Una aeronave eléctrica con ocho hélices y una cápsula central de dos metros de diámetro. Así es IFO, la nave voladora desarrollada por Jet Capsule.

Su estética es similar a la de un OVNI, pero a diferencia de esos vehículos, éste sí está identificado, se sabe su origen. Por eso se llama IFO, que son las siglas en inglés para Objeto Volador Identificado.

Luego de dar a conocer un prototipo de casa flotante con una estructura similar, ahora la compañía italiana reveló su innovadora propuesta para conquistar los cielos.

Esta suerte de drone, diseñado por Pierpaolo Lazzarin, tiene una cápsula rodeada por un disco de fibra de carbono, donde podría trasladar hasta dos pasajeros.

El vehículo, que tiene una dimensión total de 4,70 metros, está potenciado por ocho motores eléctricos y podría alcanzar una velocidad de hasta 190 kilómetros por hora.

Aterriza por medio de seis pies retráctiles y la batería tiene una autonomía de entre 60 y 70 minutos.

En el último tiempo varias compañías comenzaron a desarrollar sistemas de transporte por aire.

La compañía china EHang, con sede en Beijing, diseñó un taxi drone capaz que se puede operar íntegramente de manera remota.

Sin dudas esto es apenas el comienzo de lo que pronto podría convertirse en una tendencia: el traslado aéreo por las ciudades.

¿Reemplazarán estos drones a los automóviles? Quizás sólo se trate de una opción más dentro de las múltiples variables de transporte, con el fin de mejorar el tráfico en un universo cada vez más congestionado.

LEA MÁS: