“El fútbol colombiano está permeado por la corrupción”: crisis arbitral tiene en jaque al país

Según la declaración de dos exjueces, la situación sería peor de lo que parece y “hasta que no haya un muerto” no se solucionaría de raiz

Compartir
Compartir articulo
El partido entre Envigado y América de Cali por la séptima fecha de la Liga BetPlay I-2024 terminó en polémica arbitral - crédito Colprensa
El partido entre Envigado y América de Cali por la séptima fecha de la Liga BetPlay I-2024 terminó en polémica arbitral - crédito Colprensa

El arbitraje en el fútbol colombiano pasa por uno de sus peores momentos en lo que va del siglo XXI, debido a que nunca se habían escuchado tantas críticas por malas decisiones en los partidos, posibles amaños y que la Dimayor, hasta ahora, tomaría cartas en el asunto para solucionarlo de raíz.

Por esa razón, dos exárbitros aseguraron que el campeonato cafetero estaría lleno de corrupción por jueces que sí arreglarían compromisos a favor de determinado conjunto o persona, solo que son pocas las denuncias contra ellos o que no les brindan las garantías para decir la verdad.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Cabe recordar que la Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol adelantan una reunión durante el miércoles 21 de febrero en Bogotá, donde quieren llegar a soluciones con los colegiados cuestionados, darle más confianza a los clubes sobre los jueces y, posiblemente, despedir instructores.

“Siempre han existido los árbitros corruptos”

Desde las épocas en que el narcotráfico invadió al fútbol colombiano en la década de los años 80, el arbitraje no se ha salvado de los sobornos y presiones para amañar determinados partidos, algo que en la temporada 2024 se mantiene vigente, pero con otros involucrados.

Durante una entrevista con el periódico caleño El País, el exárbitro Carlos Chaves afirmó que la situación actual es peor de lo que parece: “Todo esto que se está viendo es el inicio de algo grande que viene porque el arbitraje y el fútbol colombiano están permeados por la corrupción”.

“Ya hasta los barras-bravas se meten a los entrenamientos, presionan a todo el mundo, exigen, invaden las ruedas de prensa para insultar… un día de esto va a entrar un tipo y va a agredir físicamente a cualquiera, y hasta que no haya un muerto no le van a poner cuidado al tema. Ojalá me equivoque, pero son muchos los Presidentes de clubes que quieren cambiar esto del arbitraje, pero hay otros que les interesa que esto siga lo mismo”, afirmó.

El exárbitro Carlos Chaves aceptó que conoció compañeros que sí recibieron dinero para arreglar determinados partidos - crédito Colprensa
El exárbitro Carlos Chaves aceptó que conoció compañeros que sí recibieron dinero para arreglar determinados partidos - crédito Colprensa

Chaves, que también fue instructor arbitral, aseguró que varios de sus colegas fueron corruptos por el tema de las apuestas: “No voy a dar nombres, pero lo viví hace unos años con un árbitro que incluso fue Fifa y había recibido un dinero para favorecer a un equipo”.

“Los mismos tipos que le dieron la plata lo aventaron ante la Comisión Arbitral, y en silencio lo apartaron, pero nadie dijo nada. Yo hice una investigación sobre el tema de apuestas y algunos árbitros involucrados, pero eso no pasó a mayores porque no me permitieron seguir”, añadió el exjuez.

Carlos Chaves finalizó diciendo que “la tentación para los que pitan es muy grande. Ellos dirigen y no saben si es su último partido por algún capricho del instructor arbitral; Entonces, ¿qué hace un árbitro si llega alguien y le ofrece una buena suma de dinero? Seguramente prefiere asegurar su futuro”.

“Tuvieron hasta relaciones con Óscar Julián Ruiz”

El escándalo de posibles partidos amañados en la Liga BetPlay se suma al que los aficionados conocieron hace algunos años sobre supuestos casos de acoso sexual a jueces, con Óscar Julián Ruiz como el señalado responsable de obligar a colegas para que tuvieran relaciones sexuales con él para ser designados en ciertos juegos.

El exábitro Harold Perilla afirmó en el diario caleño que “el que manda en el arbitraje es Óscar Julián Ruiz; después está Imer Machado, jefe de los árbitros y una persona que cobra por ascender a un árbitro o por ponerlo a pitar. Eso viene desde hace años. No se explica por qué a un árbitro que le fue mal en un partido, en la siguiente fecha lo nombran”.

Óscar Julián Ruiz, considerado en su momento como el mejor árbitro de Colombia, fue acusado hace años de acoso sexual a colegas - crédito Colprensa
Óscar Julián Ruiz, considerado en su momento como el mejor árbitro de Colombia, fue acusado hace años de acoso sexual a colegas - crédito Colprensa

“A ellos les sirven únicamente los árbitros que andan con ellos todo el día. De siete árbitros Fifa, cinco son corruptos y tuvieron hasta relaciones sentimentales con Óscar Julián Ruiz. Hay testigos que aseguran eso. Uno de ellos fue Wilmar Roldán, aunque aclaro que Roldán no tiene nada que ver con el tráfico de influencias y de corrupción. Pero mire el caso de Nicolás Gallo, que fue al Mundial de Catar a pesar de que estaba suspendido por bajo rendimiento”, señaló el exjuez central.

Perilla sentenció que es muy difícil que el arbitraje en Colombia pueda cambiar en el corto plazo, ya que los actos de corrupción provendrían de personas con cargos más altos: “Viene incluso desde la Federación Colombiana de Fútbol, y después están Óscar Julián Ruiz e Imer Machado que son los que hacen lo que les dé la gana con el arbitraje. Entonces, ¿de qué nos quejamos si sigue lo mismo? La corrupción sigue en el arbitraje, por algo están investigando a varios por amaños de partidos”.