Sindicatos venezolanos lamentaron la falta de respuesta del régimen de Nicolás Maduro al reclamo salarial

La Confederación General de Trabajadores, la Alianza Sindical Independiente y la Confederación de Trabajadores de Venezuela aseguraron que, pese a sus insistencias, el chavismo “no ha propuesto” montos ni fecha de un aumento de salarios

Guardar

Nuevo

Personas se manifiestan durante una protesta en la que exigen mejoras salariales en Caracas (EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo)
Personas se manifiestan durante una protesta en la que exigen mejoras salariales en Caracas (EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo)

Sindicatos de Venezuela lamentaron este miércoles, en una comunicación dirigida a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la falta de respuesta por parte del régimen a la exigencia de un aumento del salario mínimo -actualmente de unos 5,7 dólares al mes, a la tasa de cambio oficial- e instaron al Ejecutivo a decretar un “ingreso de emergencia”.

En el escrito, la Confederación General de Trabajadores (CGT), la Alianza Sindical Independiente (ASI) y la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) aseguraron que, pese a sus insistencias, el chavismo “no ha propuesto” montos ni fecha de un aumento salarial durante el foro de diálogo social entre el Estado, empleadores y sindicatos, instalado el lunes con el apoyo de la OIT.

Lamentamos que se haya perdido una ocasión de mejorar el paupérrimo salario mínimo que recibe la mayoría de los trabajadores”, dijeron en la comunicación, dirigida a la directora del Departamento de Normas Internacionales del Trabajo, Corinne Vargha; y al director de la Oficina de la OIT para los Países Andinos, Ítalo Cardona.

Protesta de trabajadores públicos venezolanos (EFE/Miguel Gutiérrez)
Protesta de trabajadores públicos venezolanos (EFE/Miguel Gutiérrez)

A juicio de las centrales sindicales, es “imprescindible avanzar en la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores”, ya que con “salarios de hambre no es posible ni la recuperación económica ni la paz social”.

Por esta razón, aseguraron que se requiere un “ingreso de emergencia que atenúe, aunque sea parcialmente, el hambre que está sufriendo” la clase trabajadora.

El pasado lunes, se instaló en el estado Nueva Esparta (noreste) la tercera sesión presencial de este diálogo social que acompaña la OIT y que fue instalado en abril de 2022 para revisar los avances en el cumplimiento de varios convenios relativos al establecimiento del salario mínimo, a la libertad sindical y a la consulta tripartita.

Miles de trabajadores públicos han llevado a cabo múltiples protestas en lo que va de 2023 para exigir un salario que se equipare a la canasta básica de alimentos, que alcanzó en diciembre los 485,06 dólares para una familia de cinco personas, según estimaciones independientes.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo