La reproducción asistida se autorregula, en gran medida, en Estados Unidos. En otros países el gobierno implementa una legislación con duras sanciones (Archivo)
La reproducción asistida se autorregula, en gran medida, en Estados Unidos. En otros países el gobierno implementa una legislación con duras sanciones (Archivo)

La pérdida de 4.000 óvulos y embriones en la Clínica de Fertilidad de los Hospitales Universitarios en los suburbios de Cleveland en marzo fue, según una investigación preliminar, en gran parte prevenible. El Departamento de Salud de Ohio encontró que la instalación tenía problemas con el mantenimiento de los registros de temperaturas y los niveles de nitrógeno líquido en sus criogénicos y solo tenía un punto de contacto designado para problemas relacionados con tanques.

El senador estatal demócrata de Ohio, Joe Schiavoni, está trabajando en una legislación que espera ayude a prevenir estos desastres en el futuro e imponga sanciones para las clínicas de fertilidad que violan las nuevas salvaguardas.

En una entrevista telefónica, él dijo que el proyecto de ley incorporaría recomendaciones de varias partes interesadas con las que él y su personal se han estado reuniendo, incluido el Colegio Estadounidense de Patología (American College of Pathology), la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, RESOLVE, que representa a pacientes de todo el país, así como a los hospitales universitarios.

Schiavoni, padre de un niño de 5 y 4 años de edad, dijo que se movió a la acción cuando escuchó a las familias afectadas por la tragedia. En un caso, el padre había fallecido cuando los embriones fueron almacenados. En otro, una mujer tenía cáncer y no podía producir más óvulos.

"Para muchas familias no hay una segunda vuelta aquí", apuntó. "No puedo imaginar pasar por eso".

Cuando él y su equipo comenzaron a investigar qué sucedió en los Hospitales Universitarios, encontraron "muchos agujeros".

La reproducción asistida se autorregula, en gran medida, en Estados Unidos. En cambio en el Reino Unido, Suecia y otros países, los gobiernos mantienen datos detallados y realizan un seguimiento regular de las clínicas. La industria de la fertilidad ha argumentado que esto es suficiente. Muchos legisladores no se han dedicado a eso por miedo a las polémicas que hay con este tipo de concepción y el aborto.

Algunos estados tienen leyes de subrogación. Varios están debatiendo las enmiendas de "personalidad" que dan a los embriones el mismo derecho que a las personas. En 2015, Utah aprobó una ley que otorga a los adultos de 18 años o mayores que fueron concebidos por donantes un acceso al historial clínico de sus padres biológicos. Arizona, a principios de este año, aprobó un proyecto de ley que determina qué sucede con los embriones en las disputas de custodia.

Pero la legislación que intenta crear supervisión y responsabilidad en las operaciones de las clínicas de fertilidad es rara.

Schiavoni es muy consciente de estas sensibilidades y enfatiza que el proyecto de ley se enfoca solo en la crioconservación y no intenta regular la reproducción de ninguna otra manera. Su legislación es importante porque es uno de los primeros intentos para tratar de crear reglas detalladas que rijan cómo funcionan las clínicas, qué deben informar al estado y sancionar a quienes no cumplan.

"He sido bastante claro en mis opiniones políticas que protegen el derecho de una mujer a elegir. Trato de no entrar en esta conversación cuando se trata de la protección de estos embriones y óvulos, pero es parte de la conversación. Las víctimas con las que hablo sienten que perdieron un hijo. Y debo respetar esa sensación que tienen", dijo.

Las clínicas también deberían informar cualquier movimiento de tejidos o células, incluida cualquier transferencia como resultado de una emergencia. Si algún material está dañado o destruido, se debe informar al paciente a más tardar 24 horas después. También se les exigiría informar cualquier compromiso de almacenamiento a su agencia de acreditación.

Las sanciones por violaciones inicialmente serían multas y después de cierto número de problemas, una clínica ya no podría operar en el estado.