Los países de la OTAN que comparten frontera con Rusia establecerán un “muro de drones” para prevenir “provocaciones”

Mientras Moscú avanza en Ucrania, las seis naciones que limitan con Moscú instalarán vehículos autónomos “desde Noruega hasta Polonia”

Guardar

Nuevo

Un hombre tira de un carro con piezas de un dron Leonard en el exterior de un pabellón de la 30ª Exposición Internacional de la Industria de Defensa en Kielce, Polonia (REUTERS/Kacper Pempel)
Un hombre tira de un carro con piezas de un dron Leonard en el exterior de un pabellón de la 30ª Exposición Internacional de la Industria de Defensa en Kielce, Polonia (REUTERS/Kacper Pempel)

Los seis países de la OTAN limífrofes con Rusia erigirán “un muro de drones” para prevenir “provocaciones” en la frontera, anunció el jueves el gobierno lituano. El proyecto se elaboró debido al incremento de las preocupaciones por temas de seguridad desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania, hace más de dos años.

“Esto es algo completamente nuevo, un muro de drones que se extiende desde Noruega hasta Polonia, con el objetivo de usar drones y otras tecnologías para proteger nuestras fronteras”, declaró la ministra lituana del Interior, Agne Bilotaite, a la agencia de prensa BNS.

“No sólo con infraestructuras físicas, sistemas de vigilancia, sino también con drones y otras tecnologías, que nos permitirían protegernos de las provocaciones de países no amigos y evitar el contrabando”, agregó.

La ministra lituana del Interior, Agne Bilotaite, visita el puesto fronterizo entre Lituania, Polonia y Bielorrusia cerca de Kapciamiestis, Lituania, el 26 de noviembre (REUTERS/Janis Laizans)
La ministra lituana del Interior, Agne Bilotaite, visita el puesto fronterizo entre Lituania, Polonia y Bielorrusia cerca de Kapciamiestis, Lituania, el 26 de noviembre (REUTERS/Janis Laizans)

Además de desplegar drones para vigilar la frontera, los países también utilizarían sistemas anti drones para detener los vehículos aéreos no tripulados enemigos.

De los 32 miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), seis tienen fronteras con Rusia: los tres Estados bálticos (Lituania, Letonia y Estonia), así como Finlandia, Noruega y Polonia. Desde que Rusia inició una invasión a gran escala de Ucrania en febrero de 2022, Finlandia y Suecia han entrado en la OTAN.

Países del Báltico reaccionan con cautela a supuesta propuesta rusa para revisar frontera marítima

El mar Báltico, que da acceso marítimo a la ciudad de San Petersburgo y al enclave de Kaliningrado, está prácticamente rodeado por miembros de la OTAN (REUTERS/Janis Laizans)
El mar Báltico, que da acceso marítimo a la ciudad de San Petersburgo y al enclave de Kaliningrado, está prácticamente rodeado por miembros de la OTAN (REUTERS/Janis Laizans)

Los líderes de la región del mar Báltico reaccionaron con cautela esta semana a los reportes de que Rusia podría revisar los límites de sus aguas territoriales en la zona, y el ministro de Exteriores de Lituania dijo que se trata de una “escalada evidente” que debe recibir una “respuesta adecuadamente firme”.

En el borrador de propuesta reportado por varios medios rusos, el Ministerio de Defensa sugiere actualizar las coordenadas utilizadas para medir la franja de aguas territoriales desde su costa continental y la de sus islas en el Báltico. Las actuales se aprobaron en 1985, según el ministerio, que apuntó que se “basan en los mapas de navegación náutica a pequeña escala” y no se corresponden con la “situación geográfica moderna”.

El documento no aclaraba si los cambios propuestos desplazarían la frontera o la aclararían.

El primer ministro de Suecia, Ulf Kristersson, dijo que Moscú firmó en su día una convención de Naciones Unidas que regula cómo se realizan ese tipo de cambios. “Tanto nosotros como Finlandia asumimos que Rusia — que es parte firmante de esa convención — cumple con esa responsabilidad”, indicó, de acuerdo con la agencia noticiosa sueca TT.

Si los rusos desafían las fronteras, “entonces Rusia viola una convención de la ONU, entonces Rusia tendrá a todo el mundo en su contra”, indicó la ministra finlandesa de Exteriores, Elina Valtonen, según la televisora finlandesa YLE. Sin embargo, añadió que probablemente se tratarse de un acto rutinario y no de una provocación.

Por su parte, el presidente de Finlandia, Alexander Stubb, escribió en la red social X que Moscú no se ha contactado con su país al respecto. “Finlandia actúa como siempre: con calma y basándose en los hechos”, manifestó.

También en X, el ministro de Exteriores de Lituania, Gabrielius Landsbergis, dijo que el Kremlin estaba “intentando sembrar el miedo, la incertidumbre y la duda sobre sus intenciones en el mar Báltico”. Los últimos avances de las tropas rusas en el noreste de Ucrania han generado una gran preocupación en Lituania.

De acuerdo con un reporte de Baltic News Service, Lituania convocó al representante diplomático ruso en el país para pedirle explicaciones detalladas.

Pero la agencia noticiosa rusa Interfax citó más tarde el miércoles a una fuente diplomática militar no identificada que afirmó que Moscú no tiene intención de revisar la frontera ni la anchura de sus aguas territoriales.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo ante reporteros que en la propuesta del Ministerio de Defensa no había “nada político”.

“Ustedes ven cómo aumentan las tensiones y el nivel de confrontación, especialmente en la región del Báltico. Esto requiere medidas apropiadas por parte de nuestros órganos competentes para garantizar nuestra seguridad”, aseguró el vocero.

El mar Báltico, que da acceso marítimo a la ciudad de San Petersburgo y al enclave de Kaliningrado, está prácticamente rodeado por miembros de la alianza militar.

Kaliningrado está ubicado entre Lituania, al norte y al este, y Polonia, al sur. Es la sede de la flota rusa del Báltico.

(Con información de AFP y AP)

Guardar

Nuevo