Murió niño que cayó a una alcantarilla en el sur de Bogotá

Al parecer, al menor le llamó la atención un juguete que estaba junto al desagüe y cuando fue a recogerlo, cayó en la cañería, cuyas aguas lo arrastraron

Compartir
Compartir articulo
infobae

Un desafortunado hecho se reportó al mediodía del lunes 4 de diciembre en la localidad de Bosa, en el sur de la capital colombiana, donde un niño de 4 años perdió la vida, luego de que cayera en una alcantarilla.

La tragedia ocurrió en el barrio El Jazmín, cuando el menor caminaba junto con su abuela y otros niños por una zona en la que la Empresa de Acueducto de Bogotá estaba realizando una intervención, donde, al parecer dejaron sin tapa la cañería, indicaron en el informativo de televisión Noticias RCN.

Agregaron que al pequeño le llamó la atención un juguete que se encontraba junto al desagüe, que cuando intentó recoger, terminó dentro de la estructura, donde posteriormente murió.

“Íbamos pasando y el niño vio una máscara y me dijo ‘mire abuelita’, y yo le dije, no, no la alce. Yo me agaché a amarrarle el zapato a la niña cuando me gritó: ‘el niño se cayó en ese hueco’”, relató en ese noticiero Liliana Heredia, la abuela, quien agregó que un joven se metió en la alcantarilla, pero, al parecer, el torrente de agua lo arrastró.

Por la emergencia, al lugar llegaron miembros del Cuerpo Oficial de Bomberos de la ciudad que intentaron rescatar sin éxito al niño, por lo que horas después del accidente la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) emitió un comunicado en el que confirmaba el deceso y señalaba que iniciarían las indagaciones correspondientes para establecer lo que ocurrió.

“Inmediatamente la EAAB fue enterada del insuceso, puso a disposición el equipo técnico, operativo y social para apoyar a las autoridades en la atención de esta situación. La EAAB expresa su solidaridad y acompaña a los familiares y amigos del menor en este momento de profundo dolor (sic)”, publicaron en la misiva.

Otro caso en Soacha

A mediados de noviembre, una menor de seis años de edad, de nacionalidad venezolana, sufrió un accidente similar en el barrio Ciudadela Sucre del municipio de Soacha, al suroccidente de la capital colombiana, donde afortunadamente la comunidad del sector aunó esfuerzos para extraer con vida a la niña.

La EAAB, que también se encarga de parte del alcantarillado en esa población cundinamarquesa, aseguró en esa ocasión que se llevaría a cabo una investigación por este hecho que, al parecer, también ocurrió tras una intervención que realizaban en el lugar.

La menor se acercó por curiosidad a las inmediaciones de la cañería, la cual estaba sin la tapa de seguridad correspondiente y estaba cubierta con tablas y piedras, que colapsaron cuando la niña se acercó.

El episodio no concluyó en tragedia ya que la madre de la menor logró escuchar el llamado de auxilio de su hija, lo que provocó la solidaridad de la comunidad que con cuerdas y alambres, tras 20 minutos de angustiosos trabajos, lograron extraerla.

En un video captado por una de las personas que se acercaron al sitio se ve la dificultad que enfrentaron para sacar a la menor, ya que el interior del pozo séptico no contaba con superficies estables o de agarre que permitieran que alguien ingresara o que la niña por sus propios medios saliera de las aguas negras.

“Nos demoramos mucho en sacarla y ya la niña estaba prácticamente desmayada del pozo séptico” “Mami ayúdame, ayúdame que ya no aguantó más aquí”, narró la mujer en el informativo de la televisión bogotana Citynoticias.

La progenitora de la niña denunció que hubo negligencia en el centro asistencial a donde la llevaron de emergencia porque supuestamente son extranjeras.

Aseguró que después de la valoración recibida, solamente le formularon un medicamento (Amoxicilina) y rápidamente le dieron de alta, y que luego del accidente ninguna empresa de servicios públicos se ha hecho cargo del caso ni la ha contactado para validar el estado de salud de su pequeña y que la única compensación que le llegó fueron 30.000 pesos.