Mamá de migrantes desaparecidos en San Andrés se derrumbó: “No tengo vida ni para comer”

Libia Perosi le reclamó al gobernador del archipiélago falta de resultados y que, al parecer, no esté haciendo nada para encontrar a sus familiares y a los demás migrantes que están por cumplir 50 días desaparecidos

Compartir
Compartir articulo
Hasta San Andrés llegaron los familiares de los migrantes desaparecidos y clamaron a las autoridades para que intensifiquen las búsquedas - crédito redes sociales / X

Ya casi se cumplen 50 días desde que desapareció una embarcación con cerca de 40 migrantes, que salió de San Andrés hacia Nicaragua. Sin tener respuesta de sus familiares, la mamá de una de las pasajeras, que está embarazada y que viajaba con su esposo y su hija de 7 años, Libia Perosi, le reclamó, atribulada por el dolor, a las autoridades en San Andrés.

Ahogada en llanto, Perosi le exigió resultados al gobernador del archipiélago, Everth Julio Hawkins, en las investigaciones y reclamó que las autoridades no hagan nada para encontrarlos.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Al gobernador Hawikns, Libia Perosi le dijo en la cara que cómo es posible que casi 50 días después de la desaparición de sus familiares y los demás migrantes no haya podido darles una respuesta satisfactoria a las familias:

“Si esta gente hacen de las suyas en San Andrés y usted está al mando de todo San Andrés, porque es una isla pequeña, ¿cómo es posible que en sus narices esté pasando todo lo que está pasando y no hay respuesta a ningún familiar?”

Calma, eso le han pedido las autoridades, tanto a Libia Perosi, como a los demás familiares de los migrantes desaparecidos. Sin embargo, la mujer, que sufre lo indecible, rechazó que le pidan calma cuando su hija embarazada, su pequeña nieta y su yerno están quién sabe dónde. Su vida ya no es vida:

“Me dice un investigador criminal: «Tenga calma». ¿Qué madre va a tener calma con una hija desaparecida? ¿Qué madre va a tener calma con una nieta que es todo para mí? ¿Qué madre va a tener calma? Yo no tengo vida ni para comer”

El desespero de Perosi no la deja dormir y ha tenido que tomar pastillas para conciliar el sueño: “Tengo 43 días tomando pastillas para poder dormir”, les dijo a las autoridades.

Y es que a Perosi no solo le retumba, día y noche, saber en dónde están, sino que también la agobia saber ¿por qué las autoridades parece que no hacen nada para encontrarlos?, más cuando todo parece indicar que el celular de su yerno está en San Andrés. ¿Se trata de un secuestro?, esa es otra pregunta que no deja tranquila a la atribulada mujer.

“Mi pregunta es ¿cómo no va a ser un secuestro? ¿Cómo no va a ser un secuestro si el teléfono de mi yerno está en la isla de San Andrés?”, le dijo al gobernador y a las demás autoridades en el hotel Aquamare, en donde una Comisión Especial de la Procuraduría adelantó una reunión para conocer qué ha pasado con los más de 100 casos de migrantes desaparecidos.

La vacía respuesta del gobernador Hawkins

Luego de escuchar a Perosi, el gobernador del archipiélago de San Andrés y Providencia, Everth Julio Hawkins, salió con una respuesta vacía y que no atendió ni a los reclamos ni al dolor de la mujer.

“Lo importante es que siempre articulamos entre instituciones estos temas”, dijo el gobernador, según lo citan en Noticias Caracol.

Por su parte, Javier Sarmiento, procurador delegado para los derechos humanos, que estuvo en la jornada y acompañó a las familias también le exigió acciones inmediatas al gobernador: “Se priorice y lleven a cabo las acciones investigativas en aras de poder establecer qué ocurrió, no solo en el marco de esta tragedia, aquí hay que prevenir que esto no vuelva a ocurrir”

El defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis también se pronunció al respecto: “Los familiares tienen derecho a saber qué sucedió con sus seres queridos, es preocupante que después de más de seis semanas las autoridades no entreguen un reporte que permita establecer cuál fue el destino de la embarcación, sus tripulantes y los migrantes que iban a bordo”