Una nueva canción McCartney-Lennon. Esta vez, la crearon sus hijos

Reportajes Especiales - Lifestyle

Guardar

Nuevo

infobae

Pop and Rock MusicMcCartney, James (1977- )Lennon, SeanLennon, JohnMcCartney, PaulBeatles, ThePrimrose Hill (Song)

James McCartney colaboró con Sean Ono Lennon para "Primrose Hill", una balada con ecos de la estética de los Beatles.

Durante seis décadas, la alianza resumida en el crédito de composición "Lennon-McCartney" ha sido el referente de la música pop. Por eso, la semana pasada los fans se sorprendieron al descubrir un nuevo tema de McCartney y Lennon, aunque no del mismo dúo.

James McCartney, hijo de Linda McCartney y Paul McCartney, de los Beatles, lanzó la canción, "Primrose Hill", el jueves pasado. La ha escrito junto con Sean Ono Lennon, hijo de Yoko Ono y John Lennon, de los Beatles.

James, de 46 años, anunció el single --una balada ensoñadora con ecos del estilo de los Beatles-- en las redes sociales al día siguiente de su lanzamiento. Su lado B, "Beautiful", salió en febrero.

"Con el lanzamiento de esta canción parece que estamos empezando a avanzar y estoy muy emocionado por seguir compartiendo música con ustedes", escribió.

James comenzó a publicar su propia música con un EP de 2010 titulado Available Light, que grabó en parte en Abbey Road. Su primer álbum completo, Me de 2013, fue producido por David Kahne, un exejecutivo discográfico que ha trabajado con The Strokes, Linkin Park, Lana Del Rey y sí, Paul McCartney. (El álbum contaba con la voz, la guitarra y la batería de su padre). Su continuación, The Blackberry Train, salió en 2016. James contribuyó previamente a álbumes de sus dos padres, incluyendo Flaming Pie y Wide Prairie.

A través de un representante, McCartney y Ono Lennon declinaron hacer comentarios sobre la nueva canción.

Paul McCartney, sin embargo, se refirió al nuevo trabajo de su hijo en las redes sociales, y añadió: "Mucho amor para Sean Ono Lennon".

Quizá la reacción más conmovedora al tema, y a la oportunidad y el peso del legado de los Beatles, vino de otro hijo de la banda: el baterista Zak Starkey, quien es hijo del baterista Ringo Starr.

Un observador había comentado con pesar en un post de Instagram de una cuenta no oficial de fans de Paul McCartney: "Qué triste que no puedas tener tu propio camino".

Starkey --un consumado baterista que ha hecho gira con The Who y Oasis-- replicó: "Los Beatles son un muro que no se puede atravesar ni por encima ni por debajo; yo tenía 25 años cuando lo entendí".

Marc Tracy es reportero del Times que cubre arte y cultura. Radica en Nueva York. Más de Marc Tracy