Violenta riña en Comuna 13 de Medellín durante fiesta no autorizada de música electrónica dejó varios jóvenes lesionados

El incidente, grabado y difundido en redes, muestra enfrentamientos entre jóvenes que se agreden con puños y patadas. Se desconoce el motivó que habría originado el fuerte altercado

Compartir
Compartir articulo
Los hechos se presentaron en la Comuna 13 de la capital de Antioquia, donde varios jóvenes resultaron lesionados a causa de los fuertes golpes - crédito @DenunciasAntio2 / X

Una violenta riña entre jóvenes tuvo lugar en San Javier, Comuna 13 de Medellín, durante una fiesta de música electrónica y guaracha que se organizó sin autorización en una zona residencial de la ciudad. El incidente, que resultó en varios heridos, fue captado en video sobre la madrugada del sábado, 2 de diciembre y ha circulado ampliamente por las redes sociales.

La confrontación se dio en un evento que no contaba con permisos para el uso del espacio público, generando críticas por la perturbación de la tranquilidad en la comunidad. El material audiovisual que muestra la agresión entre los asistentes se ha esparcido rápidamente, provocando debates sobre la seguridad en eventos masivos y la ocupación de zonas residenciales para este tipo de actividades.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Los detalles en torno a la organización del evento y las medidas que tomarán las autoridades locales no se han esclarecido completamente. La Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, Meval, y autoridades locales aún no han emitido un comunicado oficial sobre esta infracción a las normas de convivencia y seguridad, así como tampoco se han referido sobre las consecuencias que deberían enfrentar los organizadores del evento por la falta de permisos. La comunidad espera respuestas y medidas que ayuden a prevenir futuros incidentes similares.

En el clip difundido, se observa a un grupo de jóvenes enfrascados en un altercado físico, mientras otros intentan, sin éxito, calmar la situación. Las lesiones sufridas han sido el centro de la polémica, no solo por el peligro que representan sino también por el evidente desorden público que se presentó. Aún no se ha reportado el número exacto de heridos ni la gravedad de las lesiones.

Violencia irrumpe en fiesta de música electrónica no autorizada en zona residencial - crédito captura de pantalla @DenunciasAntio2 / X
Violencia irrumpe en fiesta de música electrónica no autorizada en zona residencial - crédito captura de pantalla @DenunciasAntio2 / X

Los habitantes de la zona piden mayores controles en estos sitios por parte de las autoridades, ya que estos eventos suelen realizarse en vías públicas. Hasta el momento desconoce el motivó que habría originado el fuerte altercado.

La Comuna 13, conocida por su transformación social y cultural, así como por su oferta turística centrada en el arte y la historia local, se ve ahora en el centro de la opinión pública por este lamentable suceso. Residentes y líderes comunitarios han expresado su preocupación por el impacto que eventos como este pueden tener en la imagen y seguridad del sector.

Ante las imágenes divulgadas, lo internautas no tardaron en dar su opinión al respecto: “Con razón los robos en Medellín se disminuyeron en un 80 % ayer”; “Increíble que en ese barrio y en estas épocas se pueda dar una riña masiva a puño limpio. Ni disparos, no machetes, ni cuchillos, ni botellazos. Una pelea hasta rara”; “Eso no es una pelea, son los nuevos pasos de la guaracha”, son algunos comentarios que se leen.

Caos decembrino en el Valle de Aburrá

Con base en el reporte revelado por las autoridades, el balance, tras los dos primeros días de diciembre, deja 24 detenidos, ocho quemados, cuatro incendios forestales, 171 kilos de pólvora incautados y 18 accidentes de tránsito.

Al anterior caso de intolerancia se suma la aprehensión de 24 personas debieron ser llevadas al Centro de Traslado por Protección (CTP), entre los cuales se encuentran 20 hombres y cuatro mujeres, por protagonizar riñas en las calles. En varios de estos altercados, algunos miembros de la institución policial también fueron atacados.

“Tenemos un caso en Laureles, donde la patrulla atiende un caso donde denunciaron inconvenientes por el exceso de consumo de bebidas embriagantes. Las personas que estaban allí agredieron a la Policía. En San Cristóbal también tuvimos un reporte por alto volumen y pólvora y cuando acudieron nuestros hombres, se presentó el ataque”, explicó el subcomandante de la Policía Metropolitana, coronel Richard Fajardo.