existen sobre la justicia es que en gran parte de los casos los criminales no son condenados, sino hasta después de varios años.

En un caso de esta índole, el 20 de febrero fue ratificada la condena de nueve años y siete meses de cárcel para Hoover Yarley Ríos Román y Giovany Andrés Cruz Martínez, un mayor y un oficial del Ejército Nacional que fueron capturados luego de pedirle parte de la recompensa por delatar a un integrante de las Farc a una informante en 2009.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Este caso se remonta a octubre de 2009, mientras que la condena es en segunda instancia por parte del Tribunal Superior de Ibagué, que determinó que efectivamente los uniformados habían persuadido a una informante para que les entregara más del 50% del dinero que recibió a cambio de entregar información valiosa.

En su momento, la mujer recibió $400 millones, pero tiempo más adelante, Ríos Román y Cruz Martínez la amenazaron con entregarle su ubicación a miembros de las Farc si ella no les entregaba $278 millones desde la cuenta de ahorros que ellos mismos habían ayudado a abrir en una entidad bancaría de Ibagué.

La informante había entregado información para capturar a un integrante de las Farc en Ibagué - crédito Freepik
La informante había entregado información para capturar a un integrante de las Farc en Ibagué - crédito Freepik

De acuerdo con las autoridades, además de la denuncia de la víctima, se pudo comprobar la culpabilidad de los miembros del Ejército Nacional con ayuda de los empleados del banco en el que fueron junto a la mujer a retirar el dinero, mismo en el que había abierto la cuenta.

“De esto no solo dan cuenta personas allegadas a la víctima sino también empleados del banco, quienes los atendieron ese día, asegurando que los oficiales recibieron una cantidad de dinero, y que otra parte fue consignada a la cuenta de un tercero, también integrante de las Fuerzas Militares”, informó la Fiscalía General de la Nación.

Además de las amenazas, se evidenció que antes, los señalados habían asegurado que ellos recibirían el dinero para entregarlo a otros informantes que habían dado una información similar, buscando que la informante no sospechara de ellos y pensará que se trataba de un trámite oficial.

“Gracias a registros fílmicos y fotográficos de las cámaras de seguridad de la entidad crediticia se logró evidenciar que los condenados se valieron de engaños y artimañas para hacerle creer que tenía que entregarles una parte de la recompensa porque supuestamente otras personas también habían brindado información”, indica el comunicado.

Junto a la condena que deberán cumplir en prisión, los imputados deberán pagar una multa y terminaron inhabilitados para el ejercicio de derechos y funciones públicas por un término igual al de la pena privativa de la libertad.

Reforzarán la seguridad de los guardias del Inpec en Ibagué

En 2024 se han registrado varios ataques contra guardias del Inpec - crédito Colprensa
En 2024 se han registrado varios ataques contra guardias del Inpec - crédito Colprensa

Debido a los ataques contra guardias del Inpec en el país, la alcaldesa de Ibagué, Johana Aranda, informó que se protegerán con ayuda de la Policía Nacional, por lo que la mandataria pidió que se tenga una comunicación constante entre las partes.

De la misma forma, se pidió el acompañamiento de miembros del Ejército Nacional en la región; mientras que este tipo de amenazas en contra de miembros del Inpec se han seguido registrando en Tuluá y Bogotá.

“Se determinó que hasta el momento no hay una afectación directa contra algún guardián del Inpec, tenemos solo una denuncia formulada y estamos trabajando articuladamente para fijar parámetros de prevención”, afirmó Ángela María Bedoya, directora de la Fiscalía seccional Tolima.