Impuesto al plástico de la reforma tributaria del Gobierno Petro puede frenar las exportaciones de alimentos

La ley hará que sea más costoso enviar un contenedor desde Bogotá hasta Cartagena que desde Cartagena hasta Nueva York

Compartir
Compartir articulo
Las exportaciones colombianas llevan nueve meses a la baja. En septiembre del 2023 el país exportó USD4.127,6 millones, lo que significó una caída de 13,6% frente al nivel del mismo mes del 2022 (USD4.778,5 millones) - crédito Colprensa
Las exportaciones colombianas llevan nueve meses a la baja. En septiembre del 2023 el país exportó USD4.127,6 millones, lo que significó una caída de 13,6% frente al nivel del mismo mes del 2022 (USD4.778,5 millones) - crédito Colprensa

La Corte Constitucional inició el estudio de constitucionalidad del artículo de la reforma tributaria en el que se aprobó el cobro de un impuesto a los plásticos de un solo uso. Este artículo ha generado una fuerte polémica por su impacto a los productores y consumidores colombianos.

Además de los sobrecostos que este impuesto puede generar en la canasta familiar, también podría afectar el desarrollo de una industria de exportaciones que es cada vez más robusta hacia el mercado de Estados Unidos.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Google News.

En efecto, empresas como Pepsico o Nike consiguieron exportar desde Colombia artículos a Estados Unidos. En el sector agropecuario, según la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia), la producción de alimentos y flores en regiones como el Altiplano Cundiboyacense y el Valle de San Nicolás en Antioquia se ve fortalecida por el fácil acceso a transporte aéreo, mientras que otras fábricas en el Valle y la Costa tienen acceso directo a los puertos de ambas costas norteamericanas.

Esta posición de empresas norteamericanas en Colombia, llamada nearshoring, se multiplicó en los últimos tres años, como consecuencia de las dificultades logísticas derivadas de la pandemia del covid-19 y la ventaja competitiva que tiene el país, dada la cercanía de sus costas con las de Estados Unidos, así como la coincidencia cultural y de zonas horarias que facilita los negocios con respecto a otros países en Asia oriental o el subcontinente índico.

Regulación en el impuesto al plástico

A pesar de esto, la regulación en el impuesto al plástico de un solo uso puede afectar la posibilidad de mantener la producción de estos artículos en Colombia. Esta situación es crítica para la industria del plástico, que según cifras de la Asociación Colombiana de Industrias Plásticas (Acoplásticos), produce cerca de USD2.000 millones en materias primas y artículos para exportación.

Esta dificultad también es afrontada por otros sectores como el de producción agrícola y alimentaria. Artículos perecederos como frutas exóticas (arándanos, frambuesas y frutas tropicales), flores y productos embotellados que requieren un uso de plásticos para sobrevivir al viaje desde sus sitios de producción a las zonas de consumo se enfrentan a un nuevo tributo que puede encarecer aún más la operación en el país.

“El artículo 50 de la ley es claro en que la aplicación del impuesto recae sobre bienes que se comercialicen en el territorio nacional. En cualquier caso, si la venta se efectúa en el exterior, la regulación tributaria que debería aplicar sobre ese producto es la del mercado de destino y no de origen”, dijo el presidente de Acoplásticos, Daniel Mitchell.

Este impuesto también se puede convertir en un nuevo obstáculo para la exportación. La falta de claridad que quedó en el proceso de aprobación del tributo impide que se sepa si quienes producen estos artículos deben pagar la tributación como exportadores o si solo se restringe para los productos vendidos para el público colombiano.

Colombia exporta arándanos, frambuesas y frutas tropicales, así como flores y otros productos embotellados que requieren un uso de plásticos para sobrevivir al viaje externo crédito Érica Canepa/Bloomberg
Colombia exporta arándanos, frambuesas y frutas tropicales, así como flores y otros productos embotellados que requieren un uso de plásticos para sobrevivir al viaje externo crédito Érica Canepa/Bloomberg

Impacto en las exportaciones

El abogado César Cermeño, director de las maestrías y la especialización en Tributación de la Universidad de los Andes y socio de DLA Piper Martínez Beltrán, explicó que la norma indica que los sujetos son quienes comercialicen en el territorio colombiano, por lo que el impuesto no se causará en exportaciones, pues no habrá sujeto pasivo responsable, ni causación. Sin embargo, dejó un claro mensaje para los productores que venden a los exportadores.

“En los casos en los que no sea el productor de bienes contenidos en estos recipientes plásticos de un solo uso quien exporta directamente, sino que vende a un exportador, el precio ya se encontrará inflado con el monto pagado por el impuesto. Esta situación afectará a los exportadores colombianos, pues tendrán que asumir un costo adicional que no afecta a los exportadores del mercado internacional”, aseguró

De ser así, esta regulación aumentaría aún más los costos para una producción ya agobiada por las dificultades logísticas que hacen que sea más costoso enviar un contenedor desde Bogotá hasta Cartagena que desde Cartagena hasta Nueva York. Esto limita la capacidad de la industria para aprovechar estos mismos sobrecostos que tiene el transporte terrestre en países como México.

La decisión que tomará la Corte en los próximos días puede afectar este proceso de exportaciones, actividad que generó miles de empleos en los últimos años y colaboró al ingreso de divisas tras la crisis económica de los últimos tres años.