Acueducto anunció que volverá el agua con coloración amarilla en Bogotá

La novedad se estima que ocurra en el norte y el occidente de la ciudad. Sin embargo, reiteraron que el líquido es apto para el consumo humano

Compartir
Compartir articulo
Imagen de archivo de la fachada del  Acueducto de Bogotá. Alcaldía de Bogotá
Imagen de archivo de la fachada del Acueducto de Bogotá. Alcaldía de Bogotá

La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAB) anunció el miércoles 14 de febrero que nuevamente el agua potable de la ciudad tendrá coloración amarilla en buena parte de la ciudad debido a los trabajos de adecuación para garantizar el servicio ante los posibles efectos adversos del Fenómeno de El Niño.

“Debido a que se mantienen niveles bajos en los embalses de Chuza y San Rafael, es necesario continuar con el cambio de condiciones operativas en el sistema de abastecimiento de la ciudad de Bogotá y municipios vecinos”, explicaron en la entidad.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel

Sin embargo, reiteraron que el líquido es apto para el consumo humano, aunque recomendaron tener precauciones cuando se lave ropa, en especial prendas blancas, para que no resulten manchadas.

Esta particularidad en el agua ocurrirá en casi media ciudad, en el norte y occidente, ya que deben variar su cantidad desde una de las principales potabilizadoras.

“Esto implica una modificación en el volumen del agua transportada por las tuberías de salida de la planta Tibitoc; lo anterior puede generar, en los próximos días, cambio en el color”, agregaron.

Los sectores del norte, en donde se estima que ocurrirá esta novedad, van de la calle 116 a la 193, entre la carrera Séptima, hasta los límites con el río Bogotá.

En el occidente, en cambio, la coloración se presentará en el sector comprendido entre las calles 80 norte y 60 sur, de la carrera 68, hasta el río Bogotá.

“También se podría presentar coloración en los municipios de Chía, Cajicá, Cojardin, Funza, Mosquera y Madrid”, advirtieron.

Agregaron que desde la EAB estarán monitoreando el servicio para garantizar su potabilidad y se mantenga apta para ser consumida por los ciudadanos. También estarán realizando el lavado constante de las tuberías, para lo que abrirán los hidrantes.

Sobre ese último punto le recordaron a los habitantes de la ciudad que no deben alarmarse, ya que se trata de maniobras controladas que se realizarán en el espacio público.

Finalmente recomendaron abrir la llave y dejar correr el agua para que vuelva a recuperar la transparencia, aunque indicaron que si después de esa acción persiste la coloración se debe informar en la Acualínea 116 o en los canales virtuales de la entidad.

Precisamente por esta contingencia, la semana pasada el secretario de Salud de Bogotá, Gerson Orlando Bermont, informó que se realizaron análisis del líquido, con el que se comprobó que es apta para el consumo.

“El laboratorio de SP de la Secretaría de Salud ha estado analizando muestras de la red de distribución de agua de Bogotá, obteniendo resultados positivos en calidad microbiana y físico-química. Confirmamos que el agua es segura para consumo humano. Seguiremos vigilando la calidad del agua”, señaló.

Altas temperaturas por El Niño

Entre tanto en el país se siguen registrando el ascenso de las temperaturas en varias poblaciones, en donde incluso se han roto récords, por el fenómeno climático.

De acuerdo con la información provista por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), se observó un incremento en la radiación ultravioleta, alcanzando niveles considerados extremadamente altos a nivel nacional, específicamente al mediodía.

Este aumento, junto con las elevadas temperaturas se percibieron con mayor intensidad en zonas montañosas, impactando regiones como Antioquia, Santander, Tolima, Eje Cafetero, Boyacá, Cundinamarca, Huila, Cauca y Nariño.

Frente a este panorama, el Ideam emitió una serie de recomendaciones enfáticas acerca de la importancia de protegerse del sol entre las 9 a. m. y las 4 p. m. Entre estas recomendaciones, se enfatizó el uso de vestimenta adecuada, sombrillas y protectores solares con un factor de protección mínimo de 30 SPF para reducir los riesgos ligados a la alta exposición solar. Igualmente, se instó a los ciudadanos a mantenerse debidamente hidratados.