El Amazon Echo
El Amazon Echo

Seattle – Amazon realmente quiere que todos estemos hablando con su asistente, Alexa. La compañía anunció media docena de nuevos productos que dejan claro que el gigante tecnológico quiere que hables con su asistente en cada momento de tu vida, en cada lugar de tu casa, sin importar quién seas.

La compañía presentó cuatro productos completamente nuevos en su categoría de altavoces inteligentes: el Echo Plus de gama alta que también funciona como un centro de tareas; el Echo Spot, que es un despertador inteligente con una pantalla de video; un conjunto de accesorios de botones destinado a hacer que Echo sea más un dispositivo de entretenimiento; y el Echo Connect: un altavoz de USD 35 que se conecta a la línea fija tradicional y usa tu número de teléfono de casa.

(Archivo)
(Archivo)

Amazon también ha revelado las actualizaciones del Echo, que por cierto no ha visto una revisión desde su lanzamiento, en 2014. Además, ha reducido el tamaño del Fire TV. Aunque todavía ofrece transmisión en 4K, ahora se conecta completamente en la parte posterior del televisor. BMW también anunció que pondrá micrófonos que sean compatibles con Alexa y el asistente de voz en los modelos seleccionados de BMW y Mini de 2018.

La agresiva apuesta para que Alexa esté presente tanto como sea posible puede elevar sustancialmente las expectativas de otras empresas de la competencia, como Google y Apple, que aún no ha lanzado su altavoz inteligente para el hogar (el HomePod).

El vicepresidente de dispositivos de Amazon, Dave Limp, dijo que la compañía ha contratado 5,000 personas para que estén dedicadas a Alexa y a Echo, únicamente para ayudar al desarrollo. Ese enfoque puede explicar cómo Amazon ha podido hacer frente a uno de los mayores obstáculos que enfrenta el hogar inteligente: las dificultades de su configuración.

La complejidad de instalar una casa inteligente: descargar aplicaciones, averiguar qué dispositivos funcionan y con qué servicios, incluso nombrar cada bombilla individual… todo eso ha demostrado ser un obstáculo importante para la adopción de dispositivos inteligentes, incluso cuando las empresas buscan el espacio de forma agresiva.

Limp, sin embargo, mostró cómo Alexa, usando el Echo Plus de USD 149, ahora puede hacer que la configuración de un hogar inteligente sea tan fácil como poner una bombilla. Poco después de girar la bombilla en el zócalo, Echo Plus lo recoge mediante un escaneo de dispositivos inteligentes en la habitación, lo nombra y es capaz de controlarlo en 15 segundos.

Cada versión del Echo de gama alta también se enviará con su propia bombilla Philips Hue, como una estrategia para que más personas prueben la casa inteligente por sí solos.

El hecho de agregar el Echo Plus en el mercado se pone al mismo nivel que los altavoces de Google, que cuestan unos USD 130.

Jess Bezos, creador de Amazon y dueño de The Washington Post (Archivo)
Jess Bezos, creador de Amazon y dueño de The Washington Post (Archivo)

Por otro lado, Amazon ha demostrado que el Echo Spot podría funcionar para aquellos que se sienten cómodos con la idea de utilizar tecnología en su hogar.

La fuerte presión sobre el hardware, a precios relativamente bajos, encaja exactamente con la estrategia de Amazon en el pasado.

"Para Amazon, el hardware es un medio para generar más consumo. La compañía ha dado un impulso con el altavoz y el asistente de voz. Está claramente decidido a maximizar esa ventaja y a utilizarlo para encabezar su movimiento en el interior", remarca Geoff Blaber de CCS Insight.