Polo Polo aplaza su marcha un día: “Que Petro saque su Primera línea el 14″

El representante a la Cámara por las negritudes decidió convocar a sus seguidores y a otros críticos del presidente a marchar el martes 15 de febrero

Compartir
Compartir articulo
Al representante a la Cámara no le gustó que se convoque una contramarcha para el mismo día que la suya. Fotos: Colprensa
Al representante a la Cámara no le gustó que se convoque una contramarcha para el mismo día que la suya. Fotos: Colprensa

Luego de ser criticado por llamar a una manifestación para el 14 de febrero en contra del Gobierno del presidente, Gustavo Petro, y de haber sido desafiado por él con una convocatoria a contramarchar el mismo día, el representante a la Cámara por las negritudes, Miguel Polo Polo, tomó la decisión de aplazar su protesta para un día después, el 15 de febrero.

El 19 de enero, Polo Polo comenzó a impulsar las marchas para el lunes 14 a través de su cuenta de Twitter. “Se viene la gran movilización en contra de este desgobierno empobrecedor. Colombia se levantará contundente para gritar no más socialismo. El guerrillero y sus ineptos están acabando con el país. gran marcha nacional”, escribió Polo Polo en un trino.

El uso del congresista de la palabra guerrillero causó conmoción en el Pacto Histórico, hasta el punto en que los presidentes del Senado y la Cámara amenazaron con pedir investigaciones ante la Corte Suprema de Justicia y la Comisión de Ética, respectivamente. Sin embargo, Polo Polo no suavizó sus palabras para convocar a la marcha. “Pendientes porque convocaremos la marcha más berraca que este país haya visto. O el guerrillero y su gabinete de corruptos y delincuentes se aquietan o nosotros los colombianos los aquietamos”, dijo.

“Me niego a creer que este guerrillero y su gabinete de delincuentes destruirán el país y nosotros solo quejándonos en redes. Llego la hora de despertar. Desde las veredas más profundas de nuestra nación, hasta las ciudades más grandes, tenemos que levantarnos contra este gobierno”, añadió.

Lo que Polo Polo no esperaba era que el propio Gustavo Petro invitara, cuatro días después, a una marcha a favor de su gestión. “Hemos convocado al gran diálogo social para cambiar a Colombia. Hemos estado dispuestos a concertar las reformas. Defendemos el agua por encima de la codicia porque es la vida, defendemos no subirles a peajes y el diesel para defender la canasta alimenticia de la gente pobre”, escribió el mandatario.

Ante la afrenta, el congresista replicó: “¿Señor Gustavo Petro, cuál es el terror? ¿Por qué convoca a “discutir reformas” en plaza pública el 14 de febrero, mismo día del GRAN #ParoNacional? ¿Acaso ya está preparando sus colectivos para sembrar terror? ¡Sepa que no le tenemos miedo! Colombia está parada y firme contra usted”.

El sentimiento confrontativo duró poco. El sábado 28, Polo Polo tomó la decisión de aplazar su marcha para el martes 15: “Ante la insistencia del guerrillero de querer convocar sus huestes a las calles el mismo día de la oposición, nos vemos en la obligación de reprogramar la fecha para el 15 de febrero. Que él saque su primera línea el 14, que nosotros al día siguiente saldremos a llenar las calles”, anunció.

Algunos usuarios de Twitter han celebrado la decisión y aseguraron que lo acompañarán. Desde el petrismo, en cambio, aseguraron que ellos también están dispuestos a correr su fecha las veces que haga falta, entre ellos, el pastor cristiano y exprecandidato presidencial por el Pacto Histórico, Alfredo Saade.

“Querido Miguel, estás equivocado. Estaremos en la calle el 14, 15, 16, 17, 18 y hasta que el cuerpo aguante. No pararemos hasta que el país esté firme con las reformas que son el verdadero cambio para quitarles la teta económica a los corruptos. Levántate Colombia”, escribió el religioso.

¿Promotor de marchas?

Con cambio de fecha y todo, sigue sorprendiendo que sea Polo Polo, otrora crítico de que los ciudadanos reclamaran sus derechos en las calles, quien convoque a una movilización opositora. Después de todo, él fue uno de los principales críticos a las manifestaciones del Paro Nacional de 2021.

“¿Yo acaso he pedido que salgan a las calles a luchar por los derechos? Mis derechos los defiendo yo mismo y no se los pido a ningún político. Privilegio el que ustedes [los manifestantes] tienen educación gratuita sin hacer nada. Empatía es que nos dejen trabajar a los que financiamos esos privilegios. Cada día que el país está paralizado le cuesta a la nación 484.000 millones de pesos”, decía, furibundo, el entonces tuitero.