Familiares de secuestrados piden ayuda a Gustavo Petro para liberarlos: “Imploramos que el Gobierno intervenga”

Los seres queridos de las víctimas fueron invitadas al Congreso de la República para ser escuchadas y pidieron que las entidades actúen con la misma celeridad con la que actuaron en la liberación del padre de Luis Díaz

Compartir
Compartir articulo
Familiares de las víctimas aseguraron que para que exista una paz verdadera en Colombia, se debe terminar con la práctica del secuestro. Una de ellas se refirió al ELN, diciendo que sus ideales pierden legitimidad con este flagelo - crédito @dona_pily2/X
Familiares de las víctimas aseguraron que para que exista una paz verdadera en Colombia, se debe terminar con la práctica del secuestro. Una de ellas se refirió al ELN, diciendo que sus ideales pierden legitimidad con este flagelo - crédito @dona_pily2/X

Fabián Camilo Arias, Juan Carlos Bayter y Jhon Jairo Díaz llevan semanas secuestrados, por tal motivo, sus familiares imploraron ayuda en la plenaria del Senado, el martes 28 de noviembre, para que sean liberados. Una de ellas es Ana Milena de la Peña Durán, esposa de Arias, que lleva casi 60 días en cautiverio, pues fue privado de la libertad en Ocaña (Norte de Santander), cuando departía con sus seres queridos.

“Fue abordado por sujetos armados, quienes lo obligaron y se lo llevaron con rumbo desconocido. Desde ese momento, no tengo conocimiento del paradero de mi esposo, no sé sobre su estado de salud. Gracias al ex alto comisionado para la Paz Danilo Rueda, se confirma que el grupo que lo tiene en su poder es el Ejército de Liberación Nacional (ELN)”, detalló De La Peña.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Durante su intervención explicó que ni su esposo ni su familia habían sido víctimas de extorsión en el pasado, por lo que el secuestro de su pareja fue realmente inesperado. Es el peor de los crímenes para la víctima y para toda su familia, que se convierte en víctima, también, de una tortura diaria, que incluye pensamientos agobiantes por la posibilidad de un daño físico, puesto que un daño emocional ya está consumado”, explicó.

Por eso, pidió al ELN liberar a su esposo inmediatamente y aseguró que esta práctica que han decidido mantener a pesar de las conversaciones que se intentan adelantar con el Gobierno nacional, solamente deslegitima sus “propósitos revolucionarios” y genera dudas sobre la paz. Además, envió un mensaje a los captores de su pareja, instándolos a abandonar las filas de la guerrilla, puesto que están cautivos también y dejando pasar su tiempo de vida en una selva.

“Deberían estar viendo crecer a sus hijos, compartiendo tiempo en familia y dando al mundo un fruto de paz y reconciliación”, dijo.

A su vez, imploró al Gobierno nacional, en cabeza del presidente Gustavo Petro, intervenir en la liberación de Fabián Camilo Arias, así como se hizo con el padre del futbolista Luis Díaz, Luis Manuel Díaz, que estuvo por cerca de 12 días secuestrado por este grupo armado ilegal.

“Vivir 55 días sin noticias de Fabi es un tormento insoportable. Cada día se vuelve más difícil sostener la esperanza. Esta pesadilla no solo es nuestra, sino de tantas familias en Colombia. Hoy soy yo quien expone este dolor, pero ¿y los demás? ¿Quedarán en el olvido absoluto?”, escribió en X (antes Twitter), donde informa novedades sobre el secuestro de su pareja.

Ana Milena de la Peña Durán, esposa de Fabián Arias, relató en redes la tortura de vivir sin su ser querido, quien permanece secuestrado por el ELN desde hace más de 50 días - crédito @Miledlpd/X
Ana Milena de la Peña Durán, esposa de Fabián Arias, relató en redes la tortura de vivir sin su ser querido, quien permanece secuestrado por el ELN desde hace más de 50 días - crédito @Miledlpd/X

Por su parte, Yolima Díaz, hermana de Jhon Jairo Díaz, secuestrado el 18 de noviembre, también tuvo la oportunidad de hablar ante los congresistas. Explicó que este delito genera una gran incertidumbre en las familias, quienes desconocen si sus seres queridos están siendo tratados con humanidad o, siquiera, si están vivos.

Además, su ausencia también implica problemas económicos para quienes los esperan, ya que a veces deben dejar sus empleos y afrontar el estigma de esta práctica que atenta contra el derecho internacional humanitario.

Instó a los congresistas y servidores públicos a combatir este flagelo, así como a promover medidas eficaces que ayuden verdaderamente a la protección y la justicia. “El fundamental que el Estado implemente políticas integrales de atención y reparación a las familias de los secuestrados, brindándoles acompañamiento psicológico, asistencia legal, apoyo económico y programas de reinserción social”, sostuvo Díaz.

“Suplico que me ayuden, que no nos dejen solos, sufrimos demasiado, esperamos de vuelta a nuestros seres queridos”, concluyó la desperada mujer.

Por su parte, Helen Aranzales, esposa de Juan Carlos Bayter, secuestrado en El Banco (Magdalena) hace más de 40 días, relató que, mientras se movilizaban en una camioneta, hombres armados los interceptaron y se llevaron a su pareja en otro vehículo. Hasta el momento, desconocen quiénes lo tienen privado de la libertad. “Desde el 18 de octubre hay una familia destruida”, dijo.

Pidió a sus captores que respeten la vida de su esposo y que lo liberen sin exigir nada a cambio. “Hoy, en medio del dolor, alzo mi voz por mi esposo, por mis hijos, y por una familia entera, que diariamente sufre en carne propia el flagelo del secuestro”, añadió.

También pidió al Gobierno nacional actuar en estos casos con la misma celeridad con la que actuó en la liberación de Manuel Díaz y aseguró que todos los secuestrados merecen ser buscados.