El Gobierno del presidente Petro y el Estado Mayor Central de las disidencias de las Farc iniciarán diálogos el próximo 8 de octubre en Tibú, Norte de Santander

La noticia se dio a conocer desde la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, Danilo Rueda, pese a la escalada violenta de la cual ha sido protagonista este grupo armado al margen de la ley

Compartir
Compartir articulo
El Gobierno de Colombia y la disidencia de las FARC instalarán mesa de diálogos desde el 8 de octubre - crédito Ernesto Guzmán/EFE
El Gobierno de Colombia y la disidencia de las FARC instalarán mesa de diálogos desde el 8 de octubre - crédito Ernesto Guzmán/EFE

Ante los recientes hechos de violencia, en los que el epicentro ha sido el departamento del Cauca, y cuyos protagonistas son las disidencias de las Farc, además, de los diferentes cruces de palabras entre el Gobierno nacional y el Estado Mayor Central, desde la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, Danilo Rueda, se confirmó que a partir del próximo domingo 8 de octubre, se hará la instalación de la mesa de diálogo en el municipio de Tibú, Norte de Santander.

“La instalación de la Mesa de Diálogos es el resultado del trabajo que se ha venido desarrollando desde 2022, con el acompañamiento permanente del Representante en Colombia del Secretario General de la ONU, la MAPP-OEA, la Conferencia Episcopal y el Consejo Mundial de Iglesias”, se informó desde la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Google News.

Del mismo modo, se informó que al acto en el que se instalará esta mesa se encuentran invitados los representantes de varios países que han venido participado en calidad de testigos en los eventos de preparación. Así mismo, el Gobierno nacional también afirmó que buscarán garantizar una gran participación de la comunidad del Catatumbo, y sus autoridades locales y departamentales.

Desde el Gobierno del presidente Gustavo Petro se explicó que se viene trabajando en la creación de protocolos para que se respete a la población civil y también en la implementación del cese al fuego bilateral; sin embargo, este último punto es uno de los más polémicos, si se tiene en cuenta la reciente escalada violenta en el departamento del Cauca y que por supuesto ha afectado a la población civil.

“La declaración de Iván Lozada en nombre del Estado Mayor Central Farc-EP, en la cual reitera la decisión de mantener un cese de acciones ofensivas hasta la próxima instalación en la mesa de diálogos de paz, es muy positiva, en medio de las tensiones armadas en Argelia y Playa Rica, en Cauca”, resaltó el Gobierno.

Desde el Ejecutivo, están seguros de que el respeto a la población civil y sus derechos son la base para lograr la paz; así mismo, las transformaciones territoriales continuarán siendo el punto más alto en este proceso, esto hace referencia, a lo que solicitó el presidente Gustavo Petro cuando dio respuesta a un pronunciamiento hecho por alias Iván Mordisco este viernes 29 de septiembre.

En el mensaje del jefe de Estado le pide al jefe de las disidencias del Estado Mayor Central de las Farc que ese grupo armado ilegal termine con las hostilidades en contra la población civil, esto lo manifestó como respuesta al pedido del cabecilla en que este manifestó que se “tomen decisiones y paren la guerra.

Lo más importante es iniciar un desescalamiento de hostilidades. Esto quiere decir: cesar acciones contra la población civil”, Respondió el mandatario en su cuenta oficial de X (antes Twitter).

Así mismo, la disminución de la violencia por parte de este grupo armado dependerá de dos factores. El primero de ellos será la seriedad y la capacidad del Estado Mayor Central que tenga para poder hacer real el cese al fuego, ya que por algunos hechos anteriores se ha dejado en evidencia que no se tiene, por esa razón en algunos sectores del gobierno desconfían.

El otro, el cual será determinante, es sobre la forma en la que el Gobierno del presidente Gustavo Petro diseñe su estrategia y la ejecute para que el naciente proceso de paz con el EMC se conecte con el que se viene llevando a cabo con el ELN, esto en relación con el alcance de un cese al fuego trilateral.

La instalación de la mesa de diálogo entre el Gobierno Nacional y el EMC empezará el 8 de octubre y se extenderá hasta noviembre del 2024, según lo anunciado por ambas partes.