Contraloría suspendió al director de Gestión del Riesgo, Olmedo López: ¿por qué?

El funcionario no respondió a requerimientos sobre procesos de reconstrucción en los municipios de Mocoa (Putumayo) y Piojó (Atlántico)

Compartir
Compartir articulo
La Contraloría había calificado como "un desastre" la intervención de la Ungrd en Piojó y, de hecho, dijo que podría convertirse en el "segundo Mocoa" - crédito Ungrd
La Contraloría había calificado como "un desastre" la intervención de la Ungrd en Piojó y, de hecho, dijo que podría convertirse en el "segundo Mocoa" - crédito Ungrd

De manera provisional, la Contraloría General de la República suspendió al director general de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), Olmedo de Jesús López Martínez, por no allegar información sobre la reconstrucción de los municipios de Mocoa (Putumayo) y Piojó (Atlántico), donde se registraron dos avalanchas, en 2017 y 2022, respectivamente, que afectaron a cientos de personas.

En noviembre de 2023, el vicecontralor en funciones de contralor, Carlos Mario Zuluaga, calificó como un “completo desastre” la intervención de la Ungrd en Piojó, debido a la falta de ejecución del presupuesto. Además, afirmó que está en camino a convertirse en el “segundo Mocoa”.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

La desatención de los municipios tuvo como consecuencia que el ente de control solicitara información al respecto, pero el director no ha asistido a audiencias de seguimiento ni a un espacio de rendición de cuentas con la comunidad que el vicecontralor había convocado.

“Al evidenciarse la falta de respuesta por parte del director de la Ungrd a los requerimientos realizados por el vicecontralor en funciones de Contralor General de la República, a través de oficios del 25 de agosto y el 14 de noviembre de 2023, se trastorna el cumplimiento de la misionalidad de la entidad, “por lo cual se hace forzoso imponer la medida de suspensión provisional””, detalla un comunicado de la Contraloría.

El comportamiento del director general fue calificado a título de culpa grave y representa una negligencia de su parte, teniendo en cuenta que la Contraloría no ha podido investigar los avances en la reconstrucción de los municipios y, en esa medida, se ha complicado el brindar información oportuna a las comunidades al respecto.

Así las cosas, por una decisión tomada dentro del Proceso Administrativo Sancionatorio que pesa sobre él, López Martínez quedará suspendido por un mes y tendrá tres días para presentar alegaciones y pruebas.

En ese caso, la decisión será estudiada por la Sala Fiscal y Sancionatoria de la Contraloría y, de ser confirmada, el presidente de la República, Gustavo Petro, deberá hacerla efectiva. El organismo de inspección y vigilancia también advirtió que, debido a su conducta, podría verse obligado a pagar una multa de cinco salarios mínimos legales mensuales vigentes.

¿Qué pasó en Mocoa y en Piojó?

Avalancha en Mocoa, Putumayo, dejó miles de personas damnificadas que hoy esperan respuestas del Estado - crédito Leonardo Castro/Colprensa
Avalancha en Mocoa, Putumayo, dejó miles de personas damnificadas que hoy esperan respuestas del Estado - crédito Leonardo Castro/Colprensa

En 2017, el desbordamiento de tres ríos generó una avalancha en Mocoa y dejó a su paso más de 300 personas muertas y más de 1.300 damnificados. En el lugar se tenía prevista la ejecución de obras de mitigación que, al parecer, están inconclusas, a pesar de que han pasado más de seis años desde la tragedia.

“Es un desastre porque (sic) en la declaratoria de emergencia del Gobierno para atender de manera prioritaria las inversiones complementarias en Mocoa se establecía que las mismas debían alcanzar un valor de 1,6 billones de pesos y, a dos meses de que venza el plazo determinado, solamente se han comprometido, ni siquiera ejecutado 400.000 millones”, explicó el vicecontralor en agosto de 2023.

Por su parte, en 2022, un deslizamiento de tierra ocurrido en Piojó afectó a 82 familias, además de 80 viviendas, varias calles y el cementerio del pueblo. La grave situación en la que quedaron los afectados sigue sin resolverse por completo debido a la aparente inacción de la Ungrd, que ha dejado de ejecutar más de 1,2 billones de pesos de los 1,6 billones asignados a la entidad.

En el municipio se compró un lote de 1.250 millones de pesos para construir viviendas para las personas damnificadas, pero, hasta el momento, no se cuenta con un diseño específico para las obras. Además, hay personas que viven en arriendo y no han recibido subsidios de pago para ello, por lo que deben ya entre tres y cuatro meses de hospedaje.