Caso Laura Sarabia: juez suspendió audiencia contra los policías investigados en ‘chuzadas’ a Marelbys Meza

La Fiscalía General de la Nación pedirá medida de aseguramiento en establecimiento carcelario contra los agentes de la Dijín que estarían implicados en las interceptaciones contra la exniñera de la actual directora del DPS y tres personas más

Compartir
Compartir articulo
En medio del proceso, los cuatro uniformados (dos patrulleros, un capitán y un intendente) no aceptaron los delitos imputados por la Fiscalía - crédito Infobae/Jesús Avilés
En medio del proceso, los cuatro uniformados (dos patrulleros, un capitán y un intendente) no aceptaron los delitos imputados por la Fiscalía - crédito Infobae/Jesús Avilés

Sobre la tarde del lunes 4 de septiembre se llevó a cabo la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento contra los cuatro agentes de la Dijín y un civil investigados por su presunta participación en las ‘chuzadas’ realizadas a las líneas telefónicas a Marelbys Meza y Fabiola Perea, exempleadas de Laura Sarabia, posesionada el mismo día como directora del Departamento de Prosperidad Social (DPS).

En medio de la diligencia, la fiscal del caso Cindy Hernández solicitó a la jueza tercera municipal con función de control de garantías de Bogotá, ordenar medida intramural contra los patrulleros Dana Alejandra Canizales y John Fredy Morales; el intendente Alfonso Quinchanegua y el capitán Carlos Andrés Correa Loaiza por los delitos violación ilícita de comunicaciones, falsedad material en documento público y fraude procesal.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Google News.

De acuerdo con la delegada de la Fiscalía General de la Nación, los investigados deben estar en una cárcel mientras avanza el proceso debido a que representan un peligro para el mismo, toda vez que podrían alterar o eliminar los elementos materiales probatorios y entorpecer el proceso mediante manipulación de testigos.

De hecho, en parte de su intervención, aseguró que los uniformados engañaron a la fiscal 101 del Grupo de Investigación de Hurtos de la seccional Bogotá para que emitiera una orden de interceptar ilegalmente los teléfonos de Meza y Perea haciéndolas pasar como La cocinera y La Madrina, mujeres cercanas a alias Siopas, uno de los máximos cabecillas del Clan del Golfo.

Pasadas las 3:00 p. m. y mientras se mostraba parte de la evidencia recogida, la fiscal pidió a la jueza mantener la audiencia reservada debido a que se estaba mostrando material “sensible” para la investigación. Ante la solicitud, la togada aceptó y la transmisión fue cerrada para medios de comunicación.

La primera parte de la audiencia se realizó el viernes 1 de septiembre. En esta, los procesados no aceptaron los delitos imputados, pese a que la fiscal Hernández señaló que los policías Canizales y Quinchanegua habrían alterado la denuncia presentada el 30 de enero por el presunto robo de una maleta con dinero en efectivo que pertenecía a Sarabia Torres y por el cual fue sometida al polígrafo Marelbys Meza.

“(...) Este informe fue modificado por ustedes dos, tanto en su fecha y hora, como en su contenido, incluyendo una actividad que no se hizo en actos urgentes”, expuso la Fiscalía en audiencia. En ese orden, también argumentó que el capitán Loaiza y el agente Morales sí tenían conocimiento de las actividades irregulares evidenciadas en el informe. Sin embargo, decidieron pasar por alto estas anomalías y remitieron el documento a la fiscal delegada.

Ante la decisión de los agentes de no aceptar cargos, la jueza programó para las 2:00 p. m. del lunes 4 de septiembre la diligencia que, tras la orden de mantenerse reservada, avanzó hasta las 5:30 p. m. hora en que el Juzgado 3 determinó suspenderla para el martes 5 a las 9:00 a. m.

Tema aparte, se conoció que Laura Sarabia ya no se presentará el martes 5 de septiembre al búnker de la Fiscalía para declarar por el caso de la prueba del polígrafo realizada a su exniñera. En principio, la cita estaba programada para el 23 de agosto; pero en su momento fue postergada debido a los compromisos adquiridos por la funcionaria, que estuvo de visita en los Estados Unidos como parte de la agenda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) y la Organización de Estados Americanos (OEA) para abordar el tema de violencia política contra la mujer.

Sobre esto, había anunciado denuncias tras conocerse los audios de una conversación con Armando Benedetti en la que recibió insultos e improperios respecto de su designación como jefa de Gabinete.