El turismo sexual con niñas, una realidad oscura en la ciudad de Medellín

Supervivientes comparten sus traumáticas experiencias en un entorno de abuso y explotación

Compartir
Compartir articulo
Las menores relatan que les pagan entre 100.000 y 350.000 pesos, pero deben tener ciertas características. Imagen de Ilustración - crédito Infobae
Las menores relatan que les pagan entre 100.000 y 350.000 pesos, pero deben tener ciertas características. Imagen de Ilustración - crédito Infobae

Recientemente la revista Semana reveló expedientes de diversas agencias de Estados Unidos que ponen la lupa sobre Medellín. Según el material probatorio, ciudadanos extranjeros arribaron a la capital de Antioquia para sostener vejámenes sexuales con niñas que aún eran vírgenes.

Según la revista, varios nombres aparecen en el cartel de la denominada Operation Archangel, la cual fue un proyecto investigativo que crearon las autoridades para perseguir a los extranjeros que cometen delitos sexuales en Antioquia y escapan a países donde creen que no van a ser procesados.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Según los datos, los turistas buscan mujeres que no hayan empezado su vida sexual y pagan entre 100.000 y 350.000 pesos, aunque tienen otras condiciones: deben ser delgadas, tener rostros atractivos, glúteos llamativos y el cabello largo.

Uno de los impactantes testimonios involucra a un influencer norteamericano que se presentaba en las redes sociales como Orion. Él también sería miembro de la ‘coalición de los gringos’. Cuatro niñas lo vinculan con supuestos actos de violencia sexual. “Yo conocí a Orion porque él me escribió por Facebook, me saludó y me empezó a decir que estaba en Medellín para que nos viéramos. Ahí me dio el número de teléfono de él para que habláramos por WhatsApp”, relata una de las menores de 16 años.

Muchas de las menores eran contactadas por los extranjeros a través de las redes sociales. Imagen de ilustración - crédito Pexels
Muchas de las menores eran contactadas por los extranjeros a través de las redes sociales. Imagen de ilustración - crédito Pexels

“Yo necesitaba una plata. Me envió un carro. La casa es de tres pisos y en el último tiene muchos espejos por todos lados. Hablamos y ya luego nos desvestimos”. En ese momento, ocurrió un episodio que jamás olvidará. Según conoció Semana, el norteamericano “la obligó a depilarse frente a él” porque le disgustaba que una mujer tuviera vellos en las piernas o en alguna parte del cuerpo: “Después, tuvimos relaciones y ya, me pagó 250.000 pesos”, dijo la joven. Agregó que “él solo busca niñas menores de edad. Les escribe a todas las que somos amigas en común por Facebook (...) él escribe como un mensaje de difusión a varias niñas de Bello (Antioquia)”.

El de los tatuajes

El expediente de Haven Edwardantion Cates, un empresario de 32 años, es uno de los más escabrosos, según los agentes él fijó como condición que sus víctimas debían marcarse su apellido para poder depositarles el dinero: “Cuando las víctimas se tatuaban, debían enviarle una foto de cuerpo entero en la que pudiera comprobar que su petición había sido cumplida”.

El luchador de artes marciales

Asimismo, Semana conoció el expediente de Jaymes Schulte, un luchador de artes marciales mixtas y actor porno conocido en diferentes naciones. Según Migración Colombia, registra diez ingresos al país durante los últimos cuatro años. Esas visitas, aparentemente, serían para grabar escenas de contenido para adultos en Medellín. Las protagonistas serían menores de edad que contactó por medio de las redes sociales y, nuevamente, de voz a voz de sus presuntos compinches. Un video viral en internet lo puso en evidencia.

Según ese mismo medio de comunicación, el Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos pagó la suscripción a su cuenta pornográfica y, entre todos, buscaron a ocho víctimas. En una casa de Laureles tenía cámaras ocultas para registrar las espantosas escenas y los fetiches que las obligaba a cumplir. Varias de ellas hablaron con Semana y repitieron que las presionó para practicarle sexo oral y las intimidaba para captarlas.

“Él cogió un celular e inició a grabarme. Yo me sentí muy mal, casi me pongo a llorar. Él me dijo que, si no grababa, no me pagaría (…). Me dijo que le tenía que hacer sexo oral, si no, no me pagaba. Yo no tenía más dinero, me tocó hacer lo que él dijo”, narró la adolescente.

Muchas de las jóvenes indicaron haber sido diagnosticadas con infecciones a causa de este tipo de encuentros sexuales con extranjeros - crédito Colprensa / El Colombiano
Muchas de las jóvenes indicaron haber sido diagnosticadas con infecciones a causa de este tipo de encuentros sexuales con extranjeros - crédito Colprensa / El Colombiano

En otra cita, “no nos quería dejar salir hasta que (una amiga) no le hiciera sexo oral”. Ella se negó y él comentó que “en la casa de él no se decía no”, entonces, no tuvo más remedio que arrodillarse. Y habría otros casos aterradores también del actor. Schulte citó a cuatro menores a una orgía y todo se divulgó en internet. Ellas dijeron que él les mostró un certificado médico falso en el que demostraba que carecía de enfermedades sexuales, pero hace unas semanas fueron diagnosticadas con infecciones.

Además, habría más víctimas, según anunció el director de Protección y Servicios Especiales de la Policía, coronel Juan Pablo Cubides: “Tenemos 18 denuncias. Hay más adolescentes vinculándose a esta investigación para lograr un mejor resultado”.