Ministra de Agricultura y su familia tendrán camionetas 4x4 gracias a millonario contrato

La adquisición de los vehículos responde a la necesidad de reemplazar los actuales, que tienen 10 años de funcionamiento, como también garantizar la imagen de la jefa de cartera

Compartir
Compartir articulo
Actualmente, existe un convenio entre el Ministerio de Agricultura y la Unidad Nacional de Protección para la disposición de vehículos y esquemas de protección para integrantes de la cartera - crédito @jmojicaflorez/X
Actualmente, existe un convenio entre el Ministerio de Agricultura y la Unidad Nacional de Protección para la disposición de vehículos y esquemas de protección para integrantes de la cartera - crédito @jmojicaflorez/X

Cuatro camionetas 4x4 serán compradas para el desplazamiento de la ministra de Agricultura y Desarrollo Rural, Jhenifer Moijca, y los integrantes de su núcleo familiar. Así se evidencia en un contrato al que tuvo acceso Blu Radio, en el que se establece un monto de más de 1.192 millones de pesos para la adquisición de dos camionetas con blindaje nivel IIA y otras dos convencionales.

De acuerdo con el documento, el 14 de noviembre de 2023 se publicó la convocatoria pública en la plataforma Secop II, así como los estudios previos y el pliego de condiciones. El 22 de noviembre se presentaron observaciones al pliego y hasta el 26 de diciembre se tiene prevista la ejecución de los recursos destinados a la compra de las camionetas.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

La cartera justifica la adquisición de los vehículos en la necesidad de cambiar los actuales, que, al parecer, tienen entre ocho y diez años de funcionamiento. Según un documento redactado por la subdirectora administrativa del Ministerio, Martha Lucía Santana, conocido por la revista Cambio, se requiere de la compra de automotores de modelos actuales y cero kilómetros que no solo garanticen la seguridad de la ministra, sino que también ayuden a su imagen.

“La movilidad de la señora ministra de Agricultura y Desarrollo Rural y su núcleo familiar es un servicio logístico esencial para el desarrollo de la agenda definida en el marco de cumplimiento de compromisos a nivel nacional en desplazamientos donde la condiciones de seguridad y convivencia permitan el transporte por vías nacionales”, detalla el documento.

Las camionetas deben brindar seguridad, adaptabilidad y capacidad de reacción en caso de que se requiera. También deben soportar “actividades de protección” para la ministra, su familia y otros funcionarios de la cartera que lleguen a utilizarlas.

El convenio con la UNP

La inquietud que queda con el contrato en cuestión es la justificación para firmarlo, pues actualmente existe un convenio interadministrativo entre el Ministerio de Agricultura y la Unidad Nacional de Protección (UNP) por medio del cual fueron puestos a disposición de la cartera tres vehículos blindados de nivel IIIA, cuyo modelo debe ser 2022 o superior.

El convenio fue firmado en febrero de 2023 y 30 días después debía ejecutarse, como reza en la cláusula número tres del documento. Junto con los vehículos también quedó establecida la prestación del servicio de seguridad.

Implementar los esquemas de protección asignados al ministro(a) y los servidores públicos del Ministerio que lo requieran en razón de su cargo o del riesgo en que incurran en virtud o situación del mismo, a través de la Subdirección de Protección de la Unidad”, dice el documento.

La fecha de terminación del convenio es el 31 de diciembre de 2023, no obstante quedan dudas sobre por qué no se solicitó una prórroga en vez de comprar otras camionetas, que, además, superan el valor del acuerdo entre la UNP y el Ministerio de Agricultura, el cual quedó establecido en 819 millones de pesos. La diferencia sería de más de 300 millones de pesos.

También se cuestiona la compra de las camionetas 4x4 debido a que no incluye otros servicios que el convenio sí, como los esquemas de seguridad. Incluso, la cláusula número ocho del documento ordena a la UNP estar disponible para cumplir otras tareas en el territorio nacional, según lo permita el presupuesto asignado por la cartera.

Además, la diferencia entre el convenio y el contrato se incrementaría teniendo en cuenta que en el primero los aportes de las partes quedaron divididos: el Ministerio de Agricultura se comprometió a entregar más de 529 millones de pesos, mientras que la UNP se responsabilizó del dinero restante: más de 289 millones de pesos.