Una pareja recuperó el anillo de bodas que había perdido en un lago hace más de 25 años

David Allen lo perdió mientras estaba en un muelle de Hartwell, Carolina del Sur, en el año 1998

Guardar

Nuevo

La búsqueda del anillo duró cuatro días 
(FOTO:NOTICIAS WYFF 4/YOUTUBE)
La búsqueda del anillo duró cuatro días (FOTO:NOTICIAS WYFF 4/YOUTUBE)

Una pareja logró recuperar el anillo de bodas que había perdido después de más de dos décadas. David Allen extravió su anillo de oro mientras se encontraba en el muelle de la casa de su hermano cerca del lago Hartwell en Carolina del Sur en 1998. El anillo resbaló de su dedo, rebotó en el muelle y desapareció en las aguas profundas del lago.

Una historia de amor

La historia de la pérdida del anillo y su recuperación es un testimonio conmovedor de amor. David y Lisa Allen se conocieron en la universidad y se casaron en 1990. Sin embargo, su matrimonio enfrentó desafíos. En 1998, Lisa solicitó el divorcio debido al abuso de alcohol de David. Fue en ese difícil periodo que David perdió su anillo de bodas mientras estaba en el muelle, un hecho que agregó complicaciones a la conflictiva situación que enfrentaban.

Más de dos décadas después del incidente, la vida les dio a los Allen una oportunidad inesperada. La pareja, que se había reencontrado tras años de separación, decidió intentar lo que parecía imposible: recuperar el anillo perdido. Contactaron a Lake Hartwell Divers, una empresa de buceo propiedad de Jeremy Robinson. Después de cuatro días de búsqueda intensa, los buzos lograron lo que se creía imposible y hallaron el anillo.

La pareja se reunió años después de su divorcio en 1998 (Imagen Ilustrativa Infobae)
La pareja se reunió años después de su divorcio en 1998 (Imagen Ilustrativa Infobae)

Robinson, el jefe de los buzos, al hablar con el canal de televisión WYFF 4, expresó su satisfacción por haber contribuido a este reencuentro y dijo: “Significa mucho para él y su familia, así que significó mucho para nosotros ayudarlo a recuperarlo”.

Repercusiones

Lake Hartwell Divers relató los detalles de lo sucedido en su grupo público de Facebook y destacó su misión de brindar servicios de búsqueda y rescate profesionales y efectivos. La compañía se dedica a apoyar a la comunidad local en varias formas, desde proporcionar chalecos salvavidas a niños hasta realizar asistencia en emergencias médicas y recuperación de artículos perdidos en los lagos de la región.

Lisa dejó un emotivo comentario en una de las publicaciones de Robinson, agradeciendo profundamente el esfuerzo y dedicación del equipo que decía: “Jeremy, estuviste increíble y tu arduo trabajo va más allá de todo lo que podríamos haber imaginado. Muchas gracias por encontrar nuestro anillo”.

En una entrevista con Fox Carolina, Lisa y David compartieron sus reflexiones sobre esta segunda oportunidad en su relación. Lisa comentó: “Ambos teníamos mucho que aprender y creo que hemos llegado a ese punto en el que hemos aprendido todo y tenemos la oportunidad de hacerlo correctamente”. Para David, el redescubrimiento del anillo tiene un significado simbólico profundo. “Antes de que me pusieran el anillo, yo no era el marido que debería haber sido. Y ese anillo fue básicamente bautizado y hoy soy una persona diferente. Es una nueva vida, es como nacer de nuevo”, dijo.

Los buzos tuvieron que hacer varias bajadas por día para encontrar el anillo (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los buzos tuvieron que hacer varias bajadas por día para encontrar el anillo (Imagen Ilustrativa Infobae)

El caso de los Allen no es un caso aislado. En enero del mismo año, otra historia similar tuvo lugar en Carolina del Sur. Una mujer perdió su anillo de bodas mientras tiraba materiales reciclables en un contenedor en un centro de reciclaje. Gracias al esfuerzo conjunto de los supervisores y miembros del equipo del centro, el anillo de oro blanco fue encontrado y devuelto a su dueña.

El anillo, una vez perdido en las profundidades del lago Hartwell, ahora brilla nuevamente en el dedo de David, simbolizando su nueva vida y la segunda oportunidad que ambos han decidido abrazar. Esta historia demuestra que lo que parece perdido para siempre tiene posibilidades de ser recuperado.

Guardar

Nuevo