Hijo de Alina Lozano la entregará el día de su matrimonio con Jim Velásquez

El joven de 16 años, fruto de la relación que sostuvo con Mijail Mulkay, estará presente en la ceremonia de su madre, aunque ella no quiera exponerlo en los medios de comunicación

Compartir
Compartir articulo
La actriz aseguró que aunque quiere que si hijo la entregue en el altar, quiere respetar también su condición de no ser abordado por medios de comunicación - crédito Alina Lozano/Facebook

De todo se ha dicho sobre la relación que sostienen Jim Velásquez y Alina Lozano, debido a la diferencia de edad que existe entre la actriz y el creador de contenido. Aunque en repetidas ocasiones han desmentido su matrimonio, después de los constantes reclamos de sus seguidores, lo cierto que la pareja finalmente llegará al altar.

Aunque no habían revelado mayores detales sobre la ceremonia como la fecha, la cantidad de invitados que tendrán y cuál será la lista de famosos que asistan al evento, recientemente confirmaron que llevarán a 10 de sus seguidores para vivir esta experiencia. Sin embargo, un nuevo capítulo se le ha agregado a esta historia, que con el pasar de los días, no parece tener todavía un claro desenlace.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Google News.

De acuerdo con información que reveló la feliz pareja en los últimos días, el matrimonio tendrá lugar el 23 de noviembre de 2023 en una lujosa hacienda a las afueras de Bogotá. Pero lo que llamó la atención de esta información, es que la recordada Doña Nidia de Pedro el escamoso, caminará por el pasillo de la iglesia hasta el altar de la mano con su hijo Samuel, de 16 años y fruto de la relación con Mijail Mulkay.

Samuel Lozano Bordón, hijo de Alina Lozano, no se opone al romance que sostiene Alina Lozano con Jim Velásquez y la quiere entregar en el altar - crédito @mijailmulkay/Instagram
Samuel Lozano Bordón, hijo de Alina Lozano, no se opone al romance que sostiene Alina Lozano con Jim Velásquez y la quiere entregar en el altar - crédito @mijailmulkay/Instagram

La información fue revelada por la reconocida actriz en medio de una transmisión en vivo que hizo en su cuenta de Facebook, pues recordó que aunque sus padres no la acompañan en vida, será el adolescente quien la entregue a su esposo en el altar. Esto, teniendo en cuenta que Samuel es su único hijo y le expresó su interés de entregarla, pues surgió la duda días atrás.

“A mi hijo yo lo respeto profundamente porque me dijo: ‘Mamá, entonces cuéntame cómo es eso. Como soy tu único hijo, entonces soy el que te entrego’ […] Y yo le dije la verdad: ‘Amor, van a ir medios de comunicación y muy seguramente te van a querer entrevistar, ¿tú te sientes cómodo con eso?’”, explicó Lozano en sus redes sociales.

Aunque la advertencia de la actriz estaba hecha, Alina reveló que sin importar los comentarios, su hijo le dijo: “No, mamá, por ti lo hago”. Sin embargo, para la actriz hay un pequeño detalle de por medio, pues respeta que a su primogénito no le gusten las cámaras ni estar expuesto en los medios de comunicación, a pesar de que es un gran artista y músico.

Jim Velásquez aseguró que Alina Lozano es la mujer de su vida y por eso la llevará al altar el próximo 23 de noviembre - crédito Alina Lozano/Facebook
Jim Velásquez aseguró que Alina Lozano es la mujer de su vida y por eso la llevará al altar el próximo 23 de noviembre - crédito Alina Lozano/Facebook
“Yo le he respetado con el alma eso, porque siento que uno como papá o mamá necesita respetar profundamente a sus hijos […] Yo le dije: ‘No, amor, no es necesario nada de eso. Si tú quieres ir a la fiesta, estar un rato. Si tú quieres estar incluso dentro del matrimonio, sí (hazlo)’ […] Pero, la parte donde se entrega a la novia es algo de lo que más va a ser visible, y va a estar la prensa, y no quiero. Quiero que sea un día chévere para ti porque es un día feliz para mí, y yo quiero que estés bien’”, agregó.

Finalmente, la actriz indicó que este tipo de situaciones que rodean su matrimonio y que involucran, además de afectar de una u otra manera a su familia, la han puesto melancólica, a pocos días de que dé el sí definitivamente frente al altar.