Así operaban ‘Los Fantasmas’: una mujer se encargaba de engañar a los conductores de aplicaciones para robar los carros

La mujer pedía los servicios de transporte y llevaba al conductor hasta un punto acordado, donde dos hombres salían de un escondite y amenazaban a la víctima para quitarle el vehículo

Compartir
Compartir articulo
Captura de Los Fantasmas, que robaban vehículos pidiendo servicios de transporte a través de aplicaciones - crédito Policía Metropolitana de Bogotá.
Captura de Los Fantasmas, que robaban vehículos pidiendo servicios de transporte a través de aplicaciones - crédito Policía Metropolitana de Bogotá.

Funcionarios de la Policía Judicial investigaron durante cerca de un año al grupo delictivo Los Fantasmas, conformado por dos hombres y una mujer, vinculados en al menos 25 eventos de hurto a vehículos y motocicletas en las localidades de Bosa, Suba, Engativá, Rafael Uribe y Barrios Unidos, en Bogotá.

El modus operandi del grupo delictivo consistía en solicitar servicios de transporte a través de las diferentes aplicaciones móviles, con el fin de abordar al conductor e intimidarlo con armas de fuego y robarle su vehículo y otras pertenencias.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

La mujer era pieza clave dentro de la operación criminal, pues se encargaba tomar el servicio de transporte, ganarse la confianza del conductor y dirigirlo hacia un punto acordado con sus compinches para cometer el hurto del automotor.

Una vez allí, hacía una señal desde el interior del carro para que los dos hombres salieran desde su escondite e intimidaran a la víctima, lo amordazaran y lo pasaran al asiento trasero. Luego de eso, iniciaban un “paseo millonario”, en el que le robaban varios objetos de valor, incluidas sus cuentas bancarias. Finalmente, ya consumado el crimen, abandonaban al conductor en un lugar desolado.

“A través de llamadas contactaban a sus víctimas, las hacían llegar a algunos sitios. La mujer que hacía parte de esta estructura era el señuelo. Al lograr la confianza de los conductores, hacía señas a sus cómplices, que intimidaban con arma de fuego a los conductores”, explicó el coronel Jorge Mauro Córdoba Valencia, comandante Operativo de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Entre los capturados está el líder del grupo criminal, conocido como ‘el Burro’, que se encargaba de intimidar con el arma de fuego a sus víctimas. También se logró la captura de alias ‘Dari’, que maneja el vehículo después de reducir al conductor.

Momento en el que la mujer fue capturada - crédito Policía Metropolitana de Bogotá.
Momento en el que la mujer fue capturada - crédito Policía Metropolitana de Bogotá.

“La renta criminal alcanzada por estas personas es de al menos 145 millones de pesos. Obviamente, estas personas fueron notificadas de la orden de captura en vía pública y fueron dejados a disposición de la autoridad competente”, añadió el oficial.

A los capturados ya tenían anotaciones judiciales por los delitos de hurto a automotor, estafa, receptación, falsedad personal, inasistencia alimentaria y falsedad en documento público.

Las tres capturas se materializaron en vía pública de la localidad de Bosa por orden judicial y fueron dejados a disposición de autoridad competente por los delitos de concierto para delinquir y hurto calificado y agravado.

Delincuentes no tuvieron piedad con menor de edad y lo amenazaron con arma de fuego para robar la camioneta de su padre

Delincuentes amenazaron con arma de fuego a menor de 13 años para robar una camioneta de alta gama - crédito Infobae
Delincuentes amenazaron con arma de fuego a menor de 13 años para robar una camioneta de alta gama - crédito Infobae

Tres asaltantes armados amenazaron a un menor de 13 años en el barrio El Tejar, de Puente Aranda, en Bogotá, con el fin de sustraer la camioneta de su padre, cuyo valor está estimado en 200 millones de pesos.

A las 7:57 de la noche, una camioneta arribó al lugar del incidente y poco después, a unos metros de distancia, se estacionó un Mazda de color rojo. Los ocupantes del vehículo de alta gama se bajaron e ingresaron a una propiedad. Instantes después, un individuo salió del vehículo rojo y comenzó a observar los alrededores.

Poco tiempo después, un adolescente emergió de la vivienda y se acercó al maletero de la camioneta para retirar un objeto. En ese momento, los atracadores descendieron del otro automóvil y se aproximaron al joven. Al intentar huir, el menor tropezó y cayó al suelo, momento en el que los asaltantes le apuntaron con una arma de fuego en la cabeza y le exigieron las llaves del vehículo.