Los Ángeles: confirmaron que la adolescente chilena asesinada por la policía murió en los brazos de su madre

Valentina Orellana-Peralta, de 14 años, recibió una bala en el pecho y sufrió convulsiones antes de morir. Su familia emigró de Chile para “alejarse de la violencia” y “tener una vida mejor en EEUU”

TE PUEDE INTERESAR