Rosas extraterrestres: así lucen las flores cultivadas en la Estación Espacial

La NASA compartió una imagen en donde se observan las flores que típicamente se regalan en San Valentín

Las rosas son un regalo típico de la temporada (Foto: REUTERS/Luisa Gonzalez)
Las rosas son un regalo típico de la temporada (Foto: REUTERS/Luisa Gonzalez)

Fue hace seis años cuando por primera vez la NASA informó que cultivaría plantas en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). Gracias a su exitosa práctica, en la actualidad sabemos que no solo hay legumbres, sino también rosas espaciales.

Fue el astronauta Kjell Lindgren quien por primera vez en la historia aplicó el sistema de crecimiento de plantas Veggie, a través del programa de investigación llamado Producción de Alimentos y Nutrición de Astronautas.

En esta época de San Valentín en la que se regalan rosas a personas especiales, resulta curioso saber cómo crecen las plantas y flores en la ISS.

Aunque es normal saber que se pueden cultivar plantas en el espacio, nunca deja de asombrar el trabajo que los astronautas hacen para lograrlo.

Rosas extraterrestres cultivadas por la NASA (Foto: NASA)
Rosas extraterrestres cultivadas por la NASA (Foto: NASA)

Cómo se cultivan la rosas en el espacio

Las rosas son rojas, las violetas son azules... pero, irónicamente, ninguna de las dos crecería muy bien sin la luz roja y azul”, dijo la NASA en una reciente publicación en donde se observa el lugar en donde van creciendo las flores.

“Estas longitudes de onda son esenciales para el crecimiento de las plantas, por lo que a menudo verá un tono rosado-púrpura proveniente de las luces LED utilizadas para cultivar plantas en la Estación Espacial”, añadió la NASA.

Según declaró en el pasado Gioia Massa, investigadora de la NASA, “cultivar una planta floral es un reto mayor que cultivar una planta vegetativa como la lechuga” debido a las condiciones de iluminación y otros parámetros ambientales.

Cabe recordar que además de las condiciones especiales de luz, usan hidroponia como sistema de cultivo, ya que irónicamente no tienen tierra para colocar a las semillas.

Foto externa del ISS (Foto: NASA/Roscosmos/Handout via REUTERS/File Photo/File Photo)
Foto externa del ISS (Foto: NASA/Roscosmos/Handout via REUTERS/File Photo/File Photo)

Esta técnica consiste en situar los cultivos sobre el agua que está enriquecida con nutrientes y minerales. Las raíces quedan sumergidas en el agua mientras que un soporte deja afuera a la planta.

Inicialmente, se comenzó con el proyecto de cultivar plantas en el espacio con el objetivo de facilitar la alimentación de las tripulaciones en futuras misiones de larga duración. No se descarta que para el 2030 una misión tripulada vaya a Marte y se beneficie de los cultivos extraterrestres, no obstante, aunque no lleguen al planeta rojo, los visitantes del espacio podrían hacerlo.

En diciembre del 2020 se reportó una gran noticia, pues la astronauta de la NASA Kate Rubins cosechó los primeros rábanos cultivados a bordo de la Estación Espacial Internacional.

Ansari sostiene una planta cultivada en el Módulo de Servicio Zvezda de la Estación Espacial Internacional (Foto cortesía de la NASA)
Ansari sostiene una planta cultivada en el Módulo de Servicio Zvezda de la Estación Espacial Internacional (Foto cortesía de la NASA)

Su experimento Plant Habitat-02 probó que los rábanos que crecen en diferentes tipos de luz y suelos como parte de los esfuerzos en curso para producir alimentos en el espacio. Los rábanos se utilizan porque son nutritivos, crecen rápidamente y son genéticamente similares a Arabidopsis, una planta que se estudia con frecuencia en microgravedad.

“Los rábanos son un tipo de cultivo diferente en comparación con las verduras de hoja que los astronautas cultivaban anteriormente en la estación espacial, o el trigo enano que fue el primer cultivo cultivado en la APH”, dijo en un comunicado Nicole Dufour, gerente del programa APH de la NASA en el Centro Espacial Kennedy.

Los sofisticados sistemas de control suministran agua, mientras que las cámaras de control y más de 180 sensores en la cámara permiten a los investigadores del Centro Espacial Kennedy de la NASA monitorear el crecimiento de las plantas, así como regular los niveles de humedad, temperatura y concentración de dióxido de carbono (CO2).

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR