Militar en retiro mató a un delincuente que había hurtado su moto en Medellín

La joven víctima fue identificada por las autoridades como Cristian Patiño

Compartir
Compartir articulo
El incidente ocurrió en la comuna 10 de Medellín - crédito @DenunciasAntio2

Un nuevo caso de justicia por mano propia se registró la noche del sábado 2 de diciembre en la comuna 10 (La Candelaria) de Medellín, hasta donde habrían llegado cuatro hombres para hurtar una moto.

Dos de los implicados se acercaron a una vivienda en el barrio Boston para intimidar a un hombre de mediana edad, que parqueaba su moto. Mientras, sus compinches veían a la distancia.

Con lo que no contaban los delincuentes es que se tratara de un militar en retiro que, tan pronto como fue amenazado por el parrillero, desfundó un arma y empezó a disparar contra ellos.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Como pudo, el joven ladrón se subió en la moto junto a su compañero y emprendieron la huida, pero las balas lograron alcanzarlos.

Al menos cuatro hombres habrían participado del robo, aunque, solo dos trataron de intimidar al exmilitar - crédito @DenunciasAntio2
Al menos cuatro hombres habrían participado del robo, aunque, solo dos trataron de intimidar al exmilitar - crédito @DenunciasAntio2

En medio del caos, el conductor chocó contra varias motocicletas que se encontraban estacionadas frente a la veterinaria Terranova. Y, una vez se encontraron en el suelo, escapó, dejando atrás a su compañero de 23 años, que habría recibido los disparos.

Con el ruido generado por los disparos, las autoridades no tardaron en presentarse en la zona. Identificaron a la víctima mortal como Cristian Patiño y tomaron las declaraciones del militar que se puso a disposición de las autoridades y entregó su revolver para ayudar a que avance la investigación.

Los cómplices de Patiño lograron darse a la huida, pero desde el momento en el que fue interpuesta la denuncia, las autoridades trabajan en ubicarlos para hacer frente a la cifras de hurto a vehículos en La Candelaria; precisamente, la comuna que mayor número de casos registró durante el 2023 (578 al 2 de diciembre, según el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia, Sisc).

Un hecho similar se registró la semana anterior, con un oficial de Policía en Barranquilla ¿Qué pasó?

Días antes, un exagente de Policía protagonizó otro caso de justicia por mano propia en Barranquilla, dejando un saldo de dos personas muerta y otras dos heridas.

El incidente ocurrió en el barrio Ciudadela 20 de julio, en la zona sur de la capital del Atlántico, a unas calles del estadio Metropolitano, en donde dos hombres en moto intentaron robar a la clientela de un pequeño supermercado.

Entre ellos, sin embargo, se encontraba un expolicía que, al verse en peligro, desenfundó un arma y abrió fuego contra los delincuentes, comenzando una balacera que se extendió hasta que él y uno de los ladrones resultaron heridos.

Según las autoridades, dos personas resultaron muertas y otras dos, heridas - crédito Policía Nacional
Según las autoridades, dos personas resultaron muertas y otras dos, heridas - crédito Policía Nacional

El delincuente, que no fue identificado por las autoridades, murió en el lugar, antes de poder recibir asistencia médica, mientras, el el exagente Roberto Antonio Hernández Torres, fue trasladado de emergencia un centro hospitalario, en donde, lamentablemente, falleció por cuenta de sus heridas.

Además, otros dos compradores: Rafael Amador Ardila, de 78 años, y Jorge Luis Mejía Fontalvo, de 52, fueron víctimas de las balas perdidas durante el enfrentamiento, aunque, por suerte, parecen estarse recuperando.

La ley colombiana permite a los ciudadanos víctima de delitos comunes llevar ante las autoridades a quienes realizan comportamientos que atentan contra la seguridad, pero, en ningún caso, debe interpretarse como carta blanca para ajusticiarlos:

Según dijo el abogado penalista Iván Javier Mojica Rozo para Citytv: “Hacer un seguimiento a las cifras de linchamientos puede resultar complicado porque, según, ‘la policía rara vez hace un registro sistemático de estos hechos’, algunas evidencias nos permiten ver un aumento de estos casos, tanto en Colombia como en América Latina. Una de las representaciones más comunes, y a la vez más peligrosas de este fenómeno, es el acto del linchamiento, el cual ha llegado a dejar hasta 140 muertes en un año”

<br/>