Contagiosidad de la variante Delta y niños: expertos responden los interrogantes de los padres

Desde su surgimiento en la India, los investigadores alertaron por la mayor contagiosidad de esta mutación del SARS-CoV-2, y así lo demuestra su rápida expansión por el mundo. ¿Qué se sabe sobre la variante en este grupo? ¿Están en mayor riesgo quienes aún no recibieron vacuna o completaron sus esquemas? ¿Cómo proteger a los más chicos?

"Es muy importante enfatizar que tanto los niños como los adolescentes no están presentando formas graves ni hospitalizaciones ni tienen una mayor mortalidad” (Getty)
"Es muy importante enfatizar que tanto los niños como los adolescentes no están presentando formas graves ni hospitalizaciones ni tienen una mayor mortalidad” (Getty)

La extensión cada vez más veloz de los contagios por la variante Delta del SARS-CoV-2 puso al mundo en alerta. La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que la mutación que ya representa más de tres cuartas partes de los nuevos casos de COVID-19 en muchos países será la predominante en todo el planeta en los próximos meses. Y los propios Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los EEUU admitieron la semana pasada que sus últimos estudios determinaron que las personas vacunadas pueden contagiarse y contagiar a otras personas, aunque ratificaron que las vacunas son altamente efectivas.

Así como se aprendió a esta altura que el virus no sabe de fronteras, por lo que es probable que al igual que ocurrió con la cepa original y las otras variantes, una vez que Delta entra a los países comienza a circular e impactará más desfavorablemente -con mayor riesgo de hospitalización- en la población más vulnerable.

A medida que esto ocurre, las dudas respecto al devenir de la pandemia entre los más chicos, quienes representan los grupos etarios más desprotegidos en cuanto a las vacunas, no tardan en surgir. La vacunación contra el coronavirus de niñas, niños y adolescentes avanza a nivel mundial como estrategia para mejorar la inmunidad de rebaño o para proteger a aquellos menores de 18 años con comorbilidades, pero actualmente sólo se encuentra aprobado el inmunizante de Pfizer para adolescentes y los de Sinovac y Sinopharm a partir de los 3 años aunque sólo en China.

En Argentina la vacuna pediátrica por ahora es solo para niños con factores de riesgo El pasado miércoles 28 de julio, el Ministerio de Salud comenzó a distribuir las vacunas del laboratorio Moderna donadas por Estados Unidos. En esta primera etapa se repartirán 901.040 dosis entre todas las provincias del país y serán destinadas a los adolescentes de 12 a 17 años con condiciones priorizadas.

Sólo las vacunas de Pfizer y Moderna fueron autorizadas de emergencia en menores de 12 a 18 años. China aplica su fórmula de Sinopharm desde los tres años (Getty Images)
Sólo las vacunas de Pfizer y Moderna fueron autorizadas de emergencia en menores de 12 a 18 años. China aplica su fórmula de Sinopharm desde los tres años (Getty Images)

Si bien se conoce también que los menores de edad son menos propensos a desarrollar cuadros severos de COVID-19, y en general hacen formas leves o asintomáticas de la enfermedad, padres alrededor del mundo se preocupan, y preguntan: ¿Qué se sabe sobre esta variante en este grupo? ¿Deben tener los niños algún cuidado especial? ¿Están más expuestos por no estar vacunados? ¿Qué posibilidades hay de que un padre vacunado pueda transmitir la variante Delta a su hijo no vacunado?

“Lo que se viene observando en Reino Unido especialmente, en el contexto de la emergencia de la variante Delta, es que la población juvenil y pediátrica está funcionando como vector de la infección, ya que son los que no están inmunizados con vacunas. Sin embargo, es muy importante enfatizar que tanto los niños como los adolescentes no están presentando formas graves ni hospitalizaciones ni tienen una mayor mortalidad”, señaló a Infobae la médica infectóloga Leda Guzzi, de la comisión de Comunicación de la Sociedad Argentina de Infectología y médica infectóloga de la Clínica Olivos y del Hospital Santa Rosa del partido de Vicente López.

Ante la consulta de este medio, la médica infectóloga María Cecilia Niccodemi (MN 105624), reseñó: “Sabemos que Delta es más contagiosa que el resto de las variantes pero no que provoca enfermedad más severa”.

Respecto a las vacunas, sostuvo que “si bien son efectivas en proteger frente a esta variante en un un porcentaje menor que las variantes anteriores, se puede decir que las personas vacunadas están protegidas”. En ese sentido, resaltó que “los niños es probable que se comporten como población vulnerable al no estar vacunados”.

"Sabemos que Delta es más contagiosa que el resto de las variantes pero no que provoca enfermedad más severa" (Getty)
"Sabemos que Delta es más contagiosa que el resto de las variantes pero no que provoca enfermedad más severa" (Getty)

“No sabemos si las personas que están vacunadas y contraen la infección la pueden transmitir a otros, en este caso a sus hijos, por eso es importante que para proteger a los niños todos los adultos estén vacunados y los niños sigan manteniendo las medidas de cuidado, de distanciamiento, lavado de manos y uso de mascarillas en espacios cerrados como lo venían haciendo hasta ahora”, destacó la especialista del staff del Centro Médico Doctor Stamboulian y Sanatorio La Trinidad San Isidro.

En este punto, Guzzi aclaró que “la población pediátrica y juvenil no fue un objetivo inicialmente priorizado para la vacunación en ninguna parte del mundo, ya que la infección por el coronavirus suele presentarse en forma leve en la inmensa mayoría de los casos, y sólo muy pocas personas presentan formas graves, incluso la tan temida complicación del síndrome inflamatorio multisistémico después de la enfermedad COVID-19″.

Delta es una de las variantes de preocupación catalogadas por la OMS y está presente hoy en 124 países. Es hoy uno de los ítems que más preocupan a la comunidad científica y a la población mundial. La mutación ya es dominante en Europa y los EEUU y ahora hay preocupación en la región de Latinoamérica, donde la permeabilidad de las fronteras es más difícil de controlar.

SEGUIR LEYENDO