¿Los gatos se preocupan por sus tutores?

Gozan de fama de indiferentes e independientes. Sin embargo, un estudio científico demuestra todo lo contrario

Compartir
Compartir articulo
Según un estudio, los gatos domésticos forman vínculos con sus dueños de manera similar a los bebés y a los perros
Según un estudio, los gatos domésticos forman vínculos con sus dueños de manera similar a los bebés y a los perros

Los gatos tienen fama de ser animales bastante independientes y desapegados a las personas, a diferencia de los perros, por ejemplo, que expresan sus sentimientos y emociones de forma mucho más abierta y evidente.

Los perros son considerados fieles y de estrecha vinculación mientras que los gatos históricamente fueron ubicados en la vereda opuesta.

Sin embargo, y contra toda creencia popular, según un nuevo estudio de la Universidad de Oregon, los gatos domésticos forman vínculos con sus dueños de manera similar a los bebés y a los perros.

Un grupo de investigadores en conducta felina realizó una prueba con gatos para determinar el tipo de apego que estos tenían con respecto a sus dueños y el resultado es que sí se preocupan por ellos, que tiene necesidad de vincularse afectivamente y crean dependencia.

De acuerdo con el estudio, los gatos que mostraron apego seguro tenían comportamientos de tranquilidad (Getty)
De acuerdo con el estudio, los gatos que mostraron apego seguro tenían comportamientos de tranquilidad (Getty)

La experiencia consistió en colocar al gato y al dueño en una habitación completamente desconocida para ambos durante dos minutos, dejándolos separados durante otros dos minutos y luego reintroducirlos durante dos minutos más.

Pasado este tiempo, cuando su dueño regresó, más de la mitad de los gatos mostraron signos de estar menos estresados.

Su conducta demostró atención y necesidad de vínculo entre la persona y su entorno, manifestando lo que se conoce como apego seguro.

Entre otros felinos que participaron en el estudio, no más del 35%, se comportaron de forma insegura, es decir, mostraron rasgos de evasión, con indicadores de apego inseguro, como mover la cola y lamerse los labios.

Los gatos que mostraron apego seguro tenían comportamientos de tranquilidad. Sin embargo, los gatos con apego inseguro se manifestaban mucho más intranquilos, nerviosos y estresados.

Se realizó una prueba con gatos para determinar el tipo de apego que tenían con respecto a sus dueños y el resultado es que se preocupan por ellos
Se realizó una prueba con gatos para determinar el tipo de apego que tenían con respecto a sus dueños y el resultado es que se preocupan por ellos

La gran mayoría de los gatos se clasificaron como unidos de forma segura a sus tutores y una minoría como unidos de forma insegura.

La investigación indica que cuando los gatos viven en un estado de dependencia con un humano, ese comportamiento de apego es flexible y la mayoría de los gatos usan a los humanos como fuente de referencia, vínculo y consuelo.

El Prof. Dr. Juan Enrique Romero @drromerook es médico veterinario. Especialista en Educación Universitaria. Magister en Psicoinmunoneuroendocrinología. Ex Director del Hospital Escuela de Animales Pequeños (UNLPam). Docente Universitario en varias universidades argentinas. Disertante internacional.

SEGUIR LEYENDO: