Balacera en una fiesta en Cartagena dejó cinco heridos: buscaban peligroso sicario de un cartel mexicano

De acuerdo con las versiones preliminares los sicarios iban por alias ‘el Mañe’, un gatillero que estuvo al servicio de Los Paisas y ahora trabajaría para Los Salsas Mexicanos

Compartir
Compartir articulo
Cinco personas resultaron heridas en medio del tiroteo - crédito Denuncias Cartagena

Un nuevo hecho de violencia se presentó en Cartagena, esta vez en el barrio Chapacuá, el domingo 18 de febrero, hasta donde llegaron sicarios en moto y dispararon de forma indiscriminada contra un grupo de personas que departía en una casa.

Al parecer, el objetivo principal del atentado era un sujeto conocido en el mundo del crimen organizado como alias ‘el Mañe’, a quien medios locales identifican como un peligroso sicario que estuvo al servicio del grupo criminal de Los Paisas y que actualmente sigue órdenes de la organización internacional Los Salsas Mexicanos, dependencia del cartel Jalisco Nueva Generación, que incursionó en el negocio criminal de Cartagena desde hace algunos años y trabaja en alianza con otros grupos criminales contra el Clan del Golfo para controlar la venta de estupefacientes, extorsiones y demás.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

El portal informativo regional Cartagena Caliente dio a conocer que la del domingo no es la primera vez que intentan acabar con la vida de alias el Mañe, pues en otras tres oportunidades había sido víctima de atentados.

Cinco personas resultaron heridas - crédito redes sociales / Facebook
Cinco personas resultaron heridas - crédito redes sociales / Facebook

En medio del ataque resultaron cuatro personas heridas, a parte del Mañe, a quien le propinaron un disparo en uno de sus ojos y fue remitido de gravedad a un centro médico cercano.

Por otra parte, las demás víctimas presentaron heridas en piernas y abdomen, y fueron trasladadas de emergencia a un centro asistencial donde recibieron atención oportuna que les permitió permanecer fuera de peligro.

Aunque se especula que el ataque estaba dirigido contra alias el Mañe por sus presuntos nexos con Los Salsas Mexicanos, la supuesta guerra contra el Clan del Golfo y varios delitos, ni la Policía de Cartagena, ni la Alcaldía de la ciudad se pronunciaron al respecto.

Una alianza entre criminales del Valle del Cauca y un cartel de México

En la revelación de Narcofiles, un trabajo periodístico internacional, en que que participó Infobae, basado en la filtración de documentos confidenciales de la Fiscalía de Colombia, se dio a conocer que luego de la captura en 2021 de alias Otoniel, máximo cabecilla del Clan del Golfo, el cartel mexicano de Jalisco Nueva Generación se enfocó en tomar las plazas del microtráfico y las rutas clandestinas que tenía el peligroso capo para sacar droga por la costa norte colombiana.

La captura de alias Otoniel propició la llegada de Los Salsa a Cartagena - crédito @IVANDUQUE / Europa PRess
La captura de alias Otoniel propició la llegada de Los Salsa a Cartagena - crédito @IVANDUQUE / Europa PRess

En el proceso, el grupo narcotraficante aprovechó que ya tenía células en Buenaventura (Valle del Cauca) para fortalecer su presencia en Colombia, por lo que enviaron emisarios a Cartagena para que apoyaran a alias El Abuelo, de origen mexicano y jefe de un grupo criminal que estaba en guerra con el Clan debido a que esa estructura había asesinado a una de sus parejas.

Pese a que Jalisco Nueva Generación y hasta el cartel de Sinaloa tenían negocios con la estructura comandada por Otoniel, aprovecharon la oportunidad de ganar más poder y se unieron con El Abuelo para quitarle dominio territorial al Clan.

Debido a la mezcla de culturas, según la investigación de Narcofiles, decidieron ponerle al grupo La Salsas Mexicana, ya que había integrantes de Jalisco, Sinaloa, Valle del Cauca, Bolívar y criminales de los grupos criminales Los Paisas y Los Caño.

Justamente a alias El Mañe, los medios cartageneros lo vinculan con Los Paisas, grupo que lo reclutó y para el que trabajó como sicario y que luego lo puso al servicio de Los Salsas, que lo pusieron a trabajar en medio de la sangrienta guerra que libran con el Clan del Golfo para controlar la ciudad.

Al parecer, la guerra entre las dos organizaciones criminales sería la causa de la alta tasa de homicidios que tuvo la capital bolivarense en 2023, que a corte de octubre ascendía a 274 y en los primeros 45 días de 2024 llegó a la cifra de 50.