Exgerente de un hospital murió celebrando un gol del Júnior: no pudo ver a su equipo campeón

El hombre sufrió un golpe en la cabeza mientras festejaba un gol de Carlos Bacca en el partido de ida de la final ante Medellín; desde entonces permaneció en UCI y no se recuperó para el partido de vuelta, que le dio la décima estrella a Júnior

Compartir
Compartir articulo
Wilmer Mendoza Lozano no pudo ver a Junior campeón - crédito Wilmer Mendoza Lozano / Facebook
Wilmer Mendoza Lozano no pudo ver a Junior campeón - crédito Wilmer Mendoza Lozano / Facebook

Lo que inició con la ilusión y el entusiasmo de ver a Júnior, su equipo de toda la vida, campeón de la Liga profesional de fútbol colombiana, terminó en tragedia para la familia del médico Wilmer Mendoza Lozano, que falleció tras sufrir un trauma craneoencefálico en medio de la celebración de uno de los goles.

El trágico festejo ocurrió el domingo 10 de diciembre, fecha del primer partido de la final, cuando Carlos Bacca marcó el tercer gol del cuadro Barranquillero que ponía la serie 3-1 a favor.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

En plena euforia durante el festejo del tercer gol de Júnior, Wilmer Mendoza se resbaló, cayó de espalda y se golpeó la cabeza contra el borde del suelo del lugar donde estaba viendo el partido con sus amigos.

Inmediatamente fue socorrido por los presentes y trasladado hasta la Clínica de Alta Complejidad de Valledupar, donde su condición requirió atención crítica y de inmediato fue internado en una unidad de cuidados intensivos. El fuerte impacto en la cabeza comprometió gravemente las funciones vitales del galeno.

Wilmer Mendoza fue gerente del Hospital El Socorro en San Diego (Cesar) - crédito Wilmer Mendoza / Facebook
Wilmer Mendoza fue gerente del Hospital El Socorro en San Diego (Cesar) - crédito Wilmer Mendoza / Facebook

Desde entonces Mendoza permaneció internado en el centro médico; sin embargo, en la tarde del lunes 18 de diciembre se dio a conocer su deceso luego de una semana en la que los médicos hicieron todo lo posible para salvar su vida.

La noticia de su deceso conmocionó a familiares, amigos y conocidos, en especial a su esposa, quien expresó su dolor y amor eterno a través de sus redes sociales con las palabras: “Allá nos encontraremos mi amor. Estamos atados con un lazo que Dios ató, que ni la muerte nos va a separar”; mientras que su suegra expresó: “Descansa en paz mi adorado yerno, tú sabes cuanto te quiero, ese lugar nadie lo va a ocupar en mi corazón”.

Mendoza era un reconocido médico valleduparense que se desempeñó como gerente del hospital El Socorro en San Diego (Cesar) entre 2012 y 2016, donde se destacó por su buena gestión. También fue gerente médico en algunas entidades prestadoras de salud del Cesar, se desempeñó como auditor intrahospitalario, coordinador y subgerente de varias entidades médicas de la región.

El Hospital Eduardo Arredondo Daza, donde Wilmer Mendoza se desempeñó como subdirector científico, declaró: “Lamentamos el fallecimiento del Doctor Wilmer Mendoza Lozano. Nuestra solidaridad con su familia y allegados, Dios les brinde consuelo y fortaleza para superar este difícil momento”.

El Hospital Eduardo Arredondo Daza expresó sus condolencias por la muerte del médico Wilmer Mendoza Lozano - crédito Hospital Eduardo Arredondo Daza
El Hospital Eduardo Arredondo Daza expresó sus condolencias por la muerte del médico Wilmer Mendoza Lozano - crédito Hospital Eduardo Arredondo Daza

Wilmer Mendoza Lozano no terminó de verse el partido de ida de la final, que quedó 3-2 a favor de su equipo, y tampoco alcanzó a ver a su amado Junior levantar el décimo título de Liga ente Independiente Medellín en el estadio Atanasio Girardot el 13 de diciembre.

No fue el único que murió en la celebración

El deceso del médico valleduparense se suma al de otro hincha de Junior que sí alcanzó a ver a su equipo campeón, pero murió en medio de la celebración y transmitió en vivo su trágico deceso.

El fanático del Junior de Barranquilla, fue tapado con una bandera del club mientras llegaban las autoridades al sitio - crédito redes sociales
El fanático del Junior de Barranquilla, fue tapado con una bandera del club mientras llegaban las autoridades al sitio - crédito redes sociales

Los hechos se presentaron el mismo día en que el equipo barranquillero salió campeón y regresó a la capital atlanticense para celebrar el título con su hinchada; sobre la media noche del 13 de diciembre, los fanáticos del equipo ‘tiburón se volcaron a las calles para celebrar y, sobre camiones, ondearon las banderas rojiblancas.

En una de las caravanas Nicolás Ferrer Morales, de 26 años, se cayó de un camión y fue arrollado por el vehículo, hecho que quedó registrado en una transmisión en vivo que estaba haciendo en sus redes sociales.

Los otros hinchas del club barranquillero taparon con una bandera del equipo el cadáver del hombre de 26 años - crédito redes sociales

Pese al deceso del hombre las celebraciones no pararon y su cuerpo fue tapado con una bandera del Junior mientras la Policía y médicos forenses del CTI hacían la inspección técnica del cadáver.