Once países latinoamericanos repudiaron las muertes por la represión chavista y exigieron que se garantice "el derecho a la manifestación pacífica"

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay firmaron un comunicado conjunto pidiendo que en las marchas del próximo 19 de abril, cuando se movilizarán oficialistas y opositores, no haya represión contra los manifestantes

Compartir
Compartir articulo
 
Como consecuencias de las recientes represiones, seis venezolanos murieron durante las protestas (EFE)
Como consecuencias de las recientes represiones, seis venezolanos murieron durante las protestas (EFE)

Once países latinoamericanos pidieron este lunes a Venezuela que "garantice" el derecho a la manifestación pacífica a dos días de una gran marcha contra el régimen de Nicolás Maduro, a la vez que lamentaron las muertes en protestas anteriores.

"Teniendo en cuenta que para el miércoles 19 de abril se anuncia una jornada de marchas por parte del oficialismo y de la oposición, hacemos un llamado al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela para que garantice el derecho a la manifestación pacífica", dijeron Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay en un comunicado conjunto difundido por Bogotá.

"Nuestros gobiernos reiteran su rechazo a la violencia", agrega el texto.

Los países de la región también realizaron un llamado a la oposición, "para que ejerza con responsabilidad su derecho a manifestarse y así lograr una jornada pacífica donde la gente se exprese con tranquilidad".

Cientos de manifestantes fueron detenidos durante las protestas
Cientos de manifestantes fueron detenidos durante las protestas

"Exhortamos al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela para que rápidamente se definan las fechas para dar cumplimiento al cronograma electoral que permita una pronta solución a la crisis que vive Venezuela y que preocupa a la región", concluye el comunicado.

El próximo miércoles 19 de abril, cuando se conmemora el primer grito independentista venezolano, los manifestantes opositores marcharán para exigir elecciones y respeto a la autonomía del Parlamento, único de los poderes públicos controlado por opositores.

La oposición promete una manifestación multitudinaria, pero el chavismo, para contrarrestar esa concentración, también llamó a sus seguidores a las calles de Caracas.

La actual ola de protestas, opacada por la brutal represión de las fuerzas chavistas, ya dejó seis muertos, decenas de heridos y más de un centenar de detenidos.

La misma estalló el 1 de abril luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se adjudicara las funciones del Parlamento y levantara la inmunidad de los diputados.

LEA MÁS:

Nicolás Maduro aprobó recursos extraordinarios para que "cada miliciano tenga un fusil"