Juan Guaidó habló ante una multitud en Caracas (REUTERS)
Juan Guaidó habló ante una multitud en Caracas (REUTERS)

"¡Aquí nadie se cansa, nadie se rinde, se despertó Venezuela!", aseguró Juan Guaidó una hora y media más tarde de lo previsto, en la Plaza Bolívar de Chacao, en Caracas, rodeado de miles de personas. El opositor, adelantó que este domingo se conocerá la fecha de "la gran movilización de la semana que viene".

"Venezuela despertó para hacer sus sueños realidad. No solamente van a regresar nuestros jóvenes y el pan a la mesa, vamos a ver nuestros hijos a graduarse en nuestra patria", agregó Guaidó quien también prometió ayuda humanitaria, defender los activos del país "de los corruptos" y reabrir Radio Caracas Televisión, la señal independiente que censuró Hugo Chávez. 

"Pongo mi vida al servicio de Venezuela", dijo ante la multitud.

Aunque Maduro duerma con la banda no es Presidente

"Aunque duerma con la banda no es Presidente", aseguró con ironía luego de enumerar los más de 20 países del mundo que lo reconocen como "Presidente interino" de Venezuela. 

El opositor también anunció que el sábado continuarán las Asamblea Populares y que, a partir del domingo, comenzará una campaña pacífica para difundir la "ley de Amnistía" a los militares que ayuden a "restablecer la democracia". "Descarguen la ley, imprímala y dejensela a su amigo militar, a su familiar militar, déjenla debajo de la puerte del militar que viva en su edificio", pidió.

Según el opositor, es fundamental que los funcionarios de las embajadas venezolanos en los países donde se desconoce a Maduro continúen con su trabajo, por más que el régimen haya ordenado el cierre de sus delegaciones diplomáticas. "Quédense, atiendan a su pueblo. Además, necesitamos que abran los registros internacionales para que en todo el mundo puedan voyar en las elecciones liberes que tendremo", afirmó.

"Muchos hablan de si me van a meter preso o no… Entendiendo que estamos en una dictadura, tenemos que seguir en la calle", reveló. Y agregó: "Aquí estamos con el pecho en la calle". Para él, no se atrevieron a apresarlo porque su juramento fue constitucional. "Golpe de Estado es si me llevan", afirmó.

Finalmente, descartó cualquier posibilidad de diálogo y negó haber negociado con la cúpula chavista.

Guaidó brindó esta conferencia en medio de un clima de alta tensión en Venezuela. Desde que Nicolás Maduro asumió su segundo mandato, el 10 de enero pasado, los opositores venezolanos declararon la "usurpación de la presidencia", obtuvieron gran respaldo internacional y el propio Guaidó, incluso, ya tiene el reconocimiento como presidente interino legítimo de los países del Grupo de Lima, de los EEUU, la UE y Canadá.

MÁS SOBREE STE TEMA: