Gobierno de Pedro Castillo acepta renuncia de Gino Dávila como presidente ejecutivo de EsSalud

La salida de Dávila de EsSalud se da días después de que el presidente de la República fuese ‘pifiado’ en las afueras del hospital Rebagliati.

Guardar

Nuevo

Composición: Infobae.
Composición: Infobae.

Este viernes 04 de octubre, el Poder Ejecutivo aceptó la renuncia al cargo de presidente ejecutivo del Seguro Social de Salud (EsSalud) de Gino José Carlos Dávila Herrera, quien presidió dicha institución desde enero de este año.

A través de la Resolución Suprema N°020-2022-TR publicada en una edición extraordinaria del Diario Oficial El Peruano, el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) aceptó la renuncia de Dávila Herrera y le extendió las gracias al médico por los servicios prestados.

Gino Dávila también ocupada el puesto de representante del Estado ante el Consejo Directivo del Seguro Social de Salud, cargo que también dejará, según se manifiesta en la normativa.

En su artículo 2, el texto precisa que la aceptación tiene efecto a partir del 5 de noviembre de 2022. Añade, además, que “la presente Resolución Suprema es refrendada por el Ministro de Trabajo y Promoción del Empleo”, Alejandro Salas Zegarra.

El documento publicado lleva también la firma del presidente de la República, Pedro Castillo Terrones.

Es necesario recordar que, este hecho se lleva a cabo luego que el pasado jueves el jefe de Estado fuese abucheado en las afuera del Hospital Edgardo Rebagliati Martins por un grupo de pacientes y familiares.

El mandatario había llegado hasta ese lugar para la ceremonia realizada esta mañana por el 64 aniversario del establecimiento médico, de EsSalud, ubicado en el distrito de Jesús María.

“¡Fuera, corrupto!”, fue una de las frases que los manifestantes lanzaron contra Castillo Terrones. El vídeo que registró el momento circuló por todas las redes sociales en cuestión de pocos minutos.

Ante esta situación y para evitar que los manifestantes lleguen hasta donde se encontraban las autoridades; un grupo de policías armaron un cordón, aunque esto no impidió que la gente lance reclamos e insultos con el profesor chotano.

¿Por qué reclamaban?

Las investigaciones de la Fiscalía contra el presidente Pedro Castillo por presuntos hechos de corrupción en su gobierno no es el único tema por el que mandatario pierde cada vez más la aceptación, también está la ineficiencia en su gestión para atender las solicitudes de estos sectores por lo que causa malestar.

Una mujer que se encontraba en las inmediaciones del lugar reclamó la falta de equipos médicos. “Me están mandando a atenderme al privado (clínica), ¿qué está haciendo el gobierno? ¿por qué no traen equipos?”, expresó.

Pedro Castillo le responde a sus críticos

Durante su intervención en la ceremonia, el jefe de Estado no pudo evitar hablar de la situación, pero lejos de hacer mea culpa, despreció la actitud de los manifestantes e incluso los habría llamado “ladrones” y “corruptos”.

“Pero los retos son más allá de lo que gritan afuera, ¿saben por qué?, porque hoy no tienen espacio para robarle a este pueblo. Hoy los que gritan afuera ya no tienen la oportunidad de aquellas cúpulas inmensas, donde antes tenían todo y ¿en qué condiciones han dejado hoy al pueblo?”, refirió.

A su salida del establecimiento, el presidente evitó dar sus declaraciones a la prensa nacional. El mandatario permaneció escoltado por su seguridad y se retiró en medio de las pifias de los manifestantes.

Sobre la declaración del presidente, el sociólogo Sandro Venturo mencionó en El Comercio que “decir que quienes gritan son los que ya no pueden robarle al pueblo es una manera bastante torpe de excusarse. Claramente, es una salida no pensada del presidente, que es poco atinado”.

SIGUE LEYENDO

Más Noticias

MÁS NOTICIAS