El canciller Álvaro Leyva aseguró que la ayuda de Estados Unidos a Colombia solo han sido limosnas

Para el funcionario el apoyo que el país ha entregado a Colombia ha estado mal direccionado y por ello la lucha contra la coca no ha surgido el efecto esperado

Guardar

Nuevo

Declaraciones del canciller Leyva generaron polémica. Jesús Aviles - Infobae
Declaraciones del canciller Leyva generaron polémica. Jesús Aviles - Infobae

El canciller Álvaro Leyva mencionó el martes 18 de abril que los 13 mil millones de dólares que Estados Unidos le ha donado a Colombia durante las últimas dos décadas son ‘limosnas’ que no han ayudado a mejorar el país. Y que si estos dineros no cambian la ruta terminarán en la basura.

Leyva entregó las declaraciones en Washington durante un evento en el Capitolio, donde se lanzó un nuevo grupo de trabajo para mejorar las relaciones entre ambas naciones.

Durante un evento organizado por Atlantic Council, el ministro de Exteriores mencionó: “Claro que hay que invertir, pero para generar capacidad de crecimiento. Porque si no eso se torna en limosna. Se ha invertido esa cantidad de dinero en Colombia (13 mil millones de dólares). ¿Pero, y dónde está la movilidad social, o la distribución de la riqueza? ¿Por qué después de esas ayudas hay más área cultivada? ¿Falló el dinero o los colombianos? No… es que la situación es diferente, no se vio la parte estructural y eso hay que verlo porque si no todas esas ayudas terminan en el basurero”.

El funcionario mencionó también que había llegado el momento de que Estados Unidos le pague a la nación por ser el principal causante del calentamiento global, y respecto a esta aseveración mencionó que el mundo actualmente ha entrado en una era de ‘compensación’, en donde los gases contaminadores deben reparar a los afectados.

Relacionó en su intervención a los gases de efecto invernadero que surgen, según el diplomático, en Estados Unidos, e interrogó a los asistentes sobre la manera como se compensará a la ciudadanía por ello, poniendo en una balanza el trabajo que se desarrolla desde Colombia para combatir la coca.

Y concluyendo que ‘no estamos en un mundo de compensación’, más bien de igualdad, porque cada quien lucha contra sus problemáticas; para el caso de los EE. UU., el calentamiento del planeta y en el panorama nacional contra las drogas.

Durante la conversación el canciller reiteró que el presidente Gustavo Petro no pretendía romper más de 200 años de amistad con esta nación, sino que por el contrario, lo que busca el mandatario es mejorarla, pero desde una perspectiva diferente.

Leyva recordó lo que le dijo al Secretario de Estado, Anthony Blinken sobre que Colombia es una nación nueva, llena de expectativas, he hizo una comparación con la nación de los años pasados cuando estaba vivo Pablo Escobar, ni la Nixon, las cuales se centraban en las drogas.

Así mismo mencionó que los últimos dos siglos había sido “muy equivocados” y que muestra de ello era que la conversación adelantada el martes, que incluiría en el panorama al Departamento de Panamá.

Respecto al recorte en la gira del presidente Gustavo Petro en Washington, Leyva comentó que la determinación había sido necesaria, porque se pactaron dos reuniones con la oposición entre el viernes y sábado para determinar la ruta de la conferencia en Bogotá sobre Venezuela para el martes 25 de abril.

El presidente de la República centró su discurso en la crisis climática, la economía mundial y la desigualdad en el mundo.
Presidencia.
El presidente de la República centró su discurso en la crisis climática, la economía mundial y la desigualdad en el mundo. Presidencia.

Petro recortó su visita en territorio estadounidense

El mandatario de los colombianos debió acortar su visita en Estados Unidos a causa de una reunión urgente con la oposición venezolana, aunque aún con la determinación la cita prevista con su homólogo Joe Biden continúa firme.

Gustavo Petro llegó el lunes 17 de abril a San Francisco para dar una charla en la Universidad de Stanford, tenía previsto pasar tres días en Washington a partir del miércoles. Pero determinó retornar a Colombia en la noche del jueves, ya que se confirmó un encuentro con la oposición venezolana, que se desarrollará el 25 de abril.

El presidente tenía programada una cena en la residencia del embajador Luis Gilberto Murillo el jueves en la noche, a esta estaban invitados la comunidad colombiana, funcionarios de la administración y congresistas. Para el día viernes, el presidente tenía en su agenda participar en un conversatorio en cabeza del Atlantic Council, el Interamerican Dialogue y el United Institute for Peacel, eventos que, según información entregada por El Tiempo fueron cancelados.