Abono ‘Ancestral’: buscan desestigmatizar el uso de la hoja de coca a través de fertilizantes

La producción del producto marca un hito en la utilización de la hoja de coca para fortalecer el sector agrícola

Compartir
Compartir articulo
Ancestral es el nombre de este fertilizante orgánico, que es producido por comunidades indígenas en el Cauca - crédito @MinAgricultura / X
Ancestral es el nombre de este fertilizante orgánico, que es producido por comunidades indígenas en el Cauca - crédito @MinAgricultura / X

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia anunció el lanzamiento de un proyecto de abonos orgánicos con base en la hoja de coca. Este esfuerzo, alineado a la política de drogas del Gobierno de Gustavo Petro, pretende convertir al país cafetero en una potencia de vida y cambiar el enfoque público sobre el cultivo de coca.

Por lo anterior, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) otorgó el primer registro de este tipo de abono a una empresa representante de comunidades indígenas de los departamentos de Huila y Cauca. Asimismo, la iniciativa revaloriza la hoja de coca para mejorar la productividad agrícola y fortalecer el desarrollo rural en el desarrollo de la Política Nacional antidrogas del Gobierno nacional.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

La ministra Jhenifer Mojica manifestó que se está cambiando el paradigma en torno a la coca, pasando de considerarla destructiva a un elemento que enriquece la tierra. “Este anuncio es clave porque es darle a la coca un uso lícito, un uso de la vida, un uso adecuado para nuestras apuestas agropecuarias. Para las comunidades, la coca no es una droga, y esto va a generar alternativas al uso ilícito”, expresó la jefe de cartera.

Por su parte, el gerente general del ICA, Juan Fernando Roa Ortiz, enfatizó el reconocimiento de la hoja de coca como insumo para producir fertilizantes, aportando así a la producción de alimentos y a la consolidación de un ambiente pacífico y transformador en la región.

“Este biofertilizante demostró que tiene una capacidad para la nutrición de los cultivos y aporta elementos esenciales en el suelo. Además, tiene una composición dual: aparte de los elementos químicos minerales, como nitrógeno, fósforo, potasio, también tiene unos componentes naturales que se derivan de un carbono orgánico oxidable, que es básicamente la mezcla de varios materiales vegetales, donde está incluida la hoja de coca, después de un proceso en el cual se eliminan los alcaloides”, explicó Roa durante el lanzamiento de Ancestral.

El acuerdo se llevó a cabo con el resguardo indígena de Calderas y se realizó en alianza con los resguardos Togoima y Cohetando en Páez (Cauca). Este tipo de colaboración es un paso para desestigmatizar la hoja de coca, destacando su uso legal y lícito en otras industrias más allá de las actividades delictivas.

Este registro implica la apertura de nuevas posibilidades para el uso legal de la hoja de coca, consolidando esta estrategia de valor y transformación de plantas a nivel nacional. La medida refleja un esfuerzo más amplio por parte del Gobierno para revisar y actualizar su enfoque en la política antidroga, con una visión más incluyente y enfocada en el progreso agrícola y social.

Desde el Ministerio de Agricultura anunciaron un nuevo proyecto que le dará uso legal a la coca - crédito iStock
Desde el Ministerio de Agricultura anunciaron un nuevo proyecto que le dará uso legal a la coca - crédito iStock

De otro lado, Victoriano Piñacué, líder indígena del departamento del Cauca y representante de la empresa que fabrica el abono Ancestral, resaltó que están capacitados para producir 2.500 toneladas de abono mensual, en el corto plazo.

“Este es un “momento de mucha alegría, de mucha trascendencia para todos nosotros. Los pueblos indígenas hemos esperado casi 531 años para tener una fuente de trabajo digna. La industrialización de la coca sin alcaloides no es una iniciativa nuestra” apuntó Piñacué, agregando: “Después iremos vinculando a las comunidades campesinas y afro. Toda la coca la podemos industrializar de manera positiva”, dijo.

“Nos enorgullece recibir la autorización de venta de fertilizantes (...) Vamos a utilizar la coca de manera racional, de manera inteligente. Este es un paso significativo hacia el desarrollo sostenible y la diversificación de oportunidades económicas. No hemos comprometido ningún centavo del Gobierno nacional en la construcción de infraestructuras traídas directamente desde Canadá. Hemos hecho alianzas estratégicas con nuestros hermanos indígenas de Norteamérica, Estados Unidos y Canadá”, manifestó Piñacué.