Arelys Henao aclaró la verdad sobre sus hijos adoptivos: “Tengo la casa llena”

‘La reina de la música popular’ tiene un corazón igual de grande al de su familia, razón por la que tuvo que salir a explicar quiénes son sus hijos reales, cuáles sus sobrinos y si en verdad o no tiene algunos adoptados

Compartir
Compartir articulo
Arelys Henao explicó cuántos hijos adoptivos tiene - crédito @arelyshenao/Instagram
Arelys Henao explicó cuántos hijos adoptivos tiene - crédito @arelyshenao/Instagram

Arelys Henao, La reina de la música popular y cuya historia se cuenta en una serie televisiva que ya cuenta con su segunda temporada al aire, explicó si tiene o no hijos adoptivos.

La artista se muestra en redes sociales rodeada de una numerosa familia que vive con ella bajo el mismo techo. Ella llama a todos sus miembros hijos adoptivos, pues acoge en el seno de su hogar como tal. Razón por la que debió explicar si en realidad algunos son adoptados legalmente.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Esteban y Miguel Hurtado son los frutos de su amor con Wilfredo, que aparte de ser su esposo es su manager y mano derecha en todo. Sin embargo, el corazón de la cantante es tan grande que tiene espacio para recibir a todos los miembros de la familia que quieran irse a vivir con ella.

Arelys Henao aclaró el tema de sus hijos adoptivos - crédito @tropicanacolombia/Instagram

Durante entrevista concedida por Arelys Henao a la estación radial Tropicana en la que los oyentes le realizaron preguntas a través del chat de emisora, un seguidor le pidió aclarar si ella tenía una hija o sobrina adoptiva.

La respuesta de la artista de música popular sorprendió tanto en cabina como a sus seguidores ya que aseguró, “yo solo no tengo una, son varios los sobrinos que viven con nosotros desde siempre”, incluso cuando la cantante paisa quiso contarlos, perdió la cuenta.

“Mira son... una, dos, tres, en realidad son muchos como cuatro o cinco que han vivido con nosotros toda la vida, risas. Venga les cuento bien, desde pequeño está en la casa el hijo de mi hermano desaparecido que en la novela se llama Joaquín. Él es como mi hijo mayor, lo acogimos en nuestra casa”, contó Henao quien además agregó que como él ya tuvo un hijo, ella prácticamente es abuela.

“También está Cristián que estudia producción musical, Andrés Camilo que es otro sobrino que está trabajando independiente y las dos bebés que siempre muestro en Instagram que son como otras nietas y la adoración de la casa. En total vienen siendo unos 7 ó 9 entre sobrinos y nietos que se han criado conmigo”, agregó.

Esperanza de vida

Por otro lado, Arelys Henao compartió uno de los capítulos más difíciles de su vida. Así enfrentó y superó un cáncer que le diagnosticaron hace diez años.

En 2012, La reina de la música popular se empezó a sentir mal; sin embargo, apeló al cansancio y estrés que presume su ritmo de vida por cuenta de su carrera, ya que se encontraba en punto importante de su carrera en el que las giras la prioridad por el compromiso con su público.

Arelys Henao compartió la forma en la que afrontó la noticia de su cáncer - crédito @tropicanacolombia/Instagram

“Me empozaron a dar mareos, vértigo y náuseas”, explicó la artista de cómo comenzó a identificar los síntomas de su grave enfermedad la cual descubrió más adelante por casualidad.

“Dos años pasaron en los que descubría qué tenía o qué me causaba esos malestares. Acompañé a un amigo al otorrino en Cali. Llegamos y me senté en la sala de espera mientras lo atendían, cuando de repente sale con el doctor y me dicen, mi amor ven que él te va revisar”, relató la artista quien comentó que se extrañó, pues ella no había sacado cita ni había consultado nada.

Sin embargo, como un llamado divino, Arelys se dejó revisar ante la insistencia del médico que le aseguró que Dios era quien la había puesto ahí. “Ese día salí con exámenes de todo y una orden para biopsia, como ellos saben ver todo, me miró el cuello y supo que algo estaba mal en mí”, comentó.

Pocos días después Arelys fue diagnosticada con cáncer y un proceso que llevaba con una amiga la ayudó a salir adelante. “Resulta que estaba aconsejando a una amiga, y como una prueba de vida tuve que hablarme a mí misma y decirme, venga pues cual es la fe que profesa y aplíquelo en usted”.

Desde entonces, el testimonio de Henao ha servido para inspirar a otros y demostrar que la palabra cáncer no es sinónimo de muerte. “Lo digo siempre, si yo pude, todos pueden”, concluyó.