El Ejército de Israel efectuó bombardeos aéreos al sur del Líbano y destruyó instalaciones terroristas de Hezbollah

Las Fuerzas de Defensa atacaron un puesto de observación en la zona de Al Adaisa y dos edificios militares vinculados al grupo armado en la zona de Al Khyam

Guardar

Nuevo

El Ejército de Israel efectuó bombardeos aéreos al sur del Líbano y destruyó instalaciones terroristas de Hezbollah (REUTERS)
El Ejército de Israel efectuó bombardeos aéreos al sur del Líbano y destruyó instalaciones terroristas de Hezbollah (REUTERS)

El Ejército de Israel confirmó este domingo la realización de operativos aéreos contra infraestructuras militares de Hezbollah en Líbano. Según la información proporcionada por las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), los ataques nocturnos se dirigieron a varios puntos estratégicos vinculados al grupo terrorista.

Durante la noche, aviones de combate de la Fuerza Aérea han atacado varios objetivos terroristas en Líbano”, anunciaron las FDI en una publicación en la red social X.

Las Fuerzas de Defensa señalaron en su comunicado que, “en uno de los ataques se identificó a un terrorista que operaba desde una estructura militar de la organización terrorista Hezbollah en la zona de Tir Harfa”, en el sur del país, y que “aviones de combate atacaron y destruyeron la estructura en un rápido círculo”.

Además, las FDI atacaron otros objetivos, entre los que se encuentran “un puesto de observación en la zona de Al Adaisa y dos edificios militares vinculados a Hezbollah en la zona de Al Khyam”, según explicaron en la misma red social.

El sábado, el Ejército israelí l Ejército destruyó un lugar de lanzamiento de cohetes en el área de Beit Hanoun, en el norte de la Franja de Gaza, desde donde se habían detectado ataques contra la localidad israelí de Sderot.

También detalló que sus tropas abatieron a un presunto miliciano en un enfrentamiento en el centro del enclave.

Estas operaciones han tenido lugar en el marco de los enfrentamientos entre el Ejército israelí y el partido-milicia chií Hezbollah --respaldado por Irán y que cuenta con un importante peso político en Líbano-- desde el 8 de octubre, un día después de los ataques perpetrados por Hamas contra territorio israelí, que se saldaron con 1.200 muertos.

La tensión en Medio Oriente alcanzó su ápice el 13 de abril, cuando Irán lanzó por primera vez un ataque contra Israel desde su propio territorio, con unos 350 drones y misiles interceptados en su gran mayoría con ayuda de Estados Unidos y otros países aliados.

Irán afirmó que se trataba de una represalia por el bombardeo del consulado iraní en Damasco, el 1 de abril, atribuido a Israel, que mató a siete miembros de la Guardia Revolucionaria iraní, dos de ellos con el grado de general.

El jefe de Hamas, Ismail Haniyeh, se reunió en Estambul con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en momentos en que Qatar afirma querer “reexaminar” su papel de mediador en el conflicto.

Israel está determinado a invadir Rafah, donde se hacinan 1,5 millones de palestinos, en su gran mayoría desplazados por la guerra, pese a los llamamientos de la comunicad internacional que teme una catástrofe humanitaria.

Las tensiones amenazan con propagarse a otros frentes.

La Autoridad Palestina informó que “reconsiderará” sus relaciones con Estados Unidos, tras el veto de Washington a la admisión de Palestina como miembro pleno de la ONU.

Israel indicó por su lado que convocaría a los embajadores de los países que votaron a favor del reconocimiento de Palestina.

“Es vital que los palestinos actúen con unidad en este proceso. La respuesta más fuerte a Israel y el camino hacia la victoria pasan por la unidad y la integridad”, declaró Erdogan al concluir ese encuentro, de más de dos horas.

(Con información de EFE, AFP y Europa Press)

Guardar

Nuevo