El fotógrafo del príncipe William y Kate Middleton reveló detalles de la polémica postal navideña de la familia

Errores de edición en la fotografía han generado toda clase de críticas

Compartir
Compartir articulo
Josh Shinner, fotografo encargado de la postal navideña de la familia del príncipe William, compartió varios detalles de su experiencia retratándo a la realeza (Créditos: Instagram/@princeandprincessofwales)
Josh Shinner, fotografo encargado de la postal navideña de la familia del príncipe William, compartió varios detalles de su experiencia retratándo a la realeza (Créditos: Instagram/@princeandprincessofwales)

El conocido fotógrafo Josh Shinner ha compartido detalles exclusivos sobre la sesión de fotos que protagonizaron el príncipe William y su esposa Kate Middleton junto a sus hijos para su tarjeta navideña anual. La imagen, que destacó por su sencillez en contraste con la ostentocidad característica de la realeza, ha capturado de manera única a la familia real, generando toda clase de comentarios.

Shinner calificó la experiencia como una de las sesiones más relajadas y divertidas que ha tenido como fotógrafo, agregando a la anécdota que los hijos de la pareja real le proporcionaron un nuevo repertorio de bromas. En sus redes sociales, el fotógrafo incluso compartió un boceto inicial del grupo familiar, argumentando que dibujar rostros no era su fuerte, especialmente el de tan distinguidos sujetos.

Josh Shinner compartió en sus redes el boceto de la postal navideña de William y Kate (Créditos: Instagram/Josh Shinner)
Josh Shinner compartió en sus redes el boceto de la postal navideña de William y Kate (Créditos: Instagram/Josh Shinner)

“Hace tiempo que dejé de intentar dibujar caras, y sentí que intentar dibujar al Príncipe de Gales era algo que sólo podía acabar en un fracaso estrepitoso, pero éste fue el punto de partida para la composición final”, explicó Shinner en sus redes sociales.

Aunque muchos seguidores le pidieron compartir las chistes que aprendió de los niños reales, Shinner optó por guardar esos momentos para sí mismo, creando un halo de misterio alrededor de su intercambio con los príncipes.

El retrato en blanco y negro muestra a la familia en vestimentas a juego de blanco y negro con los niños incluidos: el príncipe George de diez años y el príncipe Luis de cinco, junto a la princesa Charlotte, de ocho. Aunque el parecido con años anteriores es evidente, con tomas igualmente informales y dinámicas, este año se ha notado una dosis mayor de sobriedad.

El público, además, no ha tardado en analizar cada detalle de la imagen, razón por la que la controversia se generó. Usuarios de redes notaron que al príncipe Luis le faltaba el dedo medio en la fotografía, además de otras inconsistencias como la falta de agujetas en los tenis de los niños y la “falta de una pierna” de Kate.

En la postal del príncipe de Gales se le borró un dedo a Louis, el hijo menor del heredero al trono (Créditos: Instagram/princeandprincessofwales)
En la postal del príncipe de Gales se le borró un dedo a Louis, el hijo menor del heredero al trono (Créditos: Instagram/princeandprincessofwales)

Ante las críticas y las burlas, voceros de la corona británica se han pronunciado, y en contraste con la actitud tan estricta que han tomado en diversos temas, al parecer esta foto no ha sido tema de debate en el palacio de Buckingham.

No es un montaje fotográfico. Aparece como si [Luis] solo hubiera doblado su dedo. ¡Ciertamente no ha perdido un dedo así que no hay que preocuparse!”, declaró la fuente.

La familia fue fotografiada en Windsor a principio de este año por Shinner, quien ha trabajado con caras famosas como Florence Pugh, Jodie Comer y Sam Smith. Al publicar la foto, el Palacio de Kensington expresó que el Príncipe y la Princesa de Gales estaban muy complacidos de compartir esta nueva imagen de su familia.

Los reyes de Inglaterra también presentaron su postal navideña de 2023 (Créditos: Instagram/theroyalfamily)
Los reyes de Inglaterra también presentaron su postal navideña de 2023 (Créditos: Instagram/theroyalfamily)

La tradición de la tarjeta navideña de la familia real continúa siendo una mezcla de formalidad y espontaneidad, reflejando con cada entrega un poco más sobre su visión y personalidad ante el público. Prueba de ello es que, mientras la familia del Príncipe William posó en una fotografía destacada por su minimalismo, los reyes de Inglaterra presentaron una postal navideña con la temática de la coronación de Carlos III. Como era de esperarse, las críticas llegaron de inmediato, sobre todo contra la reina consorte Camila, a quien los británicos se niegan a ver como su monarca.