Al menos 18 heridos tras un ataque de Hezbollah contra una base israelí cerca de la frontera con El Líbano

Entre las personas lesionadas, uno se encuentran en estado crítico, mientras que otros recibieron atención por heridas de diversa consideración. El grupo terrorista reinvindicó el bombardeo

Guardar

Nuevo

Hezbollah atacó una base israelí

18 personas resultaron heridas tras el impacto de un presunto dron lanzado desde Líbano en un centro comunitario de la aldea Arab al-Aramshe, situada en la frontera norte, el miércoles. Las fuerzas armadas y los servicios médicos confirmaron el incidente, que ha suscitado preocupaciones sobre una escalada en las tensiones en la región. Hezbollah se ha adjudicado la autoría del atentado, que tenía como blanco, según sus declaraciones, una instalación utilizada por el ejército israelí.

El ataque, que se produjo en horas de la mañana, las FDI informaron que 14 de los 18 heridos son soldados, mientras que 6 se encuentran en estado grave, dos muestran heridas leves y otros dos está fuera de peligro. Una de las víctimas civiles está en estado crítico, mientras que los otros recibieron atención por heridas de diversa consideración. El servicio de ambulancia Magen David Adom (MDA) desplegó equipos de respuesta rápida que catalogaron a una de las víctimas con heridas de moderadas a graves y a las ocho restantes, lesiones leves. Este servicio de emergencia se ha mantenido en alerta frente a la posibilidad de nuevos ataques.

Hezbollah, el grupo terrorista que opera en Líbano, ha reivindicado la responsabilidad del lanzamiento del dron, argumentando que el objetivo era un edificio ocupado por fuerzas militares de Israel para operaciones con misiles guiados y drones equipados con explosivos. Este incidente marca un nuevo capítulo en el histórico conflicto entre Israel y Hezbollah, aumentando la tensión en la ya volátil frontera entre ambos territorios.

La comunidad internacional ha seguido de cerca los desarrollos en la región, llamando a todas las partes a la contención para evitar una escalada mayor que podría tener implicaciones más amplias para la estabilidad en Medio Oriente. Este incidente subraya la fragilidad de la paz en la zona y el potencial para un conflicto de mayor envergadura si no se manejan con cautela las hostilidades entre Israel y las facciones militares en Líbano.

Hezbollah, respaldado por Irán, dijo que lanzó un ataque con drones y misiles contra una base israelí este miércoles en respuesta a los ataques que mataron a tres combatientes de su grupo el día anterior.

Israel y Hezbollah, aliado de Hamas, han estado intercambiando disparos transfronterizos casi a diario desde que el grupo terrorista palestino atacó el sur de Israel el 7 de octubre, desencadenando una guerra en la Franja de Gaza.

Un soldado israelí observa una escena, después de que se informara que había personas heridas, en medio de las hostilidades transfronterizas en curso entre Hezbollah y las fuerzas israelíes, cerca de Arab al-Aramashe en el norte de Israel el 17 de abril de 2024. REUTERS/Avi Ohayon
Un soldado israelí observa una escena, después de que se informara que había personas heridas, en medio de las hostilidades transfronterizas en curso entre Hezbollah y las fuerzas israelíes, cerca de Arab al-Aramashe en el norte de Israel el 17 de abril de 2024. REUTERS/Avi Ohayon

Pero el incidente del miércoles marcó el tercer día consecutivo en que Hezbollah ataca a personas y causa heridos en Israel, con altas tensiones regionales después de que Irán lanzara un ataque directo contra Israel durante el fin de semana en represalia por la operación atribuida a las Fuerzas de Defensa que abatió a siete altos cargos de la Guardia Revolucionaria iraní consulado de Teherán en Damasco.

Hezbollah dijo que lanzó “un ataque combinado con misiles guiados y drones explosivos contra un nuevo centro de comando de reconocimiento militar en Arab al-Aramshe”, una aldea de mayoría árabe en el norte de Israel.

El ataque se produjo “en respuesta al asesinato por parte del enemigo de varios combatientes de la resistencia en Ain Baal y Shehabiya” el martes, dijo el movimiento.

Magen David Adom, el equivalente israelí de la Cruz Roja, dijo que seis personas resultaron heridas después de un ataque en Galilea Occidental.

Los seis heridos son “hombres de unos 30 años, entre ellos: uno está en estado grave”, dijeron los socorristas en X, antes Twitter.

El ejército israelí dijo que “se identificaron varias lanchas desde el Líbano cruzando hacia el área de Arab al-Aramshe”, y agregó que alcanzaron el origen del fuego.

El martes, Israel dijo que sus ataques en el sur del Líbano mataron a dos comandantes locales de Hezbollah y a otro operativo, y el grupo respaldado por Irán dijo que tres de sus miembros murieron cuando lanzó cohetes en represalia.

Las autoridades locales israelíes dijeron que tres personas resultaron heridas en un ataque desde el Líbano ese mismo día.

El lunes, Hezbollah atacó a tropas israelíes con artefactos explosivos, hiriendo a cuatro soldados que cruzaron hacia territorio libanés, el primer ataque de este tipo en seis meses de enfrentamientos.

La violencia ha matado al menos a 368 personas en el Líbano, en su mayoría combatientes de Hezbollah, pero también al menos a 70 civiles, según un recuento de la AFP.

En Israel, el ejército dice que 10 soldados y ocho civiles han muerto cerca de la frontera norte desde que comenzaron las hostilidades.

Decenas de miles de civiles han huido de sus hogares a ambos lados de la frontera, y la violencia alimenta los temores de un conflicto total entre Hezbollah e Israel, que entró en guerra por última vez en 2006.

(Con información de AFP)