El clima complica la campaña de trigo: en la zona núcleo se perdieron 104 mil hectáreas

Proyecciones de la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario advierten que la cosecha de trigo comienza a complicarse por las condiciones climáticas adversas
Proyecciones de la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario advierten que la cosecha de trigo comienza a complicarse por las condiciones climáticas adversas

En la región núcleo, y por efecto de la caída de granizo y las heladas tardías, se perdieron 104.000 hectáreas, lo que derivó en un nuevo ajuste en la estimación de producción final de trigo. El recorte es de 200 mil toneladas y ahora la proyección es de 4.700.000 toneladas.

Además, el informe aclara que el problema no es el rendimiento, que mantiene su proyección en 35,2 quintales por hectárea, sino que hay daños en el cultivo por el granizo que cayó durante el mes pasado y que tuvo su impacto más fuerte en el noroeste de la provincia de Buenos Aires y con una pérdida importante de hectáreas que valorizada con un rinde de 35 quintales, equivale a un descuento de 366.000 toneladas.

Como dato alentador, las precipitaciones mejoraron las condiciones del trigo que se encuentra en plena etapa de llenado de granos y se podría mejorar el peso de los granos, "pero el cereal ya está jugado y el rinde está hecho", comentaron desde la bolsa rosarina, a lo que agregaron, "en 20 días comenzará la cosecha de los primeros lotes, mientras que aquellos lotes más atrasados en el norte de Buenos Aires, se encuentran en  espigazón y floreciendo".

Por último, los especialistas de la Red Gea informaron que el pasado mes tuvo un promedio de lluvias en la zona núcleo de 100 milímetros. Los últimos 15 días de octubre fueron muy importantes para que las precipitaciones alcanzaran las medidas históricas mensuales de 80 a 110 milímetros.

Se registró una mejora importante de humedad en los suelos, sobre todo en el sur de Santa Fe, Córdoba, La Pampa y Buenos Aires
Se registró una mejora importante de humedad en los suelos, sobre todo en el sur de Santa Fe, Córdoba, La Pampa y Buenos Aires

Pero además del granizo, las bajas temperaturas también complican el panorama del trigo. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires registró temperaturas por debajo de los 5 grados en el centro y sur de la provincia de Buenos Aires. Una situación que podría afectar el rendimiento del cereal, sobre todo en aquellos lotes donde el cultivo atraviesa la etapa de  espigazón y floración.

Por otro lado, la bolsa porteña alertó sobre las precipitaciones acumuladas en el NOA durante las últimas semanas, las que provocaron brotado de grano en lotes que se encuentran sobre el final de llenado de grano.

En la provincia de Tucumán, y de acuerdo a los datos aportados por la Estación Experimental Obispo Colombres, octubre fue un mes récord, porque tuvo valores de precipitaciones nunca antes registrados en la provincia. Por ejemplo, en La Invernada, en el sur provincial, se totalizaron cerca de 300 milímetros de agua caída, cuando el promedio de referencia es de 43 milímetros.

Desde la Asociación Civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (APRONOR) comentaron que esta situación también tuvo su epicentro  en otras provincias del norte, como Salta y Santiago del Estero, y en un comunicado de prensa alertaron que en Tucumán por el clima adverso el 80% de las hectáreas sembradas con trigo están afectadas y en la producción de garbanzo el panorama es más complicado, donde ni siquiera se justifica que el productor ingrese a los lotes para cosecharlos.

Siembra gruesa

El trigo se complica por el clima adverso. Alas heladas tardías se ha sumado el granizo de octubre. La Bolsa de Comercio de Rosario recortó la estimación de producción.
El trigo se complica por el clima adverso. Alas heladas tardías se ha sumado el granizo de octubre. La Bolsa de Comercio de Rosario recortó la estimación de producción.

El informe de la Bolsa de Rosario, agregó detalles sobre la siembra de soja y maíz. En lo que respecta a la oleaginosa, la siembra avanzó un 20%. Hubo demoras en un primer momento por la falta de precipitaciones y luego el panorama climático fue todo lo contrario, y las precipitaciones de octubre permitieron  recuperar las reservas hídricas del suelo. Más allá de esto, para contar con reservas óptimas se están necesitando entre 60 a 80 mm en Santa Fe y entre 100 y 120 mm en Córdoba.

Por su parte el cultivo de maíz de primera,  en la zona núcleo,  atraviesa su etapa de siembra en buenas condiciones vegetativas, sin presencia de plagas, y donde las heladas y las tormentas de granizo atrasaron el crecimiento.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos