Taiwán detuvo a un ex miembro de la Armada china que llegó a Taipéi a bordo de una lancha

La Guardia Costera confirmó que el hombre, de 60 años y apellido Ruan, se entregó a las autoridades sin poner resistencia

Guardar

Nuevo

Taiwán detuvo a un ex miembro de la Armada china que llegó a Taipéi a bordo de una lancha (REUTERS/ARCHIVO)
Taiwán detuvo a un ex miembro de la Armada china que llegó a Taipéi a bordo de una lancha (REUTERS/ARCHIVO)

Taiwán arrestó a un exmiembro de la Armada china que llegó a Taipéi a bordo de una lancha con la posible intención de poner a prueba las capacidades defensivas de la isla, informaron este martes fuentes oficiales taiwanesas.

El suceso ocurrió el pasado domingo por la mañana, cuando la Guardia Costera de Taiwán (CGA) detectó la incursión de una “lancha sospechosa” a seis millas náuticas (once kilómetros) de la costa de Tamsui, al norte de la capital, de acuerdo a un comunicado difundido por el organismo.

La embarcación ingresó posteriormente en el río Tamsui, que fluye por el oeste de la ciudad, y colisionó con varios barcos en la terminal de ferris del distrito; los agentes de la CGA confiscaron la lancha -registrada en China- y detuvieron “inmediatamente” al hombre, que se encuentra bajo investigación judicial.

Según imágenes difundidas por la CGA, el detenido, un hombre de 60 años de apellido Ruan, se entregó a las autoridades sin poner resistencia.

La Guardia Costera de Taiwán confirmó que el suceso tuvo lugar el pasado domingo (REUTERS/ARCHIVO)
La Guardia Costera de Taiwán confirmó que el suceso tuvo lugar el pasado domingo (REUTERS/ARCHIVO)

En declaraciones a los medios de comunicación, la ministra del Consejo de Asuntos Oceánicos de Taiwán, Kuan Bi-ling, aseguró este martes que se trataba de un individuo “elegante” y “bien vestido”, con experiencia en la Armada china y como capitán de barco.

A lo largo del último año hubo 18 casos similares a este, la mayoría de ellos en las islas periféricas de Taiwán, señaló la funcionaria, quien no descartó que sea un intento deliberado de las autoridades chinas por probar los mecanismos de respuesta de la isla ante incursiones marítimas.

“A juzgar por la acumulación de casos a largo plazo, no podemos descartar que esto se trate de una prueba”, aseveró Kuan, que admitió “negligencias” en el manejo del caso por parte de las autoridades isleñas.

En esta misma línea se pronunció el ministro taiwanés de Defensa, Wellington Koo, al advertir que este incidente podría constituir un nuevo ejemplo de las tácticas en “zona gris” empleadas por China para presionar a Taiwán“Estas tácticas en ‘zona gris’ siempre han existido y, por supuesto, debemos hacer las aclaraciones pertinentes. Tenemos que mantener siempre la vigilancia y no descartamos la posibilidad de emprender contramedidas”, manifestó Koo.

La ministra del Consejo de Asuntos Oceánicos de Taiwán, Kuan Bi-ling (REUTERS/ARCHIVO)
La ministra del Consejo de Asuntos Oceánicos de Taiwán, Kuan Bi-ling (REUTERS/ARCHIVO)

El río Tamsui está considerado como un punto estratégico al actuar como puerta de entrada a Taipéi, en donde se encuentran la Oficina Presidencial y las sedes de las instituciones más importantes de Taiwán.

De hecho, el Ejército taiwanés realiza frecuentes maniobras en el estuario del río Tamsui, el puerto de Taipéi y la playa de Bali -el “triángulo de defensa” de la capital- para probar la capacidad defensiva de estas ubicaciones, indicó la agencia estatal de noticias CNA.

En declaraciones a este medio, Su Tzu-yun, investigador del Instituto de Investigación de Seguridad y Defensa Nacional (INDSR), consideró poco probable que Ruan recorriese los 200 kilómetros que separan China de Taiwán en una lancha rápida, e indicó que lo más seguro es que su embarcación fuese lanzada por otra de mayor tamaño a mitad de camino.

(Con información de EFE)

Guardar

Nuevo