El presidente Petro aboga por energías limpias en la COP 28 en Dubái

Aseguró que Estados Unidos “era una de las grandes chimeneas” del mundo

Compartir
Compartir articulo
Desde Dubái, el presidente Petro insiste en el tránsito a energías renovables - crédito Presidencia
Desde Dubái, el presidente Petro insiste en el tránsito a energías renovables - crédito Presidencia

Durante su participación en la COP 28, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, afirmó que África y América del Sur son piezas fundamentales en el avance hacia las energías limpias y en el proceso de descarbonización global. Además, señaló a Estados Unidos como uno de los principales emisores de dióxido de carbono, describiéndolo como “una de las grandes chimeneas”.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

En el contexto de la lucha contra el cambio climático, el mandatario colombiano enfatizó la responsabilidad de las naciones con mayores emisiones de CO2 e instó a un cambio en el modelo de producción y consumo energético. Apoyándose en el potencial de las regiones mencionadas, Petro propone una transición energética que involucre recursos renovables, que sean respetuosos con el medio ambiente.

Este llamado a la acción resalta la importancia de colaboración internacional y la necesidad de que las potencias reconozcan su rol en la emisión de gases de efecto invernadero. Petro no dudó en señalar la influencia de países como EE. UU. y su aporte significativo al calentamiento global con una frase que resuena en el ámbito internacional: “Fundamentalmente EE. UU. que es una de las grandes chimeneas y emisoras de CO2 como todos sabemos”.

Varias críticas surgieron luego de que EAU fuera elegido como el país que hospedaría la COP 28 - crédito Beata Zawrzel/Europa Press/Contacto
Varias críticas surgieron luego de que EAU fuera elegido como el país que hospedaría la COP 28 - crédito Beata Zawrzel/Europa Press/Contacto

Esta participación del presidente Petro en la COP 28 refleja el interés en posicionar a Colombia, y de manera amplia a América del Sur y África, como líderes en el cambio hacia un futuro sostenible. La descarbonización es ya una de las metas claves en la agenda climática global y dichos territorios emergen como territorios clave para este propósito.

Las críticas a la COP 28

Representantes de 196 países se reúnen en la Conferencia de las Partes (COP 28) en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, desde el 30 de noviembre hasta el 12 de diciembre, para abordar desafíos globales relacionados con el cambio climático. La ocurrencia de la COP 28 data desde 1995, tiene como meta principal la desaceleración de los impactos adversos del cambio climático. Este año, la conferencia se lleva a cabo en una nación reconocida por su producción petrolera, y a pesar de cierta controversia previa, la reunión ha comenzado a reportar sorpresas inesperadas.

La COP, que se celebra anualmente, facilita un espacio crucial para el diálogo y la negociación entre naciones con el objetivo de alcanzar acuerdos y compromisos para enfrentar la crisis climática. La realización de este evento en Dubái, particularmente en un contexto de alta dependencia del petróleo, pone en primer plano la complejidad y urgencia de transitar hacia energías más limpias y sostenibles. A pesar de las críticas, la COP 28 ofrece una plataforma única para que los países definan estrategias conjuntas y adopten medidas efectivas contra el cambio climático.

El presidente Petro crítico duramente que el mundo siga dependiendo de los combustibles fósiles - crédito Ali Haider/EFE/EPA
El presidente Petro crítico duramente que el mundo siga dependiendo de los combustibles fósiles - crédito Ali Haider/EFE/EPA

El evento reúne a líderes mundiales, expertos en clima, representantes de organizaciones no gubernamentales y activistas. Se esperan negociaciones intensas y la elaboración de políticas climáticas integrales que reflejen un equilibrio entre desarrollo económico y protección ambiental. Además, la ubicación de este evento en uno de los países más relevantes en la industria del petróleo resalta la necesidad de un compromiso global, incluso de las naciones cuyas economías están fuertemente ligadas a combustibles fósiles.

La COP 28 constituye un hito más en el camino hacia una respuesta global coordinada frente al cambio climático. Con resultados aún por definirse, los ojos del mundo están puestos en las decisiones y compromisos que surjan de este encuentro en Emiratos Árabes Unidos. La trascendencia de las conclusiones de la Conferencia de las Partes es vital, dado que define el rumbo a tomar por los gobiernos para evitar el avance del calentamiento global y sus consecuencias para el futuro del planeta. No obstante, han criticado que por primera vez se tengan empresas petroleras como invitadas especiales siendo que es una conferencia que busca el cuidado ambiental y la reducción del uso de los combustibles fósiles.