50 años después, así es como encontraron el bajo perdido de Paul McCartney

Reportajes Especiales - Lifestyle

Compartir
Compartir articulo
infobae

Pop and Rock MusicMusical InstrumentsGuitarsLost and Found PropertyMcCartney, PaulEnglandBeatles, The

El emblemático Höfner 500/1 que acompañó a los Beatles a la fama desapareció hace más de medio siglo. Dos periodistas y un experto en Höfner estaban decididos a encontrarlo.

Nadie parecía saber qué le había ocurrido a uno de los bajos más importantes de la historia de la música, aunque en las décadas transcurridas desde su desaparición había habido algunos rumores dramáticos.

¿El bajo Höfner 500/1 que había acompañado a Paul McCartney y a los Beatles a la fama mundial, estaba escondido en una colección privada? ¿Se había enviado en secreto a un millonario admirador de Japón?

Resultó que el bajo estaba juntando polvo en un lugar más humilde: el desván de una casa familiar en East Sussex, Inglaterra. La familia informó sobre la existencia del bajo a finales de septiembre, después de que un par de periodistas y un experto en guitarras iniciaron una nueva campaña para buscarlo en 2023, más de 50 años después de haber sido visto por última vez.

El bajo, que ha sido autentificado por su fabricante, ha sido devuelto a McCartney, según un comunicado publicado en su sitio web el jueves. "Paul está increíblemente agradecido con todos los implicados", señaló el comunicado.

Esto marcó el desenlace de un largo misterio que se había apoderado de los fans de los Beatles, incluido un grupo que unió sus habilidades para ayudar a encontrarlo.

'Inició la Beatlemanía'

El bajo Höfner 500/1 es una parte valiosa de la historia de los Beatles. Se puede oír en grabaciones de canciones legendarias como "Love Me Do", "She Loves You" y "Twist and Shout".

Tras convertirse en el bajista de la banda, McCartney necesitaba desesperadamente un bajo y compró el instrumento en una tienda de música de Hamburgo, Alemania, en 1961.

"Conseguí mi bajo violín en la tienda Steinway del centro de la ciudad", recordó en una entrevista de 1993 con Guitar Magazine. Costaba el equivalente a 30 libras, lo suficientemente económico como para que pudiera comprarlo. "Y una vez que lo compré, me enamoré de él", dijo. "Para ser un bajo ligero y diminuto, tiene un sonido muy rico".

Cuando los "Fab Four" se hicieron famosos, McCartney tocó el Höfner en cientos de conciertos, incluidos los primeros en el Cavern Club de Liverpool, Inglaterra, donde los Beatles conocieron a su futuro mánager, Brian Epstein, y en las grabaciones de los dos primeros discos del grupo.

Una de las últimas veces que se vio el bajo fue en Londres en 1969, en unas imágenes de la banda componiendo su álbum "Let It Be". Poco tiempo después, desapareció.

Los esfuerzos por localizar el bajo se habían estancado hasta el pasado septiembre, cuando dos periodistas y un experto en Höfner reactivaron la búsqueda y pidieron pistas al público.

"Es un instrumento icónico", dijo Nick Wass, consultor semiretirado de Höfner que ha trabajado con McCartney. "Inició la Beatlemanía".

Entre los cientos de respuestas que recibieron hubo algunas pistas prometedoras, contó Scott Jones, un periodista que trabajó en el proyecto junto con su esposa, Naomi Jones.

Un ingeniero de sonido que había trabajado con McCartney recordaba que el bajo se había quedado en la parte trasera de una furgoneta en 1972, y que después unos ladrones accedieron a ella. Otra pista, según Scott Jones, sugería que el bajo había sido robado en el vecindario y luego vendido por un poco de dinero y "algo de cerveza gratis" a Ronald Guest, el propietario de un pub local.

Entonces, a finales de septiembre, la familia del propietario, que vivía en la ciudad de Hastings, al sureste de Inglaterra, se puso en contacto con el estudio de McCartney: ¿Podría ser el instrumento que estaba en su desván el bajo desaparecido?.

'Apenas ha recorrido alguna distancia'

"Pensábamos que este bajo habría emprendido un viaje más glamoroso", dijo Scott Jones, y añadió que, de hecho, la investigación indicaba que la guitarra había permanecido en la misma familia. "En todos estos años, apenas ha recorrido alguna distancia".

Scott Jones dijo que un miembro de la familia Guest había entregado el bajo en el estudio de McCartney en Sussex, Inglaterra.

Las publicaciones en las redes sociales sociales parecían mostrar a Ruaidhri Guest, de 21 años, con el bajo en la mano. No respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios, pero dijo en una publicación el viernes que la familia daría detalles "a su debido tiempo".

Poco después de que apareciera el bajo a finales de septiembre, Wass condujo desde Alemania hasta Inglaterra para ayudar a autentificar que se trataba, de hecho, de ese Höfner.

"Allí estaba, en mis manos", dijo Wass, quien contó que había estado buscando el bajo desde que McCartney preguntó por él hace muchos años. Encontrarlo, dijo, fue "emocionante".

"No tardé más de 10 segundos en saber que era el correcto", dijo Wass, quien mencionó las partes distintivas y el color del bajo zurdo.

El instrumento había sufrido algunos daños, dijo, incluido un mástil agrietado, por lo que debe ser reparado.

Su descubrimiento dejó atónitos incluso a sus buscadores, quienes dijeron que tenían esperanzas, pero que eran realistas sobre sus perspectivas a medida que iban reconstruyendo las pistas a partir de recortes de archivos y pistas. "Nunca asumimos que lo encontraríamos", dijo Jones. "Si tuviéramos que ser sinceros, las probabilidades eran probablemente muy, muy bajas".

También se han desenterrado otros famosos instrumentos perdidos: apareció una guitarra acústica Gibson perteneciente a John Lennon que había estado perdida durante décadas, y se vendió por 2,4 millones de dólares a un comprador anónimo en 2015.

A pesar de las dificultades, el equipo dijo que les movía la determinación de preservar un trozo de la mitología de los Beatles.

"Todos los fans de los Beatles del mundo podrán volver a ver este bajo", dijo Wass. "Espero que Paul McCartney, cuando lo recupere, lo toque para todos nosotros".

Isabella Kwai es reportera de noticias en vivo en la oficina de Londres. Se incorporó al Times en 2017 como parte de la corresponsalía de Australia. Más de Isabella Kwai