La historia de la mamá alce que mató a un hombre que intentaba fotografiar a sus crías

Dale Chorman, el muerto, tenía 70 años y vasta experiencia en la vida silvestre

Guardar

Nuevo

Las autoridades no pudieron determinar si las heridas letales fueron causadas por patadas, pisoteos, o una combinación de ambas (Flickr)
Las autoridades no pudieron determinar si las heridas letales fueron causadas por patadas, pisoteos, o una combinación de ambas (Flickr)

El intento de fotografiar a dos crías de alce recién nacidas terminó en tragedia para Dale Chorman, un hombre de 70 años residente de Homer, una ciudad de Alaska, Estados Unidos: fue mortalmente atacado por la madre alce. El pasado domingo, mientras Chorman caminaba entre la maleza cerca de su casa, sufrió un ataque que terminó en su muerte, informaron las autoridades el lunes.

Según Austin McDaniel, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Alaska, Chorman y un amigo, cuyo nombre no fue revelado, se encontraban explorando los alrededores cuando encontraron a las crías de alce. “Mientras caminaban entre la maleza buscando al alce, fue cuando el alce atacó a Dale”, declaró McDaniel según AP.

El ataque ocurrió mientras los dos hombres intentaban escapar del área al ver a la madre de las crías. Sin embargo, Chorman fue derribado, y las autoridades no pudieron determinar si las heridas letales fueron causadas por patadas, pisoteos, o una combinación de ambas. Los médicos declararon muerto a Chorman en el lugar.

Incidentes previos de ataques de alces subrayan peligro en temporada de cría en Alaska (Facebook: Rutt-The Central MN Moose on the Loose/Bernie Stang)
Incidentes previos de ataques de alces subrayan peligro en temporada de cría en Alaska (Facebook: Rutt-The Central MN Moose on the Loose/Bernie Stang)

Reacción del hijo

El hijo de Chorman, Nathan Spence-Chorman, compartió en redes sociales su dolor y aclaró que su padre era alguien familiarizado con la vida silvestre y no un imprudente aventurero. “Dale murió en su propiedad, caminando por el bosque con un querido amigo, en busca de una gran fotografía. Esta era su actividad favorita”, aclaró Nathan en un posteo en sus redes sociales. “Dale tenía mucha experiencia con la vida silvestre. Estaba íntimamente familiarizado con la naturaleza y no era ingenuo acerca de sus peligros”, sentenció.

Nathan, explicó que su padre comprendía los riesgos y que lo ocurrido fue un desafortunado accidente en un entorno natural: “El alce, obviamente, no tiene la culpa. La madre alce no necesita morir. Ella solo estaba protegiendo a su descendencia”.

Comportamiento de los alces

Alaska cuenta con una población humana de aproximadamente 737.000 personas y cerca de 200.000 alces. Aunque estos animales suelen ser pacíficos, pueden volverse extremadamente agresivos y protectores, especialmente durante la temporada en que nacen a sus crías.

Dale Chorman, un experimentado aventurero, murió por un ataque de un alce en Alaska (Facebook: Rutt-The Central MN Moose on the Loose/Becky Graba)
Dale Chorman, un experimentado aventurero, murió por un ataque de un alce en Alaska (Facebook: Rutt-The Central MN Moose on the Loose/Becky Graba)

“La temporada de parto de los alces es el momento en el que definitivamente hay que darles espacio adicional”, comentó McDaniel. Y aseguró: “Las hembras con crías serán algunos de los alces más agresivos con los que entrarás en contacto”.

El sitio web del Departamento de Pesca y Caza del estado explica que los alces son tranquilos, salvo que se los provoque. Sin embargo, las hembras son especialmente protectoras de sus crías y atacan a cualquier humano que se acerque demasiado. “La gente no debería asustar a los animales ni interponerse entre la madre y sus crías. Esos alces se volverán impredecibles y trabajarán para proteger a sus crías a cualquier precio”, advirtió McDaniel.

Para dimensionar, los alces son los miembros más grandes de la familia de los ciervos. Una hembra adulta puede llegar a pesar hasta 363 kilos, mientras que un macho grande puede pesar el doble, según el Departamento de Pesca y Caza de Alaska. Estos animales pueden alcanzar una altura de casi 1,8 metros.

"El alce no tiene la culpa", dice el hijo de la víctima tras el accidente fatal (Facebook: Rutt-The Central MN Moose on the Loose/Jacquie Rohr)
"El alce no tiene la culpa", dice el hijo de la víctima tras el accidente fatal (Facebook: Rutt-The Central MN Moose on the Loose/Jacquie Rohr)

Incluso este no es el primer incidente de este tipo en Alaska. En 1995, un alce mató a golpes a un hombre de 71 años en el campus de la Universidad de Alaska en Anchorage. Los testigos relataron que los estudiantes habían estado lanzando bolas de nieve y acosando al alce y a su cría, lo que provocó la reacción violenta del animal.

Debido a la necesidad de abordar incidentes como el ataque fatal de Chorman, el Departamento de Pesca y Caza de Alaska trabaja en colaboración con las autoridades policiales para evaluar si el alce, responsable del ataque, representa un riesgo para la seguridad pública. Los agentes de vida silvestre de Anchor Point acudieron a la escena para investigar el incidente.

Guardar

Nuevo