Consejo de Seguridad de la ONU compartió su preocupación por asesinato de líderes sociales en Colombia

Carlos Ruiz Massieu también dio a conocer en el informe trimestral los hechos de inseguridad en municipios del Valle del Cauca

Compartir
Compartir articulo
En su intervención, Carlos Ruiz Massieu también se refirió al secuestro del registrador del Chocó, Jefferson Elías Murillo - crédito Fernando Alvarado/EFE
En su intervención, Carlos Ruiz Massieu también se refirió al secuestro del registrador del Chocó, Jefferson Elías Murillo - crédito Fernando Alvarado/EFE

En la mañana del jueves 11 de enero de 2024, el representante de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, compartió el informe trimestral ante el Consejo de Seguridad, en el que se refirió a los asesinatos de los líderes sociales, indígenas y reclamantes de tierra.

En su intervención, Massieu expresó su preocupación por la violencia contra excombatientes de las Farc-EP, por lo que presentó cuatro casos de desmovilizados que fueron asesinados en el tiempo en el que preparó el informe.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

El representante se refirió a los hechos que se han registrado en varios municipios del Valle del Cauca; como también, al secuestro del registrador del Chocó, Jefferson Elías Murillo, privado de su libertad el 6 de enero de 2024 en una de las vías principales del municipio de Yumbo.

“Continúan también los crímenes contra líderes y lideresas sociales, incluyendo indígenas y reclamantes de tierra. Quiero condenar una vez más ante este Consejo de Seguridad y en los términos más enérgicos posibles estos ataques injustificables, que además erosionan el tejido social de comunidades enteras”

En cuanto a los procesos de paz que está desarrollando el Gobierno nacional con grupos armados ilegales, como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) o las disidencias de las Farc, el representante de la Misión de Verificación de la ONU comentó que espera que se lleguen a acuerdos importantes en las siguientes reuniones de negociación.

“Confío en que la voluntad demostrada hasta ahora conducirá a nuevos resultados durante la siguiente ronda de negociación, a celebrarse en Cuba, incluyendo la prórroga y fortalecimiento del cese al fuego entre las partes, entre otros con la prohibición explícita del secuestro extorsivo, formalizando así importantes compromisos acordados en México”

La solicitud del Gobierno y el Estado Mayor Central a la ONU

Luego de que el domingo 8 de octubre de 2023 se confirmara el inicio de las negociaciones entre las delegaciones de paz del Gobierno nacional y las disidencias del Estado Mayor Central (EMC) de las Farc, se conoció que ambas partes solicitaron a la ONU una misión para verificar el cese al fuego.

Así lo dio a conocer el representante Carlos Ruiz Massieu, ante el Consejo de Seguridad del organismo en el informe trimestral sobre la implementación del Acuerdo Final de Paz de la Habana en la mañana del miércoles 11 de octubre de 2023.

En el informe trimestral sobre el cumplimiento del Acuerdo Final de Paz de la Habana en octubre de 2023, el representante Ruiz Massieu le solicitó al Gobierno nacional robustecer los procesos para garantizar la vida de los exguerrilleros - crédito Ángel Colmenares/EFE
En el informe trimestral sobre el cumplimiento del Acuerdo Final de Paz de la Habana en octubre de 2023, el representante Ruiz Massieu le solicitó al Gobierno nacional robustecer los procesos para garantizar la vida de los exguerrilleros - crédito Ángel Colmenares/EFE

En su intervención, Ruiz Massieu aseguró que desde la Miisón de Verificación ven de manera positiva los acercamientos entre el Gobierno nacional y el EMC en el que se anunció un cese bilateral al fuego que comenzó a regir desde el 16 de octubre de 2023 y va hasta el 15 de enero de 2024.

“Vemos positivamente los diálogos entre el Gobierno y el grupo que se autodenomina Estado Mayor Central Farc-EP, las partes anunciaron el pasado fin de semana una suspensión de acciones ofensivas entre sí y su intención de establecer una mesa de diálogos de paz junto con la entrada en vigor de un cese al fuego bilateral a partir del 16 de octubre”, aseguró el representante.

En su informe, también aseguró que el EMC debe ser correspondido con los compromisos de detener las operaciones militares y subversivas; como también, respetar los derechos de los pobladores en las zonas de conflicto en el país.

“Las expectativas que genera el avance hacia la construcción de un proceso de paz deben ser, claramente, correspondidas con el cumplimiento de los compromisos adquiridos, con el desescalamiento de las confrontaciones, y especialmente, con el respeto de los derechos de comunidades, líderes sociales y firmantes del acuerdo de 2016″