A caninos de misiones especiales les pondrán GPS para evitar pérdidas como la de Wilson

Con esta medida se evitará que perros militares se pierdan en futuras misiones, como ocurrió con Wilson en la Operación Esperanza

Compartir
Compartir articulo
El perro Wilson fue clave en la búsqueda y rescate de los cuatro menores perdidos en selvas del Guaviare. Foto: @FuerzasMilCol/Twitter
El perro Wilson fue clave en la búsqueda y rescate de los cuatro menores perdidos en selvas del Guaviare. Foto: @FuerzasMilCol/Twitter

Wilson, el pastor belga malinois que se robó el corazón de todos los colombianos fue clave en el rescate y búsqueda de los cuatro menores quienes sobrevivieron por 40 días en la espesa selva entre el Guaviare y Caquetá.

Desafortunadamente, el 26 de junio, el comandante de las Fuerzas Especiales de la Operación Esperanza, general Pedro Sánchez, anunció que ya es improbable que Wilson aparezca en la selva, razón por la que en los próximos días sería cancelada, oficialmente, la Operación Esperanza.

“Hemos empleado todos los recursos, las capacidades humanas y tecnológicas, pero no hemos encontrado a Wilson. Muy seguramente, Wilson será recordado como un héroe de cuatro patas de esta Operación Esperanza que nos trae muchísimas enseñanzas”, aseguró para medios de comunicación.

Debido a la desafortunada desaparición del canino héroe, como muchos lo han denominado, de ahora en adelante todos los perros tendrán un GPS para evitar que, al igual que pasó con Wilson, se pierdan en las misiones especiales.

En su momento, las autoridades explicaron que Wilson no llevaba un dispositivo de ubicación, ya que no se acostumbra a que los perros militares se alejen de su guía canino y, además, las condiciones de la selva no lo permitían.

“Muy seguramente una lección muy importante que nos queda de esta misión es que debemos incorporar más tecnología ... En ese momento no lo utilizamos ni concebimos, porque también hay otras oportunidades donde se puede perder el perro”, agregó el general Sánchez en entrevista con Blu Radio.

Además, el comandante explicó que no se hizo uso del GPS, porque en la zona “hay amenaza de narcoterroristas y narcocriminales… que también podían usar la ubicación. Ya se dieron las órdenes respectivas para que todos los caninos, no solo unos, tengan ese sistema para evitar que esto nos ocurra”.

Gracias a la heroica labor de Wilson, se evitará que otros perros militares se pierdan en la selva mediante el uso de GPS. “Vamos a hacer empleo de otras tecnologías para hacer seguimiento en tiempo real”, afirmó Sánchez, y al mismo tiempo recalcó que esta tecnología es económica y accesible.

<b>¿El perro Wilson sigue vivo en la selva?</b>

Imagen de Wilson, el perrito rescatista cuando era apenas un cachorrito. /Fuerzas Militares
Imagen de Wilson, el perrito rescatista cuando era apenas un cachorrito. /Fuerzas Militares

Según las Fuerzas Militares, el tema es incierto. Ya han pasado varios días y no se encuentra ningún rastro del canino, ni huellas, ni excremento. Así que cada día, lamentablemente, se va perdiendo la esperanza de encontrarlo.

La última vez que vieron a Wilson fue el 28 de mayo. La tropa hizo todo lo posible por atraerlo, sin embargo, él solamente responde al llamado de su guía canino.

“Hemos empleado todo lo posible, nuestras unidades han quedado estáticas preparando comida para producir olores que atraigan a nuestro canino, también utilizamos las prendas del guía y dos perritas en celo para atraerlo, hemos hecho lo posible, pero no ha sido viable”, afirmó el general Sánchez para el medio citado.

Aunque la búsqueda de Wilson continúa en la selva del departamento de Guaviare, el general Sánchez asegura que la decisión final de dar por concluida la Operación Esperanza será anunciada por el Comando General de la Fuerza Militar. De acuerdo con la institución, las esperanzas para encontrar al canino son muy reducidas, debido a que las condiciones de la selva son muy difíciles para un perro y no ha aparecido ninguna pista que indique que Wilson continúe con vida.

“El lugar donde se encuentra, que es a 180 kilómetros de San José de Guaviare, en una selva totalmente virgen. Es un ambiente muy inhóspito, que puede ser afectado por animales peligrosos como tigres, jaguares, serpientes venenosas, o inclusive por otras bacterias. Tuvimos que sacar un canino que empleábamos allá porque Wilson no fue el único, fueron cuatro más, y uno de ellos lo tuvimos que sacar porque estaba enfermo. Entonces, Wilson también se puede enfermar allá, en ese lugar inhóspito, y es poco probable que pueda durar mucho tiempo allá en la selva”.