¿Cómo denunciar un caso de maltrato infantil en Perú?

Conoce dónde y cómo puedes presentar una denuncia sobre violencia física o psicológica contra un menor de edad.

El abuso infantil es un patrón de maltrato o comportamiento abusivo que se dirige hacia el niño y que afecta los aspectos físico, emocional y/o sexual, así como una actitud negligente hacia el menor.
El abuso infantil es un patrón de maltrato o comportamiento abusivo que se dirige hacia el niño y que afecta los aspectos físico, emocional y/o sexual, así como una actitud negligente hacia el menor.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables actualizó el proceso de denuncia de casos de maltrato infantil en el año 2020, según se conoció en la plataforma única del Estado Peruano. En ella, se comparten datos valiosos para poder tomar acciones frente a cualquier tipo de vulnerabilidad a este sector de la población.

Siguiendo la data reunida por GIN Perú, de enero a julio del 2020, se registró 131,317 casos, de los cuales, el 67% representa la violencia sexual en niños, niñas y adolescentes, el 28% por violencia psicológica y 27% por violencia física entre 18 a 59 años, de los cuales, 76% fueron mujeres.

¿QUÉ ES MALTRATO INFANTIL?

Según la investigación de PAHO, define lo siguiente: un niño es maltratado o abusado cuando su salud física o mental o su seguridad están en peligro, ya sea por acciones u omisiones llevadas a cabo por la madre o el padre u otras personas responsables de sus cuidados, produciéndose el maltrato por acción, omisión o negligencia. Andrea San Martín: estos son los audios que demuestran presuntos maltratos hacia su hija

CLASIFICACIÓN

El abuso infantil es un patrón de maltrato o comportamiento abusivo que se dirige hacia el niño y que afecta los aspectos físico, emocional y/o sexual, así como una actitud negligente hacia el menor, a partir de la cual se ocasiona amenaza o daño real que afecta su bienestar y salud.

El maltrato infantil se puede clasificar en maltrato por acción (físico, abuso fetal, maltrato psicológico o emocional, abuso sexual) y maltrato por omisión (abandono físico y negligencia o abandono educacional).

¿CÓMO HACER UNA DENUNCIA DE MALTRATO INFANTIL?

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, a través de las Unidades de Protección Especial (UPE), brinda atención inmediata y especializada a las niñas, niños y adolescentes en situación de riesgo o desprotección familiar.

Si eres testigo o conoces algún caso en el cual se presuma la vulneración de los derechos fundamentales de una niña, niño o adolescente, puedes llamar gratuitamente a la Línea 1810 y hacer tu denuncia.

También puedes hacerlo a través de comisarías, la DEMUNA y la Línea 100 o en las oficinas de la Dirección de Protección Especial en Jr. Camaná N° 616- Mezanine- Cercado de Lima.

PROCESO DE LA DENUNCIA

1. Una vez recibida la llamada o notificado el hecho, se tomarán los datos para desarrollar las acciones necesarias. De ser el caso, se realizará una visita al lugar de los hechos para verificar la situación de la niña, niño o adolescente.

2. Si se demostrara que él o ella se encuentra en situación de desprotección familiar, se realizarán las coordinaciones con la Fiscalía de la Nación y la Policía Nacional del Perú, para retirar al niño y llevarlo a la Unidad de Protección Especial.

3. El menor de edad pasará por los exámenes correspondientes y se contactará a algún familiar que pueda hacerse cargo del niño provisionalmente para evaluarlo legal, psicológica y socialmente.

4. En el caso se demuestre que la situación no pone el riesgo la integridad ni los derechos de la niña, niño o adolescente, se hará un informe y se brindará la orientación y apoyo necesario.

¿CÓMO AYUDAR A LAS VÍCTIMAS DEL MALTRATO?

El mejor apoyo que se puede brindar es identificando los casos de maltrato, realizando intervenciones en las situaciones detectadas, derivar y /o denunciar los casos de maltrato a los organismos pertinentes.

¿SABÍAS QUÉ...?

El maltrato infantil incluye una serie de ofensas que van de los extremos de la violación y el asesinato, hasta la más sutil e insidiosa negación de amor. Un niño que crece sin esperar nada sino un entorno hostil aprenderá a vivir dentro de estos límites y adaptara su comportamiento de tal forma que no traiga la mínima agresividad. Tales niños aprenden desde época temprana a procurar la complacencia de cualquier adulto con el que puedan entrar en contacto como forma de protegerse a sí mismos.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR